Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

RESCATE DE DON MIGUEL COMAS, TENIENTE DE ALCALDE DE ESPEJO -1846-

  • Escrito por Redacción

bandoleros1

El secuestro por parte de partidas de bandoleros, de personas relevantes para así obtener un cuantioso rescate era habitual en aquellos años, y a perseguirlos se dedicaba la Guardia Civil.

Uno de esos secuestros y el consiguiente final con la libertad del secuestrado, considerado como uno de los servicios relevantes en el año 1846, de los que tenemos constancia, es el del secuestro del Teniente de Alcalde de Espejo (Córdoba), gracias a la nota oficial que con fecha 12 de junio de 1846, publicó el Gobierno Civil de Jaén, en la Gaceta de Madrid y que decía así:

El Jefe Político de Jaén con fecha 9 del actual, desde aquella ciudad, participa que habiendo sabido que en la parte de Sierra Morena habían bajado cuatro hombres armados y a caballo y que les acompañaba un hombre de regular porte, los que se ocultaron en el cortijo de Fontiñigo, término de Torre del Campo, adoptó inmediatamente de acuerdo con el Comandante General, las consiguientes disposiciones para sorprenderlos.

Destinados a este objeto cinco infantes de la Guardia Civil, seis de caballería y cuatro del Regimiento de Numancia, salieron inmediatamente, y apenas se presentaron a cercar aquel cortijo, principiaron a hacer fuego de adentro los individuos sospechosos y tan sostenido que creyendo el que mandaba esta fuerza que la obstinación de los malhechores, si resistían todo el día, podría proporcionarles la fuga favorecidos por la oscuridad de la noche, reclamó más fuerza para precaver lograsen su objeto.

El Jefe Político y el Comandante General acudieron personalmente con más fuerza de infantería y caballería del Cuerpo. A su llegada encontraron que cuatro malhechores habían salido del cortijo por una piquera del pajar opuesta a la puerta principal que ensancharon para caber con los caballos, y que en la resistencia que hicieron habían caído dos muertos al fuego de la Infantería de la Guardia Civil, y los otros dos por los sables de la caballería, habiendo causado la desgracia de la herida que recibió en la frente el Sargento de caballería de la Guardia Civil, Diego López.

Reconocido el cortijo se encontró a don Miguel de Comas, Teniente de Alcalde de Espejo, en la provincia de Córdoba, a quién tenían en rehenes ínterin entregaban 40.000 reales que exigían por su rescate; y al Regidor del Ayuntamiento de Torre del Campo don Bartolomé del Moral.

Según manifestación del Alcalde de Espejo, los cuatro malhechores que quedaron muertos en su fuga del cortijo Fontiñigo, se llamaban Francisco Lucena, natural de Espejo, que los capitaneaba Felipe Socián vecino de Córdoba, Cristóbal Morán y Manuel Sánchez, de Jerez de la Frontera, desertores de presidio

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones