Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Creación y primeros pasos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil - IV (CREACION DE LA AGRUPACIÓN DE TRÁFICO)

  • Escrito por Redacción

trafico-antigua-gc

CREACION DE LA AGRUPACIÓN DE TRÁFICO

La creación de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil no fue un hecho aislado, sino que queda encuadrada en una serie de medidas tomadas para regular, de forma más efectiva, la circulación por carretera en España, a la vista de las nuevas necesidades que el progreso y mejora del nivel de vida imponían. Estas circunstancias quedan claramente expresadas en el preámbulo de la Ley de 30 de julio de 1959:

I.- La competencia en materia de vigilancia de tráfico, circulación y transporte por carretera y las facultades para sancionar las infracciones que en la misma materia se cometan, están hoy distribuidas entre diversos Organismos. Ello, unido a que el aumento de los vehículos de tracción mecánica fue más acelerado que el de la adaptación de los servicios que tienen a su cargo aquella competencia y facultades, aconseja una más ordenada y sistemática regulación, como asimismo las medidas necesarias para la mayor eficacia de las disposiciones que se promulguen y del personal llamado a velar por su observancia.

II.- La justificada inquietud de nuestro país, que, al igual que otras naciones, observa que el problema del uso de la carretera sigue una línea progresiva de agravación, impone tanto prever su segura evolución, como adoptar soluciones adecuadas a la presente calidad, que responda al criterio racional de evitar los gastos y complejidad derivadas de coincidir en las vías públicas diversas clases de Agentes de vigilancia; reconocer la conexión que, con la seguridad general, tienen las circunstancias personales del titular o conductor del vehículo; simplificar la documentación y procedimientos correspondientes, y que la potestad gubernativa sancionadora se ejerza por la autoridad que, en la provincia, represente al Gobierno.

III.- La diversidad de elementos que en aquella materia intervienen exigirá la actuación coordinada de distintos Departamentos ministeriales y de sus servicios o personal; si bien la principal finalidad que se persigue entra de lleno en la competencia del Ministerio de la Gobernación, por asumir, tradicionalmente, la misión de velar por el orden público y contar, previa la oportuna adaptación, con los órganos adecuados para garantizar la disciplina del tráfico y transporte por carretera.

IV.- La presente Ley, sin desconocer los elementos materiales a considerar en el problema del Tráfico –la carretera y el vehículo-, reafirma así que el problema es sustancialmente humano, puesto que en el volumen de las infracciones y en la magnitud de los daños que producen los accidentes, la conducta de los hombres interviene en forma decisiva, destacando la responsabilidad de quienes, sirviéndose de aquellos medios en forma antirreglamentaria o menospreciando su riesgo, constituyen un peligro para la seguridad de las personas y las cosas.”

En la Ley aparecen dos artículos de capital importancia para la evolución del servicio de carreteras de la Guardia Civil. Uno es el artículo 3º, que en su apartado 1 dispone:

El Ministro de la Gobernación ejercerá las facultades que se le atribuyen en la presente Ley, mediante los servicios y mandos de las Direcciones generales de Seguridad y Guardia Civil y de los Gobiernos Civiles, constituyéndose, como órgano de Dirección inmediata, ordenación y coordinación, la Jefatura Central de Tráfico.”

Como se ve, en el anterior texto aparece, por primera vez, la figura de la Jefatura Central de Tráfico, organismo nuevo que, por las amplias atribuciones que se le confieren en materia de circulación por carretera, va a ser en lo sucesivo uno de los organismos estatales con los que contacto va a tener la Guardia Civil.

El apartado 2 del citado artículo dice:

Las funciones de vigilancia se ejercerán por la Guardia Civil, según lo previsto en el artículo 6º. y por los agentes o Cuerpos Auxiliares de la Autoridad, conforme a lo que reglamentariamente se disponga, con arreglo a esta Ley, en orden a su agrupación o demarcación territorial de actuación. Son inherentes a tal misión el apoyo y colaboración a las Inspecciones de otros Departamentos o Servicios.”

Este apartado es transcendental para nuestro Cuerpo. En el mismo se confieren a la Guardia Civil las funciones de vigilancia de la Circulación, misión que si bien había tenido siempre, la compartía con la Policía Armada y de Tráfico, único Cuerpo que tenía especialidad de motoristas para el servicio de carretera en las principales vías de comunicación. Con esa Ley se iniciaba la transferencia de tal misión a la Guardia Civil, en exclusiva, lo que suponía un cambio fundamental en el sistema entonces imperante.

El otro artículo capital para nosotros de esta Ley es el 6º, consecuencia del anteriormente reseñado. Dice:

Por la Dirección General de la Guardia Civil, con la cooperación de la Jefatura Central de Tráfico, se procederá a reorganizar las Unidades del Cuerpo encargadas de la misión de vigilancia, protección y auxilio a los usuarios de las vías públicas, con personal especialmente instruido y dotado de los elementos móviles y demás medios técnicos necesarios para la mayor eficacia de su cometido. A tal efecto someterá al Ministro de la Gobernación el programa de necesidades y propondrá las dotaciones que, por insuficiencia de las actuales, sea indispensable completar.”

La creación de una unidad especial de la Guardia Civil para circulación queda claramente dibujada. El artículo siguiente el 7º, declara a extinguir la especialidad de Tráfico, cuyo personal, según fuera siendo relevado, había de integrarse en las restantes unidades de la Policía Armada. La dualidad de dos Cuerpos con una misma misión quedaba así resuelta.

La atribución total a la Guardia Civil de la vigilancia de Tráfico queda tajantemente establecida en la Orden del Ministerio de la Gobernación de 5 de octubre de 1959, desarrollando la Ley antes citada. El artículo 4º dice:

La Dirección General de la Guardia Civil tendrá a su cargo la vigilancia del tráfico, circulación y transporte por carretera con exclusión de cualquier otro agente.”

El tercer párrafo de este artículo puede ser considerado como verdadera partida de bautismo de la Agrupación de Tráfico, ya que es la primera vez que oficialmente se cita con este nombre. Dice:

Para ello formará unidades especiales bajo la denominación de Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, sometiendo a este Ministerio, con la cooperación de la Jefatura Central de Tráfico, el programa de necesidades y dotaciones que por insuficiencia de las actuales sea indispensable completar.”

Obsérvese que, por segunda vez en un texto legal, se señala la cooperación de la Jefatura Central de Tráfico con la Dirección General de la Guardia Civil a la hora de realizar el programa de necesidades y dotaciones. Se inicia así la doble dependencia en algunas materias de servicio, material y dotaciones que ha de cristalizar más adelante.

Por último, y para concluir con los aspectos legales del nacimiento de la Agrupación de Tráfico, señalemos que una disposición transitoria de la Orden últimamente citada preveía la coordinación de los servicios de la Agrupación con los de la especialidad de Tráfico de la Policía armada hasta su relevo total.

Articulos relacionados:

Creación y primeros pasos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil -Parte I (Antecedentes Históricos)

Creación y primeros pasos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil - Parte II (Primeros ensayos)

Creación y primeros pasos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil - Parte III (La Unidad Piloto)

Próxima entrega: Creación y primeros pasos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil - Parte V - (Organización y Desarrollo de la Agrupación)

ANGEL RUIZ AYUCAR - Coronel del Cuerpo

REVISTA DE ESTUDIOS HISTORICOS DE LA GUARDIA CIVI, Año I-Núm. I (1968)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones