hospimedica2

La juez deja a Trapero en libertad con medidas cautelares por el delito de sedición

393

La jueza Carmen Lamela rechaza la prisión incondicional reclamada por la Fiscalía para el mayor de los Mozos de Escuadra y le deja en libertad sin necesidad de fianza, aunque le impone medidas cautelares al atribuirle un delito de sedición.

Las medidas cautelares impuestas han sido de de comparecer quincenalmente en el juzgado más cercano, retirada de pasaporte, prohibición de salida del territorio español, indicación de un teléfono de contacto donde esté localizable "inmediatamente" e indicación de una persona para que reciba cualquier tipo de notificación. La magistrada, por tanto, no ha seguido el criterio de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que había solicitado prisión incondicional para el mayor del cuerpo policial de Cataluña.

La Fiscalía pedía prisión incondicional para el mayor de los Mozos tras comparecer ante la juez. Por expreso deseo de sus abogados, Jose Luís Trapero ha acudido este lunes a la Audiencia Nacional vestido de paisano. Traje gris, corbata azul y gesto serio, el mayor de los Mossos ha sido interrogado por su “papel ejecutor”, según la Guardia Civil, en la hoja de ruta independentista

La juez Carmen Lamela ha rechazado antes la petición de la Fiscalía, que reclamaba la prisión provisional eludible bajo una fianza de 40.000 euros para la intendente de los Mozos, Teresa Laplana, al término de su declaración. La magistrada ha acordado su libertad sin fianza alguna, no obstante, ha fijado medidas cautelas como la prohibición de abandonar territorio nacinal y la obligación de comparecer periódicamente en los juzgados más cercanos.

Los líderes de la ANC y Òmnium, Jorge Sànchez y Jorge Cuixart, han entrado entre los gritos de “traidores” y “golpistas” de varias personas apostadas en la aledaña calle Génova, y vitoreados ya a la puerta de entrada por diputados de ERC, PdCat y En Comú Podem, que exclamaban a coro “no esteu sols”: “no estáis solos”.

El mayor de los Mossos, Jose Luís Trapero, los líderes de la ANC y de Òmnium, Jorge Sànchez y Jorge Cuixart, y la intendente de los Mozos, Teresa Laplana son los cuatro imputados a los que se suman las declaraciones de tres testigos, dos guardias civiles y la secretaria judicial que fueron asediados por una multitud de personas el pasado 20 de septiembre en la Consejería de Economía.

Serán interrogados por la Fiscalía y la juez Lamela por ese informe de la Guardia Civil, que destaca la “flagrante inacción” de los Mozos a la hora de ejecutar la orden de clausurar los colegios e incautar las urnas el pasado 1 de octubre. Ese informe atribuye a Trapero un “papel ejecutor” en la hoja de ruta de la independencia, y sostiene que la pasividad de los Mozos obedece a un plan premeditado que solo podía proceder del mayor Trapero, en conexión directa con los miembros del comité estratégico de la secesión, Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Jorge Sànchez y Jorge Cuixart. A estos dos últimos, el informe otorga un papel “esencial” en la hoja de ruta independentista.

La Fiscalía estudiará qué medidas cautelares solicita al finalizar los interrogatorios. Desde la retirada del pasaporte a las comparecencias periódicas en el juzgado y hasta la prisión provisional, medida que se plantea atendiendo a la gravedad de la pena reclamada por el delito de sedición, de hasta 15 años de cárcel si quien lo comete es autoridad, y entre 8 y 10 años de prisión en caso contrario.


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar