Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

El teleférico de las cataratas del Niágara tiene sabor español

  • Escrito por ONE MAGAZINE

foto-teleferico-niagara-torres-quevedo thumb 615

Autoridades canadienses y una delegación de España en Canadá conmemoraron el pasado 8 de agosto los 100 años desde la apertura del teleférico que sobrevuela las cataratas del Niágara, diseñado por el inventor español Leonardo Torres Quevedo.

El teleférico de las cataratas del Niágara (Canadá), conocido como 'Spanish Aerocar', cumplió este lunes 100 años. Fue obra del ingeniero cántabro Leonardo Torres Quevedo, quien ya había patentado el teleférico en 1887 en el valle de Iguña (Cantabria), pero que tuvo que esperar hasta 1907 para verlo instalado por primera vez, en San Sebastián.

Según el folleto que se repartió durante su inauguración, el 'Spanish Aerocar' realiza un recorrido 539 metros (que dura ocho minutos y medio), y llega a acercarse a 46 metros del agua en su zona de menos altura. En el acto estuvieron los propietarios bilbaínos de la empresa que se había creado para este fin, la 'Niagara Spanish Aerocar Company'.

Inicialmente, Torres Quevedo había planeado que el teleférico comunicara territorio canadiense con EE.UU., pero algunos problemas diplomáticos lo impidieron Finalmente, trasladó su obra de ingeniería a 4 km de donde había previsto inicialmente su instalación, colocándola justo encima de un remolino, y trazando un recorrido entre los puntos Colt y Thomson de la orilla de Canadá.

El 'Whirlpool Aerocar' tiene capacidad para transportar a 35 pasajeros, desplazando una polea por un cable con un extremo fijo y el otro atado a una contrapeso. Gracias a su motor de 50 CV, realiza ininterrumpidamente esta operación a una velocidad de 7 km/h. En estos 100 años, ha transportado a más de 10 millones de turistas sin sufrir un solo accidente.

A la celebración de este lunes acudió el embajador español en Canadá, Carlos Gómez-Múgica Sanz, acompañado por varios descendientes de Torres Quevedo.

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones