Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

El asesinato del Expreso de Andalucía

  • Escrito por Redacción

guardia-civil-historia-gc-vagon-expreso-sevilla

Un suceso ocurrido en 1924, precipitó la creación del Tercio de Ferrocarriles, aunque esta creación se demorase hasta el año 1933, este suceso que conmocionó a la opinión pública fue el asesinato y robo en el tren expreso de Sevilla, el "Crimen del Expreso de Andalucía", reproducimos aquí aquel luctuoso suceso.

Año 1924 , Gobierna en España la Dictadura de Primo de Rivera, que a costa de coartar libertades, ha conseguido meter en España un mínimo de lógica y eliminar algo de la corrupción que corroía al estado español.

El Regimen dictatorial se encuentra en el momento más álgido de su corta existencia, con la colaboración tanto de empresarios, como de la izquierda socialista y sindical, ha conseguido enderezar la economía y España se encuentra en una fase de prosperidad y crecimiento muy fuerte pues está aprovechando la ola de crecimiento mundial.

Como todo régimen dictatorial, la Dictadura de Primo de Rivera presume de imponer la ley y el orden. Ese estado de paz, iba a romperse violentamente con e un crimen que ha pasado a formarr parte de la historia de España el Crimen del Expreso de Andalucía.

El impacto que ese crimen provocó en aquella sociedad fue inmenso  inmediatamente empezaran a circular coplas de ciego, y no ha decaido con el paso de tiempo,  genero una novela, varias películas e incluso en nuestros días, es una de las máximas atracciones del Museo de Cera de la plaza de Colón de Madrid.

Consistió en el asalto al vagón correo en el que viajaba toda la correspondencia que se dirigía a la capital andaluza y la que posteriormente se remitiría al norte de África incluidas, sacas precintadas recibidas en la frontera francesa vía Hendaya, con destino a Gibraltar y Tánger. Entre ellas, iba las pagas de varias compañias coloniales a sus empleados, eso quería decir dinero y valores por mas de un millón de pesetas, de los de aquellos tiempos en el que las pesetas aún eran de plata.

El día, 11 de abril de 1924, quienes manejaban la correspondencia del coche correo eran, el oficial primero Santos Lozano León, de cuarenta y cinco años, y Ángel Ors Pérez, de treinta. Ors era alto, y un auténtico atleta. Estaba previsto que viajaran en el mismo coche hasta Córdoba, donde se separarían para continuar cada uno una rutas diferente.

En Aranjuez, donde el trén hacia parada, tres hombres se acercaron al coche-correo por el lado contrario al de los andenes con la intención de desvalijar el tren. José Sánchez Navarrete, de treinta y tres años, persona elegante y oficial de Correos, es el cerebro de la banda, conoce las costumbres del correo y sus normas de seguridad.

José María Sánchez Navarrete, homosexual, ha planeado  junto con su amante José Donday, apodado el Pildorita, por su afición a las drogas, uno de los atracos que resultó ser un autentico desastre en la práctica, el perfecto ejemplo contrario al Asalto al correo de Glasgow que se llevaría a cabo 40 años después.

Al asalto se sumaron Honorio Sánchez Molina, que debió actuar como financiero de la empresa que llegó a ser candidato a concejal con los mauristas, (está visto de tener los partidos, sinvergúenzas entre sus concejales no es de ahora) y dos personas de los bajos fondos de la época, Antonio Teruel López, treinta y cinco años,  y  Francisco de Dios Piqueras, de treinta y cuatro años, gente de turbia procedencia, en contacto con los bajos fondos, sin profesión estable y ocasionales jugadores de ventaja, pero no delincuentes habituales, solo al filo de la legalidad, gente de garitos y prostíbulos y como tal viejos conocidos de la policía pero no fichados por no haber sido procesados nunca, que habían trabajado como crupiers de casinos y ahora estaban en paro, por el cierre decretado de los Casinos por la Dictadura de Primo de Rivera. Todos son jugadores y tienen deudas y estamos en una de las época en que más eficazmente se ha prohibido el juego en España

Navarrete apelando a su profesion de empleado de correos, consigue que sus compañero les permitan introducirse como polizones en el coche correo similando que quieren ir gratis a Andalucía. Tiene que entrar, con la colaboración de los empleados. por una ventana, porque la puerta del vagón de ese lado del tren no se abre. Poco después el convoy se pone en marcha y pasa un buen rato hasta pasado el pueblo de Castillejo, antes de que los ladrones se deciden a actuar.

Ha fallado el plan tenía previsto, que los ambulantes del tren correo cayeran narcotizado con un vino que les obsequian, que a tal efecto había preparado su amante  José Donday, de mote “Pildorita“, drogadicto y bisexual, pero que no hizo el efecto previsto, o no tomaron en suficiente medida los empleados de corros, aunque si hizo retirarse a descansar a Ors, como solía hacerlo, pues hasta llegar a Cordoba, no tenía misión que realizar en el vagón correo.

Al fracasar el primer intento, de improviso, Antonio Teruel empuña unas pesadas tenazas de hierro de precintar las sacas de correo y sin previo aviso, atacá por detrás, descargando varios golpes mortales en el cráneo de Lozano. hasta estár seguro de haberlo matado, Después se dirige hacia la colchoneta donde duerme Ors y le descarga un golpe en la frente con las mismas tenazas.

De lo que posiblemente, pudo pasar tenemos una reproducción hecha en cera en el Museo de Cera que se encuentra cerca de la plaza de Colón en Madrid.

 Ors consigue incorporarse y echarle las manos al cuello a su agresor, A Teruel esta acción le toma de improviso, en la pelea pierde las tenazas y golpea a su víctima con la culata de su pistola. Mientras tanto sus cómplices intervienen, entre los tres consiguen sujetar a Ors. Teruel le dispara dos veces.

Sin pérdida de tiempo, Navarrete, Piqueras y Teruel comienzan a abrir sobres y paquetes en busca de dinero y joyas . Pero en su nerviosismo olvidan abrir los envíos de mayor valor.

Los bandidos se preparan para saltar del tren antes de que el convoy entre en la estación de Alcázar de San Juan, donde tienen establecida una cita para su regreso a Madrid. Han recogido todo el dinero en metálico y joyas que han podido, son casi las once de la noche.. Apagan los quinqués de trabajo del vagón y el farol de la parte central y esperan que el tren atraviese lentamente el paso a nivel de Quero, frente a las bodegas del Marqués de Mudela,  y nuevamente por el lado contrario al de los andenes, descienden saltando por las ventamas y van al encuentro de, José Donday, “Pildorita”, que le espera, no se le ocurre otra cosa , que con un taxi para llevarles a Madrid.

El tren continúa  el viaje sin que se emteren de lo ocurrido hasta llegar a Córdoba, ni la pareja de la Guardia Civil que da protección al convoy, ni el periodista de sucesos Francisco Serrano Anguita, que tiene la suerte de viajar en el mimos tren en viaje de luna de miel y que será el que de primera mano dará la sensacional y sensacionalista noticia..

Vivenda de Antonio Teruel en el Nº 105 de la calle Toledo de Madrid

Llegados a Madrid, los asesinos se reperten el botin en casa de Antonio Teruel, en la calle Toledo. Navarrete se encarga de llevarle su parte al quinto miembro del grupo y cerebro del golpe, Honorio Sánchez Molina, hombre de negocios que había sido candidato a concejal.

Descubierto el crímen en la estación de Córdoba provocan una delicada situación política. Por ello la policía intensifico las operaciones de captura. Como consecuencia de sus actividad, dan con el chofer que trajo en taxi a los autores desde Alcazar de San Juan Indicándole el punto dfinal del recorrido en la calle Toledo

Los acontecimientos se precipitan el sereno de la calle Toledo, informa de una extraña actividad de esa noche de Antonio Teruel, personaje ya conocido por la policía, aunque sin ser delincuente habitual, e interrogan a Carmen Atienza, la esposa del sospechoso,  a la que al dar unas explicaciones poco convinventes a la polícia de lo ocurrido esa noche la trasladan a la comisaría.

Antonio Teruel oculto en la buhardilla de la casa ve llevarse a su esposa, sintiéndose acosado se suicida. El lunes 21 de abril de 1924, la portera de la finca, que nota luces y ruidos en el piso que debía estar vacío desde que los policías se llevaron a Carmen Atienza, da aviso a los guardias que fuerzan la entrada.

La policía encuentra el cadáver de Teruel con un tiro en la sien encima de la cama de matrimonio. En los tubos metálicos de la estructura de esa cama que es hueca, los investigadores encuentran escondido parte del botín del robo del tren Expreso.

Pronto detienen el resto de la banda. Unos son detenidos en Madrid, otros en el ferrocarril en el que pensaban huir a Portugal y solo José Donday logra atravesar la frontera, pero se entregó voluntariamente en la embajada de España en Francia

Rápidamente se celebra un juicio sumarísimo, y se condena a muerte a José María Sánchez Navarrete, el  funcionario de correos,  Francisco Piqueras y Honorio Sánchez Molina, el “financiero” del golpe, mientras que a José Donday se libra de la muerte con una penas de treinta años.

Félix Maocho

Información extractada de la Hemeroteca de ABC  15/4/1924 y dias siguientes

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones