hospimedica2

La Juez Lamela decreta prisión sin fianza para Jorge Sánchez y Jorge Cuixart, líderes de ANC y Òmnium

audiencia nacional jorges prision incondicional sin fianza

La juez, que no atendió la petición de cárcel formulada contra Trapero, ya apunta en un primer auto en el que se refiere al jefe policial que los responsables de ANC y Òmnium desplegaron esos dos días una actividad fundamental en la movilización de las masas y "se erigieron como interlocutores de las concentraciones". Afirmaron, destaca, "que podían mover los miembros de la concentración para sus fines".

Ambos, subidos a un coche de Guardia Civil, llamaron a la "movilización permanente", agrega. Sànchez ha sido el primero en declarar y a continuación ha sido el turno de Cuixart, responsable de Òmnium, que no ha preferido no responder en la comparecencia. Ambos actuaron como dinamizadores esos días "a favor del referéndum y en contra de las actuaciones ordenadas judicialmente para impedirlo".

Lamela pone de manifiesto que la finalidad inmediata de las personas que protagonizaron estos actos estuvo orientada a impedir que funcionarios de la administración de Justicia y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "pudieran desarrollar sus funciones en cumplimiento de la ley y de las resoluciones dictadas por una autoridad en el seno de un procedimiento judicial".

El objetivo último era conseguir la celebración del referéndum y, con ello, la proclamación de una república catalana, independiente de España. "Eran conscientes de que desarrollaban una actuación al margen de las vías legales impidiendo la aplicacion del ordenamiento jurídico en su conjunto y, en particular, de la norma fundamental de todos los españoles, la Constitución, anticipaba la juez.

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha enviado a prisión incondicional sin fianza, como pedía la Fiscalía, a los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y de Òmnium Cultural por su implicación en los disturbios sucedidos en Barcelona, el pasado 20 de septiembre, en el marco de los registros judiciales que se llevaron a cabo en la Consejería de Economía catalana, según confirmaron a este diario fuentes jurídicas.

Atendiendo al auto de medidas cautelares que la juez tomó para el jefe de los Mossos, Josep Lluís Trapero, y su teniente Teresa Laplana -ambos en libertad-, Sànchez y Cuixart "se erigieron como interlocutores de la concentración" [lea en PDF el auto de la juez Lamela sobre Trapero y Laplana].

Lamela no pasa por alto que Sànchez y Cuixart afirmaron a los guardias civiles encargados de los operativos del 20 de septiembre que "podían mover a los miembros de la concentración para sus fines". Sin embargo, "nunca" aceptaron las opciones que los agentes encargados de la seguridad ciudadana proponían para evitar o disminuir los riesgos.


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar