Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

La Guardia Civil de Guinea

  • Escrito por Redacción

guinea

Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en la Sección "Historia" de la Revista profesional "GUARDIA CIVIL" correspondiente al mes de marzo de 2000.

Al hacerse cargo el Ministerio de Estado de su régimen de gobierno y administración, se dispuso por real decreto de 14 de julio de 1904 la formación de una entidad denominada Territorios Españoles del Golfo de Guinea, dividida en cuatro distritos: Fernando Poo, Bata, Elobey y Annobón.

En la ley de presupuestos de ese año se estableció que el mando e instrucción de su Cuerpo de Policía y Orden Público estuviese a cargo de la Guardia Civil, mientras que la tropa sería indígena, siguiéndose el sistema empleado en su día en Filipinas. Inicialmente se destinaron a los tenientes José de la Torre Rey y Cesar González Miguel y a los sargentos Cipriano Hortigüela Guerra y Vicente Santos Juanes.

El 6 de mayo de 1905 el Ministerio de Estado dispuso que se reforzase la plantilla policial con personal europeo. Por ello le solicitó al de Guerra el urgente traslado de 4 cabos y de 4 guardias. Dada la premura de tiempo se seleccionaron los voluntarios entre los destinados en la Comandancia de Canarias y las pertenecientes al 18º Tercio de Cádiz. Los designados embarcaron en los puertos de Cádiz y Las Palmas, en el vapor San Francisco, los días 30 de mayo y 1 de junio, respectivamente. Entre los cabos estaban Domingo Medina Jiménez e Isaac Arconada Martínez y entre los guardias,Manuel Norato Casado y Manuel Vega García, a quienes se les habilitó como cabos del citado cuerpo de Policía, en donde la tropa era indígena,

Como consecuencia de las reales ordenes de 30 de marzo y 31 de julio de 1907, expedidas por los Ministerios de Estado y Gobernación, el de Guerra dictó el 19 de agosto siguiente otra en la que se determinó la denominación del nuevo cuerpo colonial: Guardia Civil de los Territorios Españoles del Golfo de Guinea, así como la situación de sus oficiales y tropa europea.

Los componentes del Cuerpo que fueran destinados allí, continuarían perteneciendo al mismo, si bien en determinadas condiciones. Los oficiales pasaban a la situación de supernumerario sin sueldo, quedando adscritos a la Comandancia de Canarias y dependiendo del Ministerio de Estado, en cuanto a su servicio, percibo de haberes y demás devengos.

El oficial más caracterizado tenía la obligación de estar en continua correspondencia con el primer jefe de dicha comandancia, debiéndole tener al corriente de cuanto afectase al personal del Cuerpo que se encontrase a sus órdenes, ya que las hojas de servicios y filiaciones radicaban en la misma. Cuando los oficiales regresaban definitivamente a la Península, causaban alta en la situación de excedente, hasta que les correspondía ocupar destino de plantilla.

Los sargentos, cabos y guardias causaban baja en la plantilla orgánica de sus comandancias, pasando a la de Canarias en concepto de agregados, para sólo los efectos de la reclamación de los premios y pluses de reenganche que por sus periodos o años de servicio les correspondían, percibiendo los haberes del presupuesto colonial.Al regresar definitivamente a la Península, volvían a sus comandancias de origen en concepto de agregados, adjudicándoseles la primera vacante que se produjera de su clase.

La Dirección General del Cuerpo dictó por su parte las oportunas instrucciones al objeto de seleccionar a los peticionarios de clases y de tropa que concurrieron. Para ello en el Semanario Oficial de la Guardia Civil del 1 de septiembre de 1907 se publicó que tenían preferencia en primer lugar los solteros, en segundo los viudos sin hijos, en tercero los casados que no deseen llevarse a sus familias y por último los casados y viudos con hijos que desearan llevarlas.

El 12 de octubre se firmó la primera relación nominal de 3 sargentos, 4 cabos, 2 guardias 1º, 1 corneta, 1 trompeta y 33 guardias 2º, a quienes se concedía el derecho a pasar destinados con ocasión de vacante al Golfo de Guinea. Un mes justo después se publicaba otra relación con 1 cabo y 19 guardias 2º más, y así sucesivamente.

El primero de ellos en ser destinado fue el sargento Germán Soler Cortés, perteneciente a la Comandancia de Madrid, quien zarpó para Fernando Poo desde el puerto de Cádiz el 30 de noviembre de 1907 a bordo del vapor correo San Francisco.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones