Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

El Tercio de Madrid

  • Escrito por Redacción

gc-veteranaA partir del 1 de diciembre de 1864, la Guardia Civil que presta su servicio en la Corte cambiará de nombre, desde ese momento se conocerá a esta unidad como Tercio de Madrid; (la ausencia de veteranos en sus filas hacía inapropiada la calcificación de Tercio de Veteranos que recibiera anteriormente y por ello se le denominara como otro Tercio cualquiera, sin ningún calificativo que aluda a la calidad de sus componentes).

El cambio en el nombre se lleva a cabo por el Director General del Cuerpo que la solicitaba en un oficio fechado el 4 de noviembre del mismo año.

El armamento sufre asimismo un cambio, pues en 21 de octubre de 1864 se acuerda la adquisición de setenta espadas iguales a las de reglamento para el Tercio de Madrid con cargo a presupuesto de Gobernación y para sustituir los machetes que una parte del mismo usaba; al mismo tiempo se adquirían mil cuatro sables de Infantería, cuyo modelo, como el de Caballearía, había sido presentado por el contratista don Ruperto Aguirre. “El precio de dichas armas será el de 160 reales las primeras y 140 las segundas, satisfaciéndose el importe a medida que se entreguen y reconozcan...”.

En el personal destaca el aumento de un Cabo de cornetas para dirigir la banda que solicitara el Director General en junio del mismo 1864 y que se concede en 12 del mes siguiente, con la advertencia de que mientras que su sueldo entre en presupuesto, lo abonará el Cuerpo con cargo a su capítulo de economías.

En la R.O. de 20 de julio de 1864 se advierte al Director General de la Guardia Civil que no se nombren facultativos interinos en el Tercio de Madrid, puesto que hay dos que pueden turnarse en este cometido cuando las circunstancias lo exijan; esta orden se expide como consecuencia de haber sido nombrado un médico con carácter interino cuyo haber se reclamaba del Ministerio de Gobernación que no quería hacerse cargo de esta obligación por ser improcedente el nombramiento. Finalmente se crea una plaza de Capellán coadjutor, petición igualmente de la suprema jerarquía de la Guardia Civil, presentada en 21 de agosto y aceptada en 29 del mismo mes y año 1864, que cubriría don Ceferino Jaramillo y Parada, “el cual desempeña actualmente sus funciones espirituales en el Batallón de Cazadores de Baza, núm. 12, y reúne las circunstancias necesarias para ejercer el expresado cargo”.

En lo que a utensilio se refiere, Hoyos solicita en 12 de septiembre de 1865 que se le conceda autorización para fabricar ocho camillas "indispensables para el transporte de enfermos al hospital cuando fuere menester". En 13 de octubre se permite este incremento en el utensilio, cuyo coste se satisfaría con lo previsto para este ramo. Por el contrario, se deniega el pago de dos botiquines y dos bolsas de socorro para los cuarteles de los distritos del Norte y del Sur ocupados por el Tercio de Madrid, porque "ciertos gastos como el de que se trata son puramente utensilio para el Cuerpo del Tercio de Madrid, y que deben y corresponden satisfacerse por el mismo del fondo de los seis reales y once céntimos que se abona por plaza de Infantería y 6 reales 47 céntimos por cada una de las de Caballería para utensilio; por lo tanto, este incremento del utensilio ha de correr por cuenta de la Guardia Civil.

La fuerza de servicio en la capital parece que ha encontrado su estructuración definitiva y ya no experimentará más cambios durante la época que nos ocupa. La Dirección General de la Guardia Civil volverá lógicamente a su nueva denominacion, puesto que ya no hay matizaciones internas y por R.O. de 12 de octubre de 1864 y a petición del Jefe Superior del Cuerpo se cambia la denominación asignada en 6 de abril de 1865 por la que actualmente tiene.

Martínez Ruíz.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones