Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Los fusilamientos de Mesas de Ibor, un suceso negro en la historia de la Guardia Civil

  • Escrito por Redacción

image009

Volvemos a publicar este articulo, para intentar dar continuidad a una serie de publicaciones que iremos publicando para explicar unos sucesos, los fusilamientos de tres guardias civiles en Mesas de Ibor, que han marcado una página negra en nuestra historia.

La comarca de Los Ibores (Cáceres) era una de las más propicias para dar cobijo a los numerosos maquis que actuaban por la zona. Las partidas de los míticos "Francés", "Chaquetalarga" y "Quincoces" resistían gracias al apoyo que recibían de una gran parte de la población. Pero en 1945 la penetración masiva de guerrilleros por el Pirineo desde Francia estimuló la actividad de todos los grupos guerrilleros de la Península.

El 17 de abril de 1945 treinta y ocho hombres pertenecientes a distintos grupos entraron en la localidad de Mesas de Ibor, que contaba entonces con un cabo y tres guardias civiles y que tras un breve enfrentamiento esta guarnición fue rápidamente reducida con el balance de un guardia civil muerto. Tras llevarse el armamento, munición y otros enseres, se retiraron a las sierras cercanas.

Tras recibir los primeros informes de los hechos, el Teniente Coronel Gómez Cantos, jefe de la Comandancia de Cáceres decidió asumir personalmente la dirección de las investigaciones. La mañana del día 18 partió hacia la localidad cacereña con una escolta, la que normalmente le acompañaba y, nada más llegar, ordenó el inmediato encarcelamiento tanto del Alcalde como del Secretario del Ayuntamiento de Mesas. El cabo y los dos guardias civiles que sobrevivieron al ataque guerrillero fueron detenidos por "cobardía ante el enemigo" y fusilados aquella misma tarde, sin juicio previo y sin condena, incluso se les negó la confesión, no sin antes haberle quitado el propio Teniente Coronel Gómez Cantos las botonaduras de sus uniformes, y despojarlos de ellos para posteriormente ordenar que quemasen aquellos uniformes.

Dicen que uno de los hijos del Teniente Coronel, guardia civil, le retiró la palabra a su padre tras los fusilamientos de sus tres compañeros.

Tras el drama acontecido en Mesas de Ibor, el Teniente Coronel Gómez Cantos fue cesado, el mando superior de la Benemérita consideró que por ese hecho ocurrido en 1945, Manuel Gómez había ejercido un abuso de autoridad y fue destituido y conducido ante un Consejo de Guerra en Madrid, aunque la pena solo consistió en un año de prisión y una indemnización a las viudas de los guardias civiles.

En el año 2005, los familiares de los tres guardias civiles fusilados por Gómez Cantos en Mesas de Ibor, tras muchos años de lucha, consiguieron que en el Boletín Oficial de Defensa se reconociera que los agentes no murieron por "cobardía ante el enemigo", rehabilitando así sus nombres y su honor.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones