Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

hospimedicalpatrocinador

Alfonso XII, el rey que estabilizó la España del siglo XIX

  • Escrito por Redacción

alfonso-xii-978x400

Madrid, 28 de noviembre de 1857. La reina “de los tristes destinos”, Isabel II, en la España de los pronunciamientos, la de O’Donnell, Espartero y sus moderantismos y progresismos da a luz a Don Alfonso de Borbón y Borbón, varón que pudo incluso no ser hijo del marido de la reina: Francisco de Asís de Borbón(tal vez de naturaleza homosexual), si no del capitán Enrique Puigmoltó.

Nace Don Alfonso apenas un año después de darse por finalizado el “Bienio progresista” enmarcado en una etapa de dominancia moderada…

Isabell II de Borbón

Isabell II de Borbón

Dos años en los que se pretendía reformar aspectos políticos asociados con la Corona. Es la etapa contemporánea de mayor trascendencia histórica para España, una especie de revolución francesa a la española pero extremadamente suavizada. Se están cimentando los pilares políticos, económicos y sociales que rigen España en el presente.

Alfonso XII: niñez

Desde niño, el futuro rey creció en un ambiente de confrontación fraternal, en el que se sucedían los escándalos sexuales de su madre. Escándalos y derroches que en 1868 propiciaron que toda la familia real al completo se exiliara de España.

General Prim

General Prim

El general Prim, totalmente opuesto a la dinastía borbónica, llegó a exclamar:

  “Los Borbones “nunca, nunca, nunca” reinarían en España en el futuro.”

Así, un confuso D. Alfonso de apenas once años de edad, cruzó la frontera con Francia, expulsado de la tierra que le vería reinar más tarde. Se inicia aquí la formación moral e intelectual de D. Alfonso, a través de diversas ciudades europeas. Esta estancia en países centroeuropeos le hace conocedor de las tesis liberales y derechos constitucionales, convirtiéndose así en el primer heredero formado que conoció España.

Heredero a partir de 1870, cuando la reina madre, Isabel II de España, consciente de la mala reputación de su imagen en España, abdica a su favor tal y como aconsejó Antonio Cánovas del Castillo.

Canovas del Castillo

Canovas del Castillo

Será Cánovas una figura elemental para D. Alfonso. Será él quien durante la primera República que conoció España en 1873, conspire a favor de la restauración de la monarquía sobre la figura de Alfonso XII, todo ello idealizando la figura del monarca y desligándolo de la corrupción moral de la que los Borbones hacían gala.

Alfonso XII: formación en Sandhurst

Entretanto, Cánovas (fehaciente admirador del modelo liberal inglés) propuso que D. Alfonso completara su formación en Sandhurst (Inglaterra). A su vez, mantenían una gran relación epistolar en la que Cánovas le mantenía informado de la situación en España y le aconsejaba sobre cómo debía reinar más adelante. Alfonso XII pasó a dominar el inglés, el francés y el alemán.

D. Alfonso comprendió a la perfección que su futura monarquía debía amoldarse completamente al parlamentarismo, a la voluntad de las Cortes, al constitucionalismo.
Por ello, no vaciló a la hora de pedir consejo a diversos representantes de países extranjeros, siempre bajo el amparo de la figura de Cánovas. Sus anhelos de monarquía plenamente parlamentaria los expuso en el famoso Manifiesto de Sandhurst (diciembre de 1874).

A la par que esto acontecía en Sandhurst, en España imperaba uno de los desórdenes más significativos vividos hasta entonces. Tras la dimisión de un rey extranjero en sustitución a Isabel II, Amadeo de Saboya, quien no supo entender la complejidad de la sociedad española, se abrió una brecha política muy importante que desembocó en la I República, caracterizada por la inestabilidad más absoluta.

El Rey Alfonso XII

Tras cuatro presidentes del gobierno en menos de un año, el general Pavía irrumpe en el Congreso disolviendo las Cortes, tras ello asume el ejecutivo el general Serrano quien es depuesto por un nuevo golpe de Estado dado por el general Martínez Campos en diciembre de 1874. Martínez Campos nombra a Alfonso XII rey efectivo de España y Cánovas del Castillo asume el gobierno-regencia hasta su llegada.

El Rey Alfonso XII

El Rey Alfonso XII

La llegada a Madrid de Alfonso XII se produce el 14 de enero de 1875, siendo una entrada de gran aclamación popular cuando solo contaba con 18 años, pronto se ganaría el corazón del conjunto de los españoles, apodándole “el pacificador” por acabar con la guerra carlista, poner fin a las hostilidades políticas mediante el “sistema canovista” (un sistema de alternancia en el poder entre liberales y moderados) y alcanzar la Paz de Zanjón en Cuba.

La vida privada de Alfonso XII

En lo personal, Alfonso XII desde su infancia vivió enamorado de su prima hermana María de las Mercedes, hija de los duques de Montpensier quienes aspiraron a la Corona tras la expulsión de la familia real en 1868. Su matrimonio en 1878, por esta circunstancia, no estuvo bien visto. No obstante, el amor que se profesaban era muy intenso, rozando lo novelesco.

Alfonso XII con María de las Mercedes

Alfonso XII con María de las Mercedes

Apenas cinco meses transcurrieron tres la boda real cuando la reina consorte María de las Mercedes falleció a causa del tifus sin dejar descendencia. La muerte de su esposa marcó profundamente la actitud del monarca quien comenzó a pasar largos periodos en soledad, a desinteresarse en parte por las labores de Estado e incluso a perder cierta fe religiosa y descuidar su salud.

Sin embargo, a pesar de la muerte de su esposa, Cánovas del Castillo consciente del peligro que corría su proyecto de restauración monárquica, instó a D. Alfonso a que encontrase una nueva esposa con la que engendrar un heredero. María Cristina de Habsburgo-Lorena de ascendencia austríaca fue la mujer elegida de forma conjunta entre Alfonso XII y Cánovas. El matrimonio se caracterizó por la frialdad, pues María Cristina no pudo hacer frente al fantasma de la anterior esposa de D. Alfonso, por esta razón Alfonso XII cometió diversas infidelidades con la contralto Elena Sanz, de cuya relación surgieron dos hijos ilegítimos.

María Cristina de Habsburgo-Lorena

María Cristina de Habsburgo-Lorena

De forma sorpresiva, Alfonso XII muere de tuberculosis el 25 de noviembre de 1885. No obstante, no existió crisis sucesoria, pues María Cristina quedó embarazada dando a luz, una vez fallecido D. Alfonso, al rey Alfonso XIII, que lo fue desde el momento de nacer. La propia Maria Cristina asumió la regencia hasta la mayoría de edad del monarca.

Y aquí concluye el reinado que trajo a España la estabilidad que tanto anhelaba en la segunda mitad del siglo XIX.

Autor: Álvaro Oliver García para revistadehistoria.es

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones