Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

hospimedicalpatrocinador

IMPLANTACIÓN DEL SISTEMA MÉTRICO EN LA ESPAÑA DEL SIGLO XIX

  • Escrito por Redacción

medidas

REAL DECRETO fijando los plazos en que ha de establecerse en la Península e islas adyacentes el sistema métrico decimal de pesas y medidas

MINISTERIO DE FOMENTO 19 de Junio de 1867

EXPOSICIÓN A S.M.

SEÑORA:

    “La ley de 19 de Julio de 1849, al disponer que en todos los dominios españoles hubiera un solo sistema de medidas y pesas, cuya unidad fundamental fuera el metro, encomendó al Gobierno que procediera á verificar la relación de las actualmente usadas en los diversos puntos de la Monarquía con las nuevas, y publicar los equivalentes de aquellas en valores de éstas; remitiendo á todas las capitales de provincia y de partido una colección competa de los diferentes marcos de las nuevas pesas y medidas, á fin de que, extendiendo progresivamente el nuevo sistema, quedara establecido para las dependencias del Estado y de la Administración provincial ántes de 1.º de Enero de 1853, siendo obligatorio para todos los españoles en igual época de 1860.

    ElGobierno, auxiliado eficazmente por la Comisión nombrada en 19 de Julio de 1849 y reorganizada por Real decreto de 12 de Diciembre de 1860 con carácter de permanente, ha luchado con las dificultades materiales que se oponen siempre á la adopción de nuevos sistemas que vienen á introducir una variación radical en antiguas y arraigadas prácticas. Vencidas aquéllas; dotadas las capitales de provincia y las de partido judicial de las colecciones-tipos ó marcos del nuevo sistema que han de servir de base á la comprobación del mismo, así como las dependencias de la Administración general y provincial de las medidas que han de reemplazar á las actuales; publicadas las tablas de reducción que facilitan todas las operaciones indispensables para poner en armonía el sistema antiguo con el actual, y ejecutado en su parte principal lo que dispone la citada ley, es ya llegado el caso de exigir su uso, tanto á las dependencias del Estado administrativas y judiciales, cuanto á los particulares, según lo prevenido en la citada ley, y de fijar las épocas en que para unos y otras deba ser obligatorio en la Península, sin perjuicio de hacerle extensivo á las provincias de Ultramar en cuanto lo permita el estado que en las mismas tiene el planteamiento del mencionado sistema.

    El capital considerable que representa las medidas y pesas actuales, aconseja respetar, aunque interinamente, su conservación, acomodándolas en lo posible al nuevo sistema, y sujetándolas á las garantías indispensables de comprobación y regularidad legal.

    Como consecuencia del planteamiento del nuevo sistema, se hace necesario establecer Fieles-almotacenes(1) encargados de la comprobación y vigilancia de las pesas y medidas que le constituyen fijar las condiciones de idoneidad de que deben estar revestidos, limitando ahora el número de aquellos funcionarios á las capitales de provincia, sin perjuicio de extenderle, cuando sea conveniente, á las demas poblaciones que por su importancia lo requieran.

    Fundado en las consideraciones expuestas, el Ministro que suscribe, de acuerdo con el parecer del Consejo de Ministros, tiene la honra de someter á la aprobación de V.M. el adjunto proyecto de decreto.

    Madrid 19 de Junio de 1867. SEÑORA.-A.L.R.P. de V.M.- Manuel de Orovio.”

Posteriormente, S.M la Reina, por medio de un Real Decreto, “se conforma(sic) con lo propuesto por el Ministro de Fomento y de acuerdo con su Consejo de Ministros decretó que el nuevo sistema sería obligatorio desde el 1º de Julio siguiente  para dependencias del Estado y Administración provincial en todos los ramos Tribunales, Juzgados de todos los fueros así como Notarios y Escribanos el sistema métrico decimal  y, desde de el 1º de Julio de 1868 para los particulares.

    Así pues, desde el primero de julio de 1868 , quedó definitivamente implantado en todo el territorio el SISTEMA MÉTRICO DECIMAL, finalizando así con los  pesos y medidas que de forma consuetudinaria utilizaban las diferentes regiones, tales como, legua real, sexma, estadal, braza en longitud; cuartillo, aranzada, fanegada o yugada en superficie; cuarterón o marco en masa; cahíz, celemín o cuatrillón en capacidad para granos; moyo, cántara, azumbre o cortadillo para capacidad para vinos y, un largo etcétera, que incluso variaban entre provincia y provincia, a veces sensiblemente, lo que sin duda ocasionaba un caos importante en todos los niveles de  la Administración.

    Por Antonio Sánchez. Historiador - Socio de HGC.

Almotacén o fiel almotacén: Denominación de los inspectores de los talleres y mercados andalusíes como funcionarios públicos en tiempos del Emirato de Córdoba (siglos VIII-X). El DRAE conserva esa palabra para denominar al empleado público que contrastaba pesos y medidas.

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones