Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Un Benemérito Coso. La antigua Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid

  • Escrito por Redacción

Plaza del Coso

A finales del siglo XIX la guarnición de la Guardia Civil de Valladolid no encontraba un lugar donde acomodarse con cierta comodidad en la ciudad. Será en la década de los noventa cuando se trate con mayor decisión y seriedad este tema, tratando de buscar una ubicación correcta para la Benemérita.

La primera noticia referente a este hecho es de 1892. En este año se presentó un presupuesto de obras para la construcción de unas caballerizas en el palacio de Fabio Nelli con destino a la Guardia Civil, que iba a estar en la vieja plaza de toros. Esta es una noticia absolutamente sorprendente por lo prematuro de la misma ya que será varios años después cuando se confirme esta ocupación.

El coso a los pocos años de ser desalojado por el benemérito cuerpo.

De hecho, en 1893 aún no se tenía claro el lugar de ubicación. A principios de junio de ese año el gobernador civil de la provincia solicitó al Ayuntamiento su colaboración a fin de encontrar un lugar idóneo para el cuartel de la Guardia Civil. El gobernador propuso la parte accesoria que existía entre el exconvento de la Merced Calzada y la carretera de Madrid. En principio, todos estuvieron de acuerdo con el lugar elegido, aunque rápidamente otros sitios salieron a la palestra. Se habló, también, de instalar el cuartel en los terrenos que poseía la Diputación en la plaza de San Pablo, en el lugar donde estuvo antaño el convento. Esto sería gracias a una permuta con el Estado, que cedería a su vez los terrenos de la Granja Modelo. Pero tampoco en este caso se llegó a concretar la operación.

Meses después, en septiembre, la vieja plaza de toros fue comprada por Romualdo Martín con el fin de derribarla y construir en aquel lugar un edificio para el convento de Jesús María. En un momento en que la comunidad religiosa estaba buscando un lugar dónde instalarse, ya que iban a abandonar el viejo edificio del Campo Grande. La decisión de ir a la zona de la ciudad hizo que el proyecto quedara definitivamente olvidado, pero seguía existiendo un lugar céntrico y amplio donde instalar a un buen número de personas.

Al finalizar 1894 la noticia parecía tener todos los visos de verosimilitud; la Guardia Civil ocuparía la vieja Plaza de Toros. Se confirma que se iban a acometer una serie de construcciones y reformas, según La Crónica Mercantil “…un tanto costosas”, con el fin de instalar la fuerza de la Benemérita en la ciudad. También se afirma que se iban a construir de nueva planta dos manzanas de casas, una dedicada también para Casa Cuartel.

Las obras comenzaron en los años siguientes, desarrollándose con cierta lentitud, para concluir en 1899. En julio de este año, las obras habían concluido, por lo cual el director general de la Guardia Civil, el general Antonio Dabán, realizó una visita a la nueva Casa Cuartel. La ocupación se produjo en los meses siguientes.

La operación de reestructuración de la vieja plaza pasó por la supresión del tendido, añadiéndose una segunda crujía en el interior. El piso bajo quedó para instalar cuatro grandes cuadras y almacenes. Los pisos primero y segundo se habilitaron para 45 viviendas, a modo de corrala, que daban a la gran plaza central, antiguo coso taurino, al que se le puso el nombre de plaza del Duque de Ahumada.

Cabe destacar el edificio levantado de nueva planta de ladrillo y piedra que hace ángulo con el Palacio de Fabio Nelli y al que ya se ha hecho referencia. Es una construcción de tres pisos, de correctas características, que se encuentra en el lugar donde en su tiempo estuvieron los despachos de billetes y la entrada principal a la Plaza de Toros.

En el año 1977 se inauguraría la nueva Comandancia de la Guardia Civil en el barrio de San Isidro.

-Fuente: El siglo en que cambió la ciudad. (José Miguel Ortega del Río). ISBN: 84-95389-10-X

http://2.bp.blogspot.com/-jyAl5VjilpQ/TpcLlSrfSSI/AAAAAAAAGyI/Dg_N-aXBEgs/s1600/Plaza%2Bdel%2BCoso.jpg

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones