Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

CIRCULARES Y ÓRDENES 1895–1900: ESTUDIO DE LAS CONDICIONES DE MANDO DE LAS CLASES DEL CUERPO (7 de octubre de 1899) -

  • Escrito por Redacción

6942054 orig

CIRCULARES Y ÓRDENES 1895–1900

ESTUDIO DE LAS CONDICIONES DE MANDO DE LAS CLASES DEL CUERPO (7 de octubre de 1899)

Negociado 1º. Circular número 28 de Tercio.– Las frecuentes faltas de subordinación contra las clases de cabos y sargentos que desempeñan el mando de puesto, de que se me viene dando cuenta, revelan un estado de disciplina muy poco satisfactorio, que demuestra, en general, que por los primeros jefes de Comandancia, Capitanes de Compañía o escuadrón y comandantes de línea, o no se ejerce la debida vigilancia sobre sus subordinados, o se tolera en el mando de puesto a clases faltas de condiciones para ejercerlo. Dispuesto como estoy a apoyar cuantas medidas se me propongan por V.S. o los primeros jefes de Comandancia a sus órdenes, para mejorar el estado moral de la Institución, precisa que las revistas y visitas extraordinarias a los puestos, que deben ser muy frecuentes, no constituyan una pura fórmula, sino que en ellas, empezando por los oficiales jefes de la línea, como un contacto más directo o inmediato con las clases que mandan los puestos, y acabando V.S. mismo, que nada debe ignorar de lo que en su Tercio pase, se haga un estudio detenido de ellas, de sus condiciones de mando, tacto, actividad y carácter, recogiendo, destinando bajo la vigilancia de oficial o proponiendo para la postergación, deposición o expulsión, según los casos y respectivas facultades, a los que carezcan de las condiciones que requiere el importante cargo de comandante de puesto. Si las faltas de subordinación a que me refiero, muy frecuente en algunas Comandancias, continúan, me veré en el caso, sin perjuicio de la responsabilidad que al jefe le corresponda, de exigirla muy estrecha al capitán o comandante de línea que por no corregir oportunamente o por consideraciones mal tenidas, haya podido dar lugar a ellas. Madrid, 7 de octubre de 1899.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones