Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Circular de 3 de Setiembre de 1844 - Advertencias para la primera instrucción de los individuos del Cuerpo.

  • Escrito por Redacción

209096 orig

Primera Circular dada por el Duque de Ahumada, Primer Inspector del Cuerpo - Circular de 3 de Setiembre de 1844. Advertencias para la primera instrucción de los individuos del Cuerpo.

Se previno que, para que los que tengan la suerte de ingresar en la Guardia Civil, correspondan de una manera digna, y continúen en el Cuerpo, es necesario que gradualmente empezando por los Sargentos, siguiendo á los Cabos, y después á los Guardias Civiles, se les vaya penetrando de la importancia del empleo que ejercen; que para llenarle cumplidamente han de manejarse siempre, y en todos casos y circunstancias, con la mayor honradez, circunspección y decoro.

Que jamás han de asistir á juegos, ni casas de bebida, lo que siempre les producirá la irremisible é inmediata expulsión del Cuerpo. Que siendo su carácter mucho más grave y distinto que el del soldado, no deberán sentarse en calles ni plazas públicas; nunca acompañarse de otras mujeres que las propias, con las que como con sus hijos podrán vivir en las casas-cuarteles.

Que deben siempre procurar reunirse entre sí mismos, y muy pocas veces con paisanos, estando siempre atentos y cuidadosos al desempeño de su obligación; bajo el supuesto, que en sus contravenciones, habrá un pronto y ejemplar castigo, pues en los principios de un Cuerpo, es cuando más esmero debe haber para acreditarle. (V. t. 1.º p. 272.)

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones