La Fiscalía General del Estado ha dado instrucciones para que la Policía Nacional, la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra, en su condición de policía judicial, impidan la celebración del referéndum independentista del 1-O interviniendo cualquier instrumento necesario para la preparación o desarrollo de la consulta (censo, papeletas, urnas…).