Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

La guardia civil tuvo camellos

  • Escrito por Redacción

camellos-guardia-civilxxxx

Sus antecedentes se remontan a la por antonomasia "guerra de África", la del General Prim, para entendernos mejor.

Cuando en abril de 1860 se firmó el Tratado de Paz y Amistad de Tetuán, Marruecos cedió a España a perpetuidad, el territorio de Santa Cruz de Mar Pequeña, del que no tomamos posesión tanto por no localizarse exactamente su situación, como por no poderse hacer con las debidas garantías puesto que allí nunca llego un efectivo dominio del Sultán, o por cierta desidia de nuestros gobiernos; hasta que en abril de 1934 fue ocupado pacíficamente por el Coronel Don Fernando Capaz Montes. Al organizarse el Gobierno de dicho Territorio de soberanía, por Orden del Consejo de Ministros de 11 de junio del mismo año (Gaceta núm. 164), como elemento indispensable para el mantenimiento del orden y seguridad se creó la Guardia Civil de Ifni dotada de un uniforme especial, distinto para españoles y saharauis, compuesta por 5 Oficiales y 14 Suboficiales y Cabos europeos y 200 Sargentos, Cabos y Guardias indígenas, con 62 caballos y 8 camellos adscritos a la Plana Mayor. Esta Compañía con los mismos efectivos pasó después a integrar la Comandancia de la Guardia Civil de Marruecos (a la que en la década siguiente pertenecí durante más de tres años) que cubría el entonces Protectorado, las Plazas de Ceuta y Melilla y durante algún tiempo la Ciudad Internacional de Tánger, en la que también estuve destinado; formando también parte de ella la Ponencia de personal del Cuerpo encargada de la confección del Reglamento por el que se rigió la Mehaznía Armada -especie de Guardia Civil mora - dependiente del Majzen.

Así es cómo la Guardia Civil tuvo en sus plantillas y mantuvo en sus presupuestos ocho camellos, repito, de los de verdad, que figuraban en sus listas de revista, pasando mensualmente la de comisario con el devengo cada uno de 27,20 pesetas anuales para adquisición de bastes; seis, también anuales, para medicamentos y material de botiquín; y 2.60, éstas diarias, para pienso.

Artículo escrito por el Capitán de la Guardia Civil Armando Oterino Cervelló

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones