hospimedica2

3000 agentes de Mozos de Escuadra podrían ser denunciados ante los tribunales por inacción el 1-O

Dos Mozos de Escuadra separatistas

Interior denuncia en los tribunales los primeros 150 casos de inacción de los Mozos. Según fuentes policiales podrían llegar a 3000 los mozos investigados.

 La Policía Nacional y la Guardia Civil han judicializado ya 150 informes sobre actuaciones presuntamente delictivas de los Mozos de Escuadra durante la votación del 1-O.

Según ha informado EL MUNDO, ya se habrían concluido decenas de estos informes y se siguen preparando más, documentados con vídeos en la mayoría de las denuncias y con sus protagonistas identificados.

Estos casos ya cerrados forman parte de una actuación mucho más amplia que, según algunas fuentes policiales, podría llegar hasta los 3.000 agentes investigados de la Policía autónoma catalana, todos ellos por su inacción y, en algunos casos, posibles delitos de obstrucción a la Justicia durante la votación que terminó dando pábulo al Parlament para proclamar la independencia.

Las primeras informaciones de la actuación de los Mozos llegaron con los partes policiales que se recibieron el mismo 1-O y los días siguientes desde los distintos grupos de agentes que recorrieron los colegios electorales. Allí, muchos miembros de la Policía y la Guardia Civil vieron personalmente actuaciones de los Mozos que podrían haber sido delictivas por incumplir las órdenes de la Fiscalía y el TSJ de Cataluña de impedir el referéndum.

Esos informes se han ido concentrando en los altos mandos de los dos cuerpos de seguridad hasta que finalmente se han enviado al TSJ de Cataluña, que podrá repartirlos a los diversos decanatos de los juzgados de instrucción catalanes. Además, agentes especializados en delitos telemáticos han colaborado para localizar vídeos o imágenes que documentasen esa inacción e identificar a sus responsables.

En los primeros momentos se pensó en remitir esos informes a la Audiencia Nacional, donde la juez Carmen Lamela investiga el presunto delito de sedición que, entre otros, afecta al ya ex Mayor de los Mossos, Jose Luís Trapero.

Sin embargo, por el momento hay dos trabas importantes para que estos casos individualizados terminen formando parte de las diligencias por sedición. La primera, el propio hecho de que hasta la fecha la magistrada no ha ampliado la investigación al 1-O, sino que se ha quedado en los sucesos de los días previos, aunque eso podría cambiar en el corto plazo.

El segundo escollo es mayor. Según fuentes judiciales consultadas por este diario, la Fiscalía de la Audiencia Nacional no es partidaria de incluir casos concretos de agentes de calle de los Mossos en esta causa, ya que la persecución de la sedición se entiende que debe ir contra sus responsables, es decir, contra los mandos o, como ya ha ocurrido, contra los presidentes de ANC y Òmnium. Además, incluir en ese mismo sumario muchas actuaciones individualizadas podría dilatar el proceso años.

En consecuencia, fuentes cercanas al caso explicaron a este diario que se ha optado por enviar todo al TSJ, que podrá repartirlo al decanato del partido judicial que corresponda, para que sean los juzgados de instrucción catalanes los que decidan qué hacer con cada caso. Es posible, incluso, que los jueces opten por inhibirse a favor de la Audiencia Nacional, pero en ese caso es más que probable que se encuentren con un informe en contra de la Fiscalía.

Según los datos actuales, la Policía Nacional tiene ya más de un centenar de informes terminados y enviados a los juzgados, mientras que la Guardia Civil, por su parte, ronda el medio centenar.


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar