Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

hospimedicalpatrocinador

DEL ACUARTELAMIENTO Y SU PROBLEMÁTICA (17 de diciembre de 1853)

  • Escrito por Redacción

guardia-civil-cuartel

DEL ACUARTELAMIENTO Y SU PROBLEMÁTICA (17 de diciembre de 1853)

Tercera Sección. Circular–En Circular de 6 de noviembre del año próximo pasado recomendé se perfeccionase el acuartelamiento en todos los puestos del Cuerpo; porque habiendo pasado un año desde que la administración total de este ramo se había puesto a cargo de esta Inspección, no era ya bastante en mejorarla, sino que estaba en el deber de llevarla al grado de perfección de que es susceptible.

En consecuencia, se han hecho en el presente año bastantes adelantos para conseguirlo en algunas provincias, y particularmente en las de Lugo (cuyo Comandante, entre otras mejoras, ha perfeccionado la casa cuartel de la capital, cediendo para ello su propio pabellón), Córdoba, Zaragoza, Burgos, Toledo y Madrid, y en su virtud las menciono para satisfacción de sus Comandantes respectivos.

Sin embargo de esto, el estado de acuartelamiento aún no es perfecto, y exige se doble el celo y actividad que son necesarios para conseguirlo brevemente y sin mayores dispendios, puesto que hasta que llegue este caso no debe perdonarse ninguno de los medios que al efecto puede emplear un Comandante de provincia, y que utilizados con inteligencia y tino deben producir los efectos que son de desear. Por tanto, en el curso del año que va a entrar, es de necesidad que se procuren otras casas para los puestos que aún necesitan mejora en su acuartelamiento, de modo que al terminar se hallen todos acuartelados en edificios salubres, bien situados sobre el mismo camino real o muy inmediatos a él, en los puestos de carretera, con las posibles condiciones de defensa capaces para la fuerza que en ellos se aloje, inclusas las familias de los individuos que la tengan, con la segregación decorosa para estas, e independientemente de todo otro vecino, y muy especialmente de los que tengan tienda u otro establecimiento análogo. En los puestos de Caballería, la anchura, ventilación y buenas condiciones de las cuadras han de ser objeto de preferente atención para el acuartelamiento. Al hacerme oportunamente las propuestas que sean necesarias para llegar a este fin, es imprescindible que las casas a que se refieran hayan sido reconocidas por individuos del Cuerpo, tomándose antes las seguridades debidas para fundar las propuestas y prevenir el que por abandonar este cometido a los Alcaldes haya que retirarlas después de ser inconvenientes, siguiéndose de aquí retraso en el servicio y menoscabo en el concepto del que las fundó.

Con extremada facilidad se apoyan por algunos Comandantes de provincia las exigencias de crecidos aumentos en el alquiler que se hacen por los dueños de las casas cuarteles, sin que por ello haya otro fundamento que la voluntad de éstos; y como prueba en el Comandante que da tal apoyo que desconoce los recursos de que pueda disponer; como también el deber en que esta de procurar la mayor economía en los intereses del estado que administra, no se debe asentir a tan inmotivadas pretensiones, porque estos aumentos son imposibles, toda vez que consignada una cantidad para el acuartelamiento del año, con presencia de los alquileres que regían en el anterior, no puede excederse de ella, lo que conviene se tenga muy presente para evitar el desfavorable concepto que de esto debe formarse. La construcción de garitones de abrigo es otro de los ramos que reclaman el mayor interés, por la ligazón que tiene también con el servicio y en que los comandantes de provincia puedan dar a conocer su tacto en el mando, consiguiendo se edifiquen gratuitamente e ínterin la consignación no puede costearlos. En varias provincias se ha ido llevando a cabo, y entre ellas merece citarse la de Lérida, que tiene uno entre cada dos puestos de los situados en el camino real, y las de Burgos, Castellón, Segovia, Cuenca y Madrid. De nuevo recomiendo la más minuciosa atención en la formación de las cuentas de acuartelamiento, en las que exijo y exigiré toda la comprobación que requiere la patente claridad que debe resaltar en cuantas hayan de presentarse por el Cuerpo de mi cargo. A pesar de lo que tengo prevenido en las reglas 2.ª y 4.ª de mi Circular de 3 de julio de 1852, se omite por algunos Comandantes al acompañar doble ejemplar de los contratos de las casas, que en el mes a que la cuenta pertenece han tenido variación en el precio, o en la persona que haya de dar los recibos, presentándose varios de éstos sin la firma del contratante, y sin que aparezca quién es el sustituto y por qué, dando así lugar a entorpecimientos perjudiciales en el curso de las cuentas, que tienen que quedar suspensas ínterin se subsanan tales faltas. Así pues, encargo se tenga muy presente el cumplimiento de lo prevenido en dicha Circular de 3 de julio de 1852, como también el que cuando haya que justificar el anticipo que se haga de alquileres, se una a la cuenta el recibo del dueño o administrador del edificio, en el que se exprese el objeto del adelanto y los meses a que el alquiler corresponde; consignando después en todas las cuentas hasta que termine su reintegro, por nota al fin de ellas, que el alquiler de aquel mes fue anticipado, y si hubiese que justificar lo invertido en obras de edificios que no devengue alquiler, se unirá al presupuesto de ellas hasta el remate; si se han ejecutado por licitación, recibo del rematante y copia de todas las comunicaciones que al efecto se han dirigido y yo hubiese contestado. En caso de haberse hecho por administración, en vez del acta del remate se acompañará a los citados documentos los recibos originales de los materiales y jornales empleados en la obra. Por último, recuerdo a usted tenga presente mis Circulares de 21 de julio y 23 de octubre de 1850, 17 febrero y 20 de marzo de 1852; como asimismo que el perfeccionar el estado del acuartelamiento de la provincia de su mando con economía o sin recargar la consignación, es uno de los medios de dar a conocer el celo e interés por el mejor desempeño del cargo que les esta confiado, su tacto y disposición para el mando de la Guardia Civil. Dios guarde a V. muchos años.

El Duque de Ahumada.

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones