Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

LXXVII Aniversario de la Gesta del Asedio al Santuario de la Cabeza

  • Escrito por Redacción

GESTA

LXXVII Aniversario de la Gesta del Asedio al Santuario de la Cabeza

Esta Gesta pertenece a la historia de la Guardia Civil y por tanto desde aquí queremos homenajear a aquellos guardias civiles y a sus familias, que escribieron una página más en los anales de la historia de la Guardia Civil y de España.

Hoy se cumplen setenta y sieta años del asedio al Santuario de la Cabeza, el 1 de mayo de 1937 y tras más de siete meses de asedio, una población que en un principio se componía en el Santuario de 233 combatientes, la mayoría guardias civiles y 639 mujeres, niños y ancianos yen el palacio de Lugar Nuevo había 85 hombres aptos para el combate y 231 de personal no combatiente. En total existían entre los dos campamentos 318 defensores y una población residente de 870, tuvo que rendirse al caer herido el capitán Cortés, que moriría al día siguiente.

Los dos últimos días se sucedieron así:

30-4-1937. "Carecemos de víveres desde ayer [día 29], así como de algodón, vendas y desinfectantes. Es urgentísimo el envío."

1-5-1937, 13 horas. Último mensaje del capitán Cortés: "Insostenible. Rápido auxilio Aviación. Lo que traslado para su superior conocimiento. ¡Viva España!"

Ese día 1 de mayo, último de la defensa, a mediodía, una fuerza improvisada e impropia, expulsaba de su reciente conquista al enemigo que se había situado en la entrada posterior del Santuario. La fuerza la mandaba el brigada de la Guardia Civil, Antonio Gila Romero, que resultó muerto, padre de un cabo del mismo Cuerpo, Justo Gila García, también muerto gloriosamente y que tanto valor derrochó en el Santuario, y estaba compuesta por dos guardias y unos cuantos muchachos de doce a catorce años armados algunos con rifles y otros con bombas de mano; se lanzaron al asalto logrando hacer huir al enemigo por la vertiente abajo, causándole numerosas bajas vistas, y capturando material de guerra y sanitario en tanto que anunciaban a voces la llegada de fantásticos refuerzos. Aún no se atreven los atacantes a poner pie en el destrozado reducto. Paralizan el ataque para reponer bajas y dar entrada a fuerzas de refresco; y a poco de reanudarlo, la metralla de una granada hiere mortalmente en el vientre al capitán Santiago Cortés González. El desconcierto que ello provoca permite a uno de los guardias de Asalto detenidos en el Santuario agitar un paño blanco, y ello da ánimos a las olas de asaltantes para proseguir su avance e inundar materialmente el Cerro, donde ya no había resistencia porque se había aniquilado la última. Eran las 17,30 horas del 1 de mayo de 1937. La epopeya había terminado, culminando con una apoteosis digna de su desarrollo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones