Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

SERVICIOS DEL SEGUNDO TERCIO DE LA GUARDIA CIVIL (1845-1847)

  • Escrito por Redacción

1844-54

1845. En este año la fuerza del Tercio se fué aumentando gradualmente hasta llegar en fin del mismo á tener un Jefe, 18 Oficiales, 257 individuos de tropa y 41 caballos; se formaron las tres compañías de infantería de que debía constar, se distribuyeron entre las cuatro provincias que comprende el distrito, se organizaron los Puestos, y prestó muchos servicios así ordinarios como extraordinarios.

Los primeros ascienden á 414 aprehensiones, 88 delincuentes, 18 ladrones, 12 reos prófugos, 41 desertores del Ejército, 252 por faltas leves, 3 contrabandos y 43 armas recogidas. Con motivo de las quintas que por primera vez se establecieron en este año en el Principado de Cataluña la escasa fuerza de que constaba el Segundo Tercio, tuvo ocasión de prestar grandes y extraordinarios servicios, midiendo sus armas con los perturbadores del orden público en las villas de Esparraguera y Martorell, y en la destrucción de una partida de 300 facciosos que se levantó en la provincia de Lérida, distinguiéndose en estos servicios el Capitán, hoy Comandante, D. Mauricio de Albert, y el de igual clase D. Manuel Bellido, cuya bizarría y arrojo tendremos lugar de elogiar; el Guardia de primera clase de la 3.ª Compañía Domingo Codorniu que fué agraciado con la cruz de María Isabel Luisa, y los de segunda clase de la misma Compañía Jaime Mayoral y Juan Guinart, que fueron ascendidos á la de primera.

1846. En este año por Real orden de 12 de julio se aumentó al Tercio una Compañía y se organizó la correspondiente á la provincia de Tarragona. Entre los numerosos servicios que prestó la fuerza del Tercio en dicho año, así ordinarios como extraordinarios, debemos hacer mención del gran conflicto que evitaron el día 29 de abril, el primer Capitán D. Francisco Vatlle con la fuerza de su Compañía que se hallaba en Gerona, y el segundo D. Domingo Roig con la del Puesto de Figueras, en la fiesta mayor de la villa de Bascara, en que los mozos de varios pueblos se habían reunido y trataban de alterar el orden y de ofenderse con pistolas y otros instrumentos mortíferos. La captura de varios criminales con muerte de uno de ellos, hecha la noche del 27 de julio por los guardias del Puesto de Mediña, en la misma provincia, José Martí y Pedro Tandi; y la captura de cuatro ladrones hecha en la noche del 18 de diciembre por el Teniente D. Jaime Abelló, que con 8 individuos de la Línea de su mando se ocultó en la casa que estaba designada por los criminales para cometer el robo, en la villa de Olot, tuvo lugar un terrible combate en medio de la oscuridad en que quedaron dos de los criminales heridos, siendo los otros dos capturados al siguiente día. El Segundo Tercio llegó á tener en este año 2 Jefes, 21 Oficiales, 319 individuos de tropa y 43 caballos. El número de aprehensiones ascendió á 820; 178 delincuentes, 24 ladrones, 27 reos prófugos, 38 desertores del Ejército, por faltas leves 551, contrabandos 3, armas recogidas 9.1847. Continuando la fuerza de este Tercio en el cumplimiento de sus deberes cada vez con más celo y entusiasmo, en el año que nos ocupa tuvo numerosas ocasiones de hacer ver á la nación española cuan poderoso sostén del orden y del Trono de Nuestra Reina doña Isabel II era la institución. En la primavera de este año los tenaces partidarios del absolutismo y de la vieja y destrozada bandera del Pretendiente, aclamando por su Rey al primogénito de éste, bajo el dictado de Carlos VI, trataron de alterar la tranquilidad pública en las provincias catalanas formando gruesas partidas de hombres resueltos, atrevidos y deseosos de semejante vida aventurera y azarosa; estas partidas recorrían los pueblos de la montaña inquietando y causando mil vejaciones á los ciudadanos pacíficos y laboriosos de aquella industriosa comarca. Por el pronto consiguieron su objeto, y hasta lograron en sus rápidas excursiones apoderarse de alguno que otro Puesto de la Guardia Civil; pero declaradas en campaña desde octubre las tropas que guarnecían las provincias de Cataluña, organizadas las columnas que habían perseguir á las facciones, tocó á la Guardia Civil hacer el servicio más penoso y brillante, el de ir á vanguardia de las columnas por el conocimiento que tenía del terreno, portándose en todos los encuentros que tuvieron lugar con su acostumbrada bizarría. Entre los numerosos servicios que la fuerza de este Tercio prestó entonces, merecen mencionarse, la defensa que de la casa-cuartel en la ciudad de Cervera, hizo por espacio de cuatro horas el Sargento segundo D. Francisco Sanz con algunos de los individuos del Puesto de su cargo contra una facción de 200 hombres, mandada por el cabecilla Tristany, cuya facción antes de atacar la casa-cuartel hizo fuego bárbaramente sobre una pareja del mismo Puesto que conducía un preso, causando la muerte del bizarro guardia de segunda clase José García y una herida á su compañero Benito Salgado, á quien después se llevaron prisionero; dicha facción no pudiendo rendir á los valientes guardias que defendían la casa-cuartel se retiró á Torá. Otros encuentros y defensas contra las facciones tuvieron lugar en el mismo año en que se distinguieron los individuos del Puesto de la Junquera y su Comandante el Sargento Primero, hoy Teniente, D Luis Gadea, y los de los Puestos de Hostalric, La Bisbal y Mediña; habiéndose hecho acreedores varios de los individuos de este Tercio á ser agraciados con la cruz de San Fernando por el valor y arrojo demostrado en los combates.

La fuerza del Tercio en este año tuvo un pequeño aumento, pues constaba en la revista de diciembre de 2 Jefes, 23 Oficiales, 376 individuos de tropa y 47 caballos. Las aprehensiones fueron 1,089; 212 delincuentes, 28 ladrones, 18 reos prófugos, 36 desertores del Ejército, 788 por faltas leves, 2 contrabandos, y armas recogidas 1.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones