Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

hospimedicalpatrocinador

BRILLANTE SERVICIO DEL CUERPO CONTRA UNA PELIGROSA GAVILLA DE CRIMINALES. MÁLAGA 1882

  • Escrito por Redacción

gavilla-malhechores copia

“Vivir como hombres valientes y si la suerte es adversa,

hacer frente a sus golpes con corazones valientes”.  

Marco Tulio Cicerón

Comenzaré este artículo haciendo mención a la “Cartilla del Guardia Civil, Capítulo Primero, Prevenciones Generales para la obligación del Guardia Civil”, y más concretamente a su artículo 6ª “El Guardia Civil no debe ser temido sino de los malhechores, ni temible sino a los enemigos del orden. Procurará ser siempre un pronóstico feliz para el afligido, y que a su presentación el que se creía cercado de asesinos, se vea libre de ellos; el que tenía su casa presa de las llamas, considere el incendio apagado, el que veía a su hijo arrastrado por la corriente de las aguas, lo crea salvado; y por último, siempre debe velar por la propiedad y la seguridad de todos” y el artículo 27º “Será siempre de su obligación , perseguir y capturar al cualesquiera que cause herida o robe a otro, y evitar toda riña”.

    Este breve introducción viene a colación con el documento original que se reproduce ut infra , donde una vez más el Instituto cumple con el deber que le ha sido encomendado, acabando con una peligrosa “gavilla” de criminales en el sur de Andalucía, más concretamente en la provincia de Málaga, cuyos actos provocaban una gran alarma social. También se podrá comprobar como ya en aquel tiempo, la población civil, más allá de cualquier antagonismo que pudiera tener con el Cuerpo “porrumpe en vítores” a la Guardia Civil, una Institución que “regaba” el suelo patrio con la sangre de sus hombres en el desempeño su servicio, llevándolos a dar hasta su propia vida en numerosas ocasiones, pero siempre haciendo gala de sus más altos valores y espíritu benemérito, considerando las necesidades el prójimo por encima de las propias; y como escribía Víctor Hugo “el futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos lo desconocido. Para los valientes la oportunidad”.

“Se requiere valentía para hacer algo

que nadie más a tú alrededor está haciendo”.

Amber Heard

“La Capital.-Noticioso el señor primer Jefe de la Comandancia de que una partida de criminales, en su mayor parte fugados de presidio, había empezado á cometer robos de importancia en algunas casas principales de aquella comarca, sembrando en ella la consiguiente alarma, comisionó al Sargento 2º Miguel Rodríguez Roncero para que con una pareja á sus órdenes, y sin tregua ni descanso, se dedicara á la persecución de los forajidos. Supo entonces el Comandante Capitán D. Eduardo Moreno que los citados facinerosos trataban de abandonar la ciudad para rehuir la persecución de que eran objeto y, salió acompañado del celoso Sargento y dos parejas para la estación del ferro carril, con el fin de estorbar la proyectada fuga: aparecen al poco rato á la distancia de unos 150 metros de aquel punto los criminales, y el Capitán Moreno aposta la fuerza convenientemente para dejarles en libertad de tomar alguna determinación, y conocida esta caer resueltamente sobre ellos: así se efectuó afortunadamente, consiguiendo apoderarse, no sin que antes se defendieran, de José Ruiz (álias) Gaspar y Casimiro Pedral, segundo de la partida, ocupándoles las armas que llevaban.

    Al ser conducidos á la capital por el Cabo 2º Vicente Alberola Ripiol y Guardia 2º Julian Mata Carrasco, y yá próximos a ella, huyeron los detenidos, rompiendo para ello las cuerdas con las que iban atados y aprovechando el desgraciado incidente de haber caído en el suelo el expresado Cabo; y hubieran logrado su intento á no ser por los certeros disparos que les hizo el Guardia Carrasco, y que dieron por resultado la muerte de ambos bandidos.

    No con esto quedó extirpada por completo la gavilla de criminales; era preciso aún poner bajo el fallo de la ley á Rafael González (a) Garibaldi, desertor del presidio de Céuta y Capitán de la partida, y á José Sanchez (a) Vitela, los cuales proyectaban trasladarse á la ciudad de Velez para burlar la activa persecución que sobre ellos se ejercía, y resolver allí tranquilamente sobre sus futuros planes;  pero supo á tiempo el señor primer Jefe que partían para dicha ciudad por el camino del Palo, y dispuso quela fuerza á las órdenes del Capitán D. Eduardo Moreno se situara en aquellos contornos. Transcurrido algun tiempo observaron que dos hombres avanzaban descuidadamente por aquel camino, y sospechando fueran los perseguidos, lesintimaron el alto; al que contestaron disparando sus pistolas; los Guardias descargaron entonces sobre ellos los fusiles, y con tan buen acierto, que ambos bandidos cayeron á tierra; incorpórase á poco Vitela y emprende la fuga; sigue en tanto el Garibaldi sentado y disparando con otro revólver; pero herido por segunda vez cae muerto; es herido tambien otra vez el Vitela, que levantándose aún se guarece en un cañaveral para caer por último en poder de sus perseguidores.

En la batalla son los cobardes los que corren mayor riesgo;

la valentía es una muralla de defensa”.  

Salustio

Al ser conducidos en un carro á la capital, todo el público se agolpaba para reconocerlos, porrumpiendo en vitores á la Guardia Civil y á las autoridades, que dejaban libre á aquel honrado vecindario de la consternación y alarma de que se veia dominado hacia ya algun tiempo.- S.E. se ha enterado con gran satisfacción de este brillante servicio, disponiendo se den las gracias al señor Capitán Moreno, al celoso y valiente Sargento Roncero y al  Cabo y Guardias que le acompañaron, anotándolo en la hoja de hechos y filiaciones respectiva.”

    No quisiera finalizar sin parafrasear al poeta bilbaíno Antonio Trueba (1851), Yo no temo a los ladrones, si civiles me acompañan ¡Viva la Guardia Civil porque es la gloria de España!.

Fuente principal:

  • BOGC Año XXV de 24 de Setiembre de 1882. Núm. 1171.

  • Otras abiertas.

    Por Antonio Sánchez. Historiador. Miembro de la Guardia Civil(A).

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones