Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

GUARDIA CIVIL y EL BANDOLERISMO

  • Escrito por Redacción

bandoleros

LA GUARDIA CIVIL y EL BANDOLERISMO

Nuestra Guardia Civil, nace en el siglo XIX, con el único fin, de limpiar ciertas partes de España, de la plaga de bandidos de todo tipo, que asolaban amplias zonas de la misma; en especial, las serranías y territorios abruptos de la nación.

 

La extinción del bandolerismo y la seguridad de los viajeros en los caminos la inició a los pocos días de comenzar a prestar servicio, el 12 jun. 1844, al sorprender y aniquilar, tras dura refriega, a una partida que estaba robando a unos mercaderes en los barrancos próximos al puente de Navalcarnero.

Eran épocas de, “trabuco tras la puerta;. Andalucía “sabe de esto, pese a lo romántico de sus bandoleros”, el ir hasta alli es peligroso, no obstante surge el dicho popular de “ a Andalucía viajar solo de día”. Por ello, se establecieron las “casas cuartel”, además de estar más cerca al problema y a sus víctimas, aquellos guardias civiles, tenían, que “como el caracol”… o más aún, llevar la casa a cuestas, tenían que viajar igualmente en un principio junto a esposa e hijos; fue una guerra sin cuartel contra el bandolerismo donde murieron muchos, muchísimos guardias civiles en aquellas luchas salvajes, contra gentes que había que combatir a pecho descubierto y “a sangre y fuego”; y lo hicieron, puesto que “a tal enfermedad, tal remedio”; así limpiaron el bandolerismo que asolaba a España, de forma callada, ahora sólo recordamos el nombre de alguno de aquellos “romanticos bandoleros”, en realidad no lo eran tanto, y se ha olvidado la labor de pacificación que realizó la Guardia Civil, en aquellos años.

Lo consiguieron por ese tesón, disciplina y bríos que supo inculcarles su fundador y quienes la dirigieron posteriormente. La Guardia Civil empezó persiguiendo bandidos por las sierras y sin dejar “ese primer oficio”; hoy atiende cada vez más amplios servicios y que sería imposible enumerar.

Por otra parte la Guardia Civil, tenía carácter militar, y tuvo que cumplir también con este cometido en innumerables ocasiones con valor, como la historia ha demostrado.

Los primeros servicios de campaña en un ejército de operaciones, pero con misión propia, los prestó en 1847 con motivo de la expedición a Portugal. En ese mismo año y en los dos siguientes, participó en la segunda Guerra carlista, en vanguardia de las columnas, como conocedora del terreno, u obrando por cuenta propia a veces. Sus primeras intervenciones para sofocar movimientos revolucionarios tuvieron lugar en 1848, resultando herido el propio duque de Ahumada al frente de sus guardias civiles, el 7 de mayo, en Madrid. Y el 9 de abril de 1848 prestaba su primer gran servicio humanitario, al salvar a la tripulación de la goleta inglesa Mary, encallada en la costa de Sanlúcar de Barrameda por una furiosa tempestad.

La Guardia Civil ha sido elemento básico de la Historia de España. La complejidad de sus funciones, constantemente en aumento, y la trascendencia de sus intervenciones, hicieron inevitable su actuación en multitud de episodios nacionales, incluidas las guerras exteriores, pues como parte integrante del ejército intervino brillantemente en las campañas de África, Cuba y Filipinas. Con el título de inspector general, unas veces, y otras con el de director general, la han mandado 56 generales, elegidos siempre entre los de mayor graduación, mérito y prestigio de su tiempo. Cuenta por millares los servicios humanitarios prestados, y en el cumplimiento de su deber, siempre con sublime heroísmo, recompensado en 34 ocasiones con la Cruz Laureada de San Fernando, máxima condecoración militar, en 72 con la Cruz de Beneficencia y en 115 con la de Salvamento de Náufragos, sufrió 1.418 muertos y 3.090 heridos, habiendo capturado 3.382 bandoleros y detenido a 19.407 delincuentes de otro género.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones