Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
¡Despierta, España!

¡Despierta, España!

Odian nuestra civi...

¡YO SOY BARCELONA!

¡YO SOY BARCELONA!

Atentado terrorist...

Visca la Guardia Civil

Visca la Guardia Civil

Lo que ha tenido q...

'Efecto terapéutico del tricornio'

'Efecto terapéutico del tricornio'

Basta la presencia...

A ESOS HIJOS DE... ETA

A ESOS HIJOS DE... ETA

Si, a esos hijos d...

Saludo a la Guardia Civil

Saludo a la Guardia Civil

Hace escasos días,...

LAS MUERTES DE PEDRO Y KEPA DEL HOYO

LAS MUERTES DE PEDRO Y KEPA DEL HO…

España es posiblem...

Don Quintín el Amargao

Don Quintín el Amargao

En 1924 se estrenó...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

AÑO 1867. INGRESO EN EL CUERPO DE INVÁLIDOS DE GUARDIAS CIVILES QUE RESULTEN NO ÚTILES PARA EL SERVICIO

  • Escrito por Redacción

historia-antonio

UN POCO DE HISTORIA

    El siglo XVIII trajo consigo nuevos y relevantes cambios que marcarán el destino de los inválidos militares y, por ende en el futuro, de los componentes del Cuerpo heridos y mutilados en acto de servicio, desde la formación de Compañías, Batallones y Regimientos de inválidos hasta la creación del Cuerpo de inválidos y su posterior extinción en 1991.

1717 fue un año importante, ya que el rey Felipe V firma el “Reglamento para el establecimiento de los Oficiales y los soldados de las tropas destinadas a Inválidos y sueldos que deben respectivamente gozar” Posteriormente, Carlos III  reforma los Regimientos de Inválidos, creando Compañías sueltas. Con la guerra de la Independencia , el 28 de octubre de 1811 se dicta en las Cortes de Cádiz un Decreto que en su artículo séptimo dispone que “sean atendidos con los retiros de inválidos a los patriotas que por haber quedado inútiles y estropeados a resultas  de las heridas recibidas en función de la guerra no pudieran trabajar ni mantener sus familias”.

Pero es con Isabel II cuando se establece el Cuerpo de Inválidos, siendo inaugurado el Cuartel de Inválidos el 19 de noviembre de 1838, quedando establecido en el Convento de Atocha. Tras varias modificaciones, comienzan a acogerse también a heridos y lesionados de Ultramar, y como se verá en la real orden reproducida más abajo también a los componentes del Benemérito Instituto.

SECCIÓN OFICIAL

REALES ÓRDENES

“Núm. 7.- Excmo. Sr.- He dado cuenta á la Reina (q.D.g) del oficio de V.E fecha 16 de enero próximo pasado, en el que solicita la continuación en el Cuerpo, con destino al servicio de ordenanzas de la Dirección general de su cargo, de los guardias del Tercio de Madrid Pedro Gomez Benito y José Prats Ramoneda, por haber resultado inútiles para el servicio activo á consecuencia de las graves lesiones que recibieron el dia 22 de Junio del año último. Enterada S.M, y en vista de que el cuartel de Inválidos fue creado con el benéfico objeto de amparar á todos los individuos del Ejército que por heridas recibidas en acción de guerra ó de sus resultas fuesen declarados inútiles para el servicio; se ha dignado resolver, que los espresados [sic] individuos, despues de haberse llenado los requisitos prevenidos en los espedientes  [sic] que deben instruirse al efecto para la declaración de inutilidad, tengan ingreso en el cuartel de Inválidos siempre que los interesados lo soliciten, mediante á que en el Cuerpo de la Guardia Civil no deben quedar más hombres que los útiles para el buen desempeño que exije el servicio del instituto. De Real órden lo digo á V.E para su conocimiento y efectos consiguientes.- Dios guarde á V.E muchos años, Madrid 4 de Febrero de 1867.-Valencia.- Señor Director general de la Guardia Civil.”

    Se puede apreciar la alta estima que se tenía por los componentes del Cuerpo ya desde el siglo XIX, dándoles la oportunidad de ingresar en el Cuartel de Inválidos a dos compañeros heridos y mutilados en acto de servicio, al no poder permanecer en activo en el Instituto. Queda patente la implicación de los componentes de la Guardia Civil en su labor diaria de la defensa del orden y la ley por todos los territorios de la Corona española, regándolos en numerosas ocasiones con su propia sangre y, en otros sufriendo lesiones graves o mutilaciones que los incapacitarían para el servicio.

Fuentes:

    - BOGC Año X, 16 de Febrero de 1867, Núm. 411.

    - Otras abiertas.

Por Antonio Sánchez, Historiador y Guardia Civil (A).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones