Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

TENIENTE GENERAL D. RAMÓN ECHAGÜE Y MÉNDEZ VIGO, DIRECTOR GENERAL DE LA GUARDIA CIVIL (03-03-1913 a 30-10-1913)

  • Escrito por Redacción

Ramon-echagüe-mendez-vigo

TENIENTE GENERAL D. RAMÓN ECHAGÜE Y MÉNDEZ VIGO, DIRECTOR GENERAL DE LA GUARDIA CIVIL (03-03-1913 a 30-10-1913)

Ramón Echagüe y Méndez de Vigo (Madrid, 15 de noviembre de 1852 – Madrid, 25 de noviembre de 1917) fue un militar y político español.

Hijo del general Rafael Echagüe y Bermingham ingreso en la milicia en 1866 y combatió en las acciones del Norte de la tercera Guerra carlista y en la campaña de 1896 en Cuba, donde resultó herido en las lomas del Rosario.

En 1887 sucedió a su padre como conde del Serrallo y Grande de España. Ascendido a general de división fue Capitán general de Valencia entre 1911 y 1913.

Desde el 3 de marzo de 1913 y hasta el 30 de octubre de ese mismo año ocupa el cargo de Director General de la Guardia Civil, sustituyendo al Teniente General D. Ángel Aznar. Posteriormente fue nombrado ministro de la Guerra entre octubre de 1913 y diciembre de 1915. También fue Senador vitalicio y Gentilhombre Grande de España con ejercicio y servidumbre.

Al acercarse la primera celebración del Día del Pilar, tras haber sido proclamada como Patrona de la Guardia Civil, el nuevo director general de la Guardia Civil, teniente general Ramón Echagüe Méndez-Vigo, conde del Serrallo, dictó la Orden General del 3 de octubre de 1913, que comenzaba diciendo:

Este es el primer año que va a solemnizarse el día de la Santísima Virgen del Pilar de Zaragoza, y lo haríamos con todo el esplendor propio del entusiasmo con que esa designación fue recibida en el Instituto, de nuestros sentimientos religiosos y del espíritu del Cuerpo, a no tener en cuenta que no es ocasión propia de celebrar festejos en momentos en que nuestros compañeros sufren penalidades y arrastran peligros en la campaña de Marruecos”.

Efectivamente así era, pues no en vano eran muchos los guardias civiles destacados en la zona de Ceuta, compartiendo las mismas adversidades y riesgos que sus compañeros del Ejército. De hecho, el 21 de mayo y el 2 de agosto anteriores, el cabo Tomás Martín Sierra y el guardia civil Andrés Orellana Zamudio habían encontrado la muerte en combate.

Seguidamente dicha orden general establecía, entre otras prevenciones, que “en las capitales de provincia se costeará una misa rezada, que se aplicará en sufragio de los compañeros del Cuerpo fallecidos, asistiendo a ella la fuerza franca de servicio, con armas y al mando del jefe de la línea”. También se dispuso que debían concurrir al acto todos los jefes y oficiales, invitándose a las autoridades y a los demás cuerpos del Ejército para que pudieran designar una comisión que los representase.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones