Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

ORDENES Y CIRCULARES: SOBRE LA GUARDIA NACIONAL DE EL SALVADOR (24 de noviembre de 1917)

  • Escrito por Redacción

 

GUARDIA-NACIONAL-SALVADOR

ORDENES Y CIRCULARES:

SOBRE LA GUARDIA NACIONAL DE EL SALVADOR (24 de noviembre de 1917)

SECRETARIA.–Esta Dirección General ha recibido la Real Orden que a continuación se inserta. Dicho escrito, que honra al Instituto, será leído con orgullo por cuantos visten su uniforme, y con satisfacción por todos los buenos españoles. Servir bien a una de las repúblicas hispanoamericanas, no es servir a nación ajena; porque el que sean estados completamente independientes, no deshace los lazos de cariño filial que a todas ellas nos une; por eso todo patricio español celebra sus éxitos y hace votos por su prosperidad y engrandecimiento. Arizón8.
Excmo. Señor: Por el Ministerio de Estado, en Real Orden de siete del actual, se dice a este de la Guerra lo que sigue: El señor encargado de negocios de España en San Salvador, dice a este departamento en su despacho número ciento nueve, de catorce de septiembre último, lo que sigue.–Considero un deber elevar a conocimiento de V.E. un informe general acerca del cuerpo de Guardia Nacional de El Salvador, similar al de la Guardia Civil española, y creado bajo las mismas bases que aquél, con las adaptaciones necesarias para esta República; es un justo homenaje que deseo hacer a la obra de su prestigioso jefe, teniente coronel de la Guardia Civil española don Alfonso Martín Garrido, quien fue designado como V.E. lo sabe por el Gobierno de S.M. para organizar el citado Cuerpo. Esta institución era tan necesaria en El Salvador, que su implantación ha venido a llenar un vacío inmenso, reprimiendo toda clase de delitos, dando seguridades a la sociedad y moralizando al pueblo en tal forma, que en la actualidad se puede transitar en los lugares donde ya esta organizada la Guardia con toda tranquilidad, sin ningún temor, y dándose contadísimos casos de delitos o faltas que hagan necesaria su intervención.
La Guardia Nacional de El Salvador fue creada por decreto del Poder Ejecutivo de 3 de febrero de 1912, y las leyes especiales porque se rige, como el reglamento orgánico del Cuerpo y reglamento para el servicio, fueron decretados el 8 de agosto y 3 de octubre, respectivamente. En varios artículos de dichos reglamentos, se designan como jefes del Cuerpo al excelentísimo señor presidente de la República y al Director General, así como también la dependencia de la Guardia Nacional de la Secretaría de Guerra, de Gobernación y Fomento, con relación a sus varios asuntos y servicios.
Con fecha 10 de diciembre de 1913, el Supremo Poder Ejecutivo decretó la creación de la Subdirección General de este Cuerpo, nombrando para su desempeño al señor coronel don Gustavo A. Martínez, quien es a la vez el segundo jefe de la institución. La Guardia Nacional empezó a funcionar en los departamentos de San Salvador y de La Libertad con tres jefaturas de línea y diecisiete puestos. En ese mismo año de 1913, fue creada también por acuerdo del Supremo Poder Ejecutivo, el 16 de diciembre, la Secretaría de la Guardia Nacional; esta entidad es la que ayuda a la Dirección General en la tramitación de los asuntos burocráticos. Desempeña ese empleo desde hace cuatro años don Rosendo Amaya. Sin gravar el presupuesto y de las economías introducidas por la buena administración del coronel Martín Garrido, se han establecido durante los años 1915 y 1916, y en lo que va del año actual, nuevos puestos, aumentándose así la seguridad de las regiones donde esta organizada actualmente la Guardia. Y de estas mismas economías se hicieron varios pedidos cuya función tiene por objeto proveer a los jefes y oficiales de libros de consulta, y por este medio hacer de estos militares hombres muchos más aptos en el desempeño de sus funciones.
La existencia de la Guardia Nacional en El Salvador parece asegurada, pues se reciben en la Dirección General del Cuerpo y en las compañías particulares un sin número de solicitudes pidiendo la extensión de sus servicios, peticiones que el señor Martín Garrido va atendiendo a medida que el presupuesto se lo permite. Y por donde se extiende la Guardia Nacional en El Salvador, se extiende también la buena fama de su organización, todo lo cual redunda en provecho de los intereses patrios en esta lejana república de Centroamérica.
La Guardia Nacional cuenta con un servicio especial de dactiloscopia y antropometría que secunda sus trabajos y su perfecto funcionamiento. Desde la fundación de la Guardia Nacional hasta la fecha, se han fichado 1.734 criminales capturados por la misma; 218 reos rematados de la penitenciaria, y remitidos de la Seguridad General 664. El servicio de dactiloscopia se hace en esta institución por el procedimiento de Federico Olóriz, que es análogo, con pequeñas modificaciones, al del argentino don Juan Vucetich, y en cuanto a las medidas antropométricas, se toman por el sistema Bertillon. El servicio antropométrico, siendo un auxiliar poderoso para toda policía bien organizada, guardador fiel que es de las penas y particularidades de los que delinquen, presta en esta ocasión servicios importantes al país secundando la difícil labor del Cuerpo de la Guardia Nacional. Las investigaciones de Guetelet, fundadas en las estadísticas, respecto a las medidas medias y al crecimiento del servicio antropométrico en uso en los principales establecimientos de Europa y América, han dado aquí resultados excelentes para el reconocimiento y la identificación de los criminales.
El teniente don Pedro Marroquín, instruido minuciosa y convenientemente, es el encargado de esta delicada sección. En una habitación especial y un sitio adecuado se encuentra colocado el antropométrico. Dicha sección esta dotada de excelentes apartados y su instalación es tan perfecta que puede asegurarse figura en primera línea entre las similares establecidas en Centroamérica. A las 1.700 fichas ya mencionadas hay que agregar las de los demás servicios, sumando en total más de 3.000 tarjetas; y si se tiene en cuenta lo reciente de su fundación (enero de 1914) queda establecido de una manera elocuente los servicios prestados por la Guardia Nacional a El Salvador.
Visité personalmente el centro principal de la Guardia en sus cuarteles de San Salvador y salí altamente complacido de cuanto pude ver y de los adelantos alcanzados al solo y viril impulso de su director. Pasé en revista los reclutas de 1917, los cuales en esa época habían servido sólo un mes a las órdenes de la oficialidad indígena, y parecían estos muchachos por su aspecto marcial tropas veteranas. La Guardia Nacional viste un uniforme muy parecido al español, de tal suerte que por los caminos de la República al ver las parejas de la Guardia créese a veces pasear por alguna carretera de nuestra patria. Cuerpos creados y formados por una misión española como el de la Guardia Nacional de El Salvador honran a España, poniendo de manifiesto de una manera patente los adelantos de nuestras instituciones militares. Muchas veces el señor presidente de la República me ha hablado con entusiasmo del teniente coronel Martín Garrido. Y en todas las clases sociales, no hay sino frases de elogio para esa institución beneficiosa. El coronel Martín Garrido une a sus cualidades personales un amor grande a su obra, a la cual dedica escrupulosamente todo su tiempo. Mantiene en la Guardia incólume la disciplina, y no hay recomendaciones, por de muy alto que vengan, que le hagan cejar en medidas acordadas por él y cree de justicia deber mantener, desarrollando así en esta raza los sanos principios de la obediencia y del respeto a la autoridad constituida. La Guardia es una escuela única para la formación y desarrollo físico y moral de los indios en la República, y si sigue progresando, como hasta la fecha, llegara a dejar en la nación el sello bienhechor de nuestra civilización europea; la cual esta en el animo de todos, y viene hoy como ayer de la madre patria; y aunque el agradecimiento nunca ha sido ni será el privilegio de los pueblos, siempre queda arraigada en los mismos la influencia moral que tales instituciones dejan.

8Salvador Arizón y Sánchez Fano, Director General de la Guardia Civil, a .↑↑

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones