hospimedica2

Guardias civiles y policías nacionales, víctimas de la inacción del Gobierno, piden la dimisión de Zoido

zoido 770x434

Este lunes se celebraba el día de los Ángeles Custodios, patrones de la Policía. El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, en su discurso en Sevilla dejaba clara la postura del Gobierno: “hicisteis lo que debíais, honrar el uniforme”.

No contento con estas declaraciones, dirigidas a Policía Nacional, pero válidas para Guardia Civil, siguió metiendo el dedo en la herida al explicar que “Los únicos responsables son quienes con un comportamiento arbitrario, irresponsable e ilegal han generado un clima de crispación y desobediencia llevando a los catalanes al borde del precipicio”. Pero ni una palabra de apoyo o un mensaje de mejorar las condiciones en la que los agentes en Cataluña están desarrollando su trabajo.

Zoido sabía ya que los hoteles están desalojando a los agentes ante la presión política y del sector separatista de los vecinos. Pero no dijo una sola palabra al respecto. También conocía el acoso al que han sido sometidos los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desde que llegaron a Cataluña para defender la legalidad. Tampoco hubo una sola palabra de apoyo, mucho menos tomó medidas.

Desde primera hora del domingo, el ministro Zoido estaba puntualmente informado de la actuación de los Mozos de Escuadra, colaboracionista con la consulta ilegal. Y no tomó una sola medida. Solamente se supo algo de él cuando los agentes, tras las críticas manipuladas por separatistas y algunos medios que les compran los argumentos, recibieron la orden de no utilizar sus defensas reglamentarias salvo en casos extremos.

Ante este comportamiento, la reacción de los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional no podía ser otro que la crítica al máximo responsable político de ambos cuerpos. La Gaceta ha podido saber, de fuentes policiales, que son muchos los foros de ambos cuerpos en los que ya se exige la dimisión del ministro por “haber abandonado a su suerte a los que hemos venido a Cataluña a defender la legalidad”.

Este diario se ha puesto en contacto con agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil para tantear el sentimiento que hay dentro de los cuerpos que están soportando el peso de la legalidad en Cataluña. Las opiniones varían desde el asombro por la inacción del Ejecutivo hasta la solicitud de que se asuman responsabilidades políticas.

Coinciden en señalar que “tras años de mala gestión del problema en Cataluña por parte de los políticos, ahora pretenden que lo solucionemos nosotros en un solo día”, quien habla así es un agente destinado en una UIP, que continúa explicando “estamos preparados y dispuestos para cumplir con las órdenes, pero necesitamos que los responsables políticos respalden nuestra actuación”.

En la Guardia Civil los ánimos son muy similares. Un miembro de los GRS -los antidisturbios del Instituto Armado-, no duda en explicar que “no hay un solo compañero que no opine igual, el ministro Zoido debería habernos apoyado. Está claro que ahora quieren que nosotros quedemos como los malos. Pero igual que aquí hay un grupo de población que nos acosa y le gustaría vernos fuera, en el resto de España hemos sentido el apoyo de los civiles. Un apoyo que no nos están dando las autoridades políticas”. Este mismo agente asegura que “para tener un ministro así, que deje el cargo y de paso a alguien que sí que quiera que solucionemos la situación”.

Mientras tanto, los foros policiales siguen ardiendo con críticas a los políticos y exigencias de dimisión.


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar