Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 05 de...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

LA PRIMERA CASA-CUARTEL DE LA GUARDIA CIVIL EN CÁDIZ.

  • Escrito por Redacción

005guardiacivil

Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en "DIARIO DE CADIZ" el 12 de octubre de 2014, pág. 20.

El original está ilustrado por dos fotografías en blanco y negro.

Creado el Cuerpo de la Guardia Civil por real decreto de 13 de mayo de 1844, se procedió a atender aspectos tan vitales para iniciar su andadura, como eran la recluta, selección, instrucción, organización y despliegue de sus primeros hombres y las unidades territoriales en las que serían encuadrados.
Transcurridos seis meses, se dispuso por real orden circular de 25 de noviembre siguiente, la distribución del personal en los diferentes Tercios, “para que marche a cada Provincia la fuerza que en aquella le está asignada”.
El Tercer Tercio, con cabecera en Sevilla, comprendía las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla, estando compuesto por tres compañías de infantería y un escuadrón de caballería.
Una de las tres compañías de infantería, integrada a su vez por cuatro secciones, fue inicialmente asignada a la provincia de Cádiz, pero ya antes de que iniciara su despliegue y entrara en servicio, se consideró que dicha fuerza no era la adecuada para prestar servicio en una provincia tan complicada como ya era la gaditana, especialmente en la zona del Campo de Gibraltar, donde se proveyó más conveniente emplear la caballería.
Por tal motivo, se dictó una nueva real orden circular de 20 de diciembre siguiente, mediante la que se sustituyó en la provincia de Cádiz, una sección de infantería, que pasó a incrementar la fuerza de la provincia de Córdoba, por otra de caballería, que a su vez fue detraída de la de Sevilla.
Al frente de ellos había sido designado el primer capitán de la Guardia Civil José María de Cisneros Lanuza, que si bien sus orígenes eran extremeños, buena parte de su vida militar había transcurrido en la provincia gaditana, habiéndose distinguido en diversas acciones de guerra, con ocasión de los sitios de la ciudad de San Fernando y el castillo de Sancti Petri en 1823.
Hasta bien entrado el mes de diciembre, el capitán Cisneros permaneció en el campamento sevillano de Alcalá de Guadaira, instruyendo al personal de su unidad, que pasó a constituir la 3ª Compañía del Tercer Tercio. Una vez recibidos los uniformes y el armamento, se inició la marcha hacia la capital gaditana.
Tras varios días de camino, acompañados de sus familias, atravesaron las murallas de Puerta de Tierra y entraron por fin en Cádiz, donde su llegada no pasó nada desapercibida, tal y como dejó constancia la prensa local de la época.
El jefe superior político de la provincia, Manuel Lassala Solera, pasó el 6 de enero la primera revista a la fuerza del nuevo Cuerpo que había llegado a la capital a finales del mes anterior.
Dos días después, jornada anterior al inicio del despliegue y primeros servicios que comenzó a prestar la Guardia Civil en la provincia gaditana, dirigió un escrito a los alcaldes de las poblaciones en las que se iban a instalar las primeras casas-cuarteles, así como en aquellas localidades, en las que empezarían a ejercer su vigilancia.
Dicho escrito tuvo gran difusión, ya que no sólo fue reproducido en el Boletín Oficial de la Provincia y por la prensa local, sino incluso también por la propia Gaceta de Madrid, siendo a nivel nacional, la primera noticia que se divulgó en dicho medio sobre el primer despliegue territorial de una unidad provincial de la Guardia Civil.
Comenzaba diciendo que, “habiendo llegado a esta ciudad parte de la guardia civil de infantería destinada a esta provincia, sale en el día de mañana a desempeñar su importante servicio según y en el modo que al pie se indica.”
A continuación de dicho escrito, se detallaba la distribución orgánica y despliegue territorial inicial de las tres secciones de infantería y la de caballería por la provincia.
La 1ª Sección de infantería pasó a establecerse en la capital, prestando su servicio en la misma y extendiendo su acción hasta la ciudad de San Fernando.
Por aquel entonces, la capital gaditana acababa de quedar dividida, “para mejor servicio del público”, en dos distritos de seguridad pública. El primero integrado por los barrios de Extramuros, Merced, Pópulo, Escuelas y Correo, mientras que el segundo, lo estaba por los de San Francisco y San Carlos, Cortes, Constitución y Hércules, Hospicio, Palma y Libertad.
El escrito de Manuel Lassala finalizaba dirigiéndose a los ayuntamientos de Cádiz, Jerez de la Frontera y Medina Sidonia para que proporcionaran la oportuna casa-cuartel para el alojamiento de las citadas secciones de infantería.
Ello era debido a que el artículo 19 del real decreto fundacional de 13 de mayo de 1844, establecía que los ayuntamientos de los poblaciones a que se destinasen puestos fijos de la Guardia Civil, debían proporcionarles casas cuarteles en que vivir con sus familias, si las tuvieran, dándoseles por el Estado el correspondiente utensilio.
Tal y como quedó reflejado en la prensa local, y concretamente en El Comercio, en su edición correspondiente al 16 de enero de 1845, la primera casa cuartel que se ubicó en la capital gaditana fue en unos locales que formaban parte del Convento de San Francisco y de la Academia de Bellas Artes.
Parece ser que la cesión inicial lo fue con carácter provisional y a instancias del citado jefe superior político, hasta que se encontrara un edificio más acorde con las necesidades operativas y logísticas, pero como solía ocurrir, dadas las que serían las tradicionales restricciones, o mejor dicho, carencias presupuestarias, lo temporal devino en permanente.
Allí se adecuaron tanto las dependencias oficiales como las cuadras para los caballos y varios pabellones para las familias, entre ellos el del jefe de la Guardia Civil en la provincia, que pocos años después ya sería denominada Comandancia, nombre que hoy día se sigue manteniendo.
Aunque el edificio estuvo ocupado de forma permanente durante más de ocho décadas siguientes por la Benemérita capitalina, la documentación de ese largo periodo la fue situando en la calle Calvario (hasta 1868), la plaza Mina (hasta 1885) y desde entonces hasta su desalojo, en el año 1929, en el número 1 de la calle Antonio López, fruto todo ello de sucesivas remodelaciones y cambios de denominación del callejero.
El mal estado de habitabilidad de la casa-cuartel, la falta de mantenimiento por carencia de presupuestos acordes para ello, así como las constantes presiones que se venían ejerciendo desde hacía más de una década por parte del ayuntamiento capitalino y el ministerio de Instrucción Pública, al objeto de ceder el edificio para ampliación del Museo Provincial de Bellas Artes y sobre todo de la Escuela de Artes, Oficios e Industrias, terminaron por motivar finalmente su definitivo desalojo.
No obstante, y aún a pesar de que en los últimos años se habían dictado diversas órdenes para ello, nuncan se podían cumplimentar ya que no se encontraba otro edificio acorde para el realojo, hasta que en febrero de 1929, pudo por fin alquilarse el ubicado en el número 5 de la calle Conde O’Reylli.
Hay que precisar que desde años antes y dado el aumento de plantilla que había venido experimentando la Guardia Civil en la capital gaditana, había sido necesario que se fueran arrendando otros inmuebles para instalar más dependencias oficiales y alojar a más familias, tales como los edificios sitos en el número 14 de la calle Fermín Salvaochea y número 1 de la calle Barrocal, ubicándose en esta última la jefatura de la Comandancia.

A la Guardia Civil gaditana le quedaban todavía muchos años de diseminación por el callejero de la ciudad.

http://jesusnarcisonunezcalvo.blogspot.com.es

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones