hospimedica2

Policía Nacional destapa que los Mozos de Escuadra utilizaron ‘fondos reservados’ para gastos encubiertos

carls puigdemont mossos desquadra 655x368

Los agentes de la Comisaría General de Información de Cataluña han entregado este lunes a la juez Carmen Lamela el informe sobre el contenido de los documentos que la policía catalana trató de quemar y que también revelan los presuntos seguimientos a políticos

Los Mozos de Escuadra utilizaron 'fondos reservados' sin amparo legal para sus actividades económicas encubiertas. Esta es la principal conclusión del informe entregado este lunes por agentes de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) de Cataluña a la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que investiga las presuntas actividades ilegales de la policía autonómica catalana y de su anterior máximo responsable, el 'mayor' Jose Luís Trapero.

Los agentes autonómicos que habrían utilizado estos "fondos de reptiles", siempre según las fuentes policiales citadas, fueron los integrantes de la Unidad Central de Respuesta Operativa (UCRO), un grupo "muy selecto" que se integra en la Comisaría de información de los Mozos de Escuadra, en el estarían destinados al menos 80 mozos de escuadra independentistas radicalizados y especialmente involucrados con el procés, unidad que al parecer tras la aplicación del 155 habría sido disuelta.

En concreto, el dinero que los Mozos gastaban al margen del control legal se nutría de partidas que los jefes de la policía autonómica habrían abonado a los agentes de la UCRO para que desarrollaran sus actividades secretas, que fuentes policiales llegan a calificar de forma gráfica como "chapuzas".

Además, el análisis del contenido de los documentos que la Policía Nacional impidió que se quemaran en la incineradora de Sant Adrià del Besòs confirma que los agentes del cuerpo autonómico realizaron seguimientos a dirigentes políticos en Cataluña.

Estos papeles les vinculan, asimismo, con labores de protección del referéndum del 1-O, pese a que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) les ordenó impedir la votación.

Entre esa documentación que pretendían destruir, la Policía Nacional también halló archivos relacionados con la extinta agencia de detectives Método 3, que elaboró decenas de informes sobre los principales personajes de la vida política, económica y social de Cataluña a petición de sus clientes.

Informe preliminar

Este segundo informe, pues la Policía ya había enviado semanas antes uno preliminar, ha unificado todas las pesquisas sobre las actividades presuntamente delictivas de los Mozos, como por ejemplo los trabajos desarrollados por la unidad de élite de la policía catalana, pero también sobre su inacción en el referéndum del 1 de octubre.

El dosier policial, que fue encargado por la propia juez Lamela tras interceptar la Policía Nacional la furgoneta cerca de la incineradora de San Adrian del Besòs, no está totalmente concluido, ya que todavía se están analizando varios documentos interceptados en el vehículo, que ha permanecido inmovilizado en la sede catalana de la Comisaría General de Información desde el 26 de octubre, un día antes de que Carlos Puigdemont realizara la Declaración Unilateral de Independencia (DUI).

Sin embargo, la policía autonómica ha desmentido de forma rotunda que hayan espiado a políticos y ha afirmado que estas acusaciones no están probadas: "No es cierto que los Mozos hayan espiado a políticos", aseguró a la Agencia Efe una portavoz del cuerpo de la policía autonómica.

Los documentos sin embargo demostrarían que los agentes del cuerpo autonómico si habrían realizado seguimientos a dirigentes del PP en Cataluña, de Sociedad Civil Catalana, de Ciudadanos e incluso a dirigentes sindicales de los propios Mozos de Escuadra.

Denuncia contra los Mossos

Por su parte, Sociedad Civil Catalana (SCC) estudia denunciar a los Mozos de Escuadra por el supuesto espionaje a dirigentes políticos y sindicales, como el exlíder de esta entidad Josep Ramón Bosch, lo que ve como un "abuso de poder" propio de un "régimen totalitario" que no tolera la discrepancia.

SCC advierte de que es "inaceptable" que en un sistema democrático haya "encargos de espionaje", como el que, según algunas informaciones periodísticas, hicieron los Mozos al exdirigente de la entidad Josep Ramón Bosch y un dirigente del Sindicato de Policías de Cataluña.

También habrían denunciado sindicatos policiales de Mozos de Escuadra a la Dirección del Cuerpo autonómico por esos espionajes a sus lideres sindicales.


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar