Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Primera Orden General dictada por el Cuerpo, (B.O.G.C., núm. 261, 1 de enero de 1864).

  • Escrito por Redacción

el-mentor-guardia-civil2

Primera Orden General dictada por el Cuerpo, (B.O.G.C., núm. 261, 1 de enero de 1864).

EN TORNO A PREMIOS Y CASTIGOS (1 de enero de 1864)

SECRETARIA. Circular–Siendo mi ánimo recompensar a los individuos del Cuerpo que lo merezcan y fomentar el buen espíritu e interior satisfacción de todo el que por una conducta irreprensible, un acto distinguido de valor o un destacado servicio humanitario coadyuve a la reputación del Instituto, he dispuesto abrir una Sección de orden general con que en adelante se encabezara la oficial del Boletín del Cuerpo cuando haya motivo para dictarla, en donde yo mismo inscribiré con orgullo el nombre de los acreedores a tan elevada distinción, publicando también la recompensa que hubieran merecido y donde al mismo tiempo entregaré alguna vez a la reprobación del Cuerpo a los que en cualquier concepto hubiesen perjudicado el prestigio colectivo del mismo, si llegara este caso.

He acordado también suprimir la sección denominada «Correspondencia» como impropia, y con el fin de evitar en lo sucesivo preguntas que revelan siempre una ignorancia desfavorable al que las produce. En la Cartilla, en los Reglamentos y en las Reales Ordenes y Circulares que con tanto cuidado se publican, es donde deben aprender los individuos del Cuerpo cuáles son sus derechos, de la misma manera que han aprendido sus deberes. Cualesquiera de mis subordinados tiene un amparo seguro en la rectitud de sus Jefes, a quienes deben consultar las dudas y dirigir sus reclamaciones; en cuanto a lo graciable, todo debe esperarse siempre que se llegue a mi autoridad, cuando sea de mis atribuciones y razonable la pretensión, pues los que bien y mejor cumplen no buscan empeños ni recomendaciones, que indican poca confianza en los propios méritos, a la par que punible duda de la rectitud de sus superiores. Con el mismo fin fue dictada oportunamente la Circular de 21 de abril de 1861, que he visto con desagrado olvidada, precisamente en mis primeros momentos de ejercer este mando, mereciendo una interpretación muy desfavorable semejante abuso. Resuelto estoy a sostener aquella, como todas las disposiciones de mis antecesores que no se hallen posteriormente anuladas; y es necesario que todas las clases se penetren en la obligación que tienen de atemperarse al espíritu militar, verdadero nervio de la Guardia Civil, secundándome para conseguirlo por completo cada cual con su ejemplo y en el círculo de sus facultades y atribuciones. Dios, etc. Quesada¹.

¹Jenaro Quesada y Matheus, Director General de la Guardia Civil, 21-11-1863 a 29-09-1864.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones