Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

LUCHA CONTRA EL BANDOLERISMO - 1845

  • Escrito por Redacción

cronicas-8 copia

Desde su creación la Guardia Civil se puso manos a la obra con la tarea para la que había nacido en un primer momento, la seguridad nacional y acabar con el bandolerismo, siempre con abnegación y sacrificio supo hacerse merecedora del cariño de las personas de bien que sufrían los ataques, los robos, los asesinatos de los bandoleros. Vayan como muestra de su encomiable labor en los primeros años, los siguientes decretos sobre algunos relevantes servicios prestados en distintos lugares de la geografía española.

BANDOLERISMO

1845

Se pueden distinguir tres tipos de bandoleros:
1º.– Político religioso, constituido por soldados desgajados del ejército carlista, bien durante las guerras o al terminar las mismas. Los componentes de estas partidas recibían el nombre de “latrofacinerosos”.
2º.– Bandolerismo común: partidas, gavillas, cuadrillas, bandas armadas o individuos aislados.
3º.– Bandoleros ocasionales.

• El Jefe Político de Burgos, en oficio del 18 del actual (enero 1845) dice a este Ministerio que la Guardia Civil correspondiente al distrito de Briviesca, y al Destacamento de Cubo, a las órdenes del Sargento de este Cuerpo D. Juan Menéndez, ha logrado la captura de 10 ladrones que afligían a dicho término, y que el jefe de la gavilla, Pedro González, hombre arrojado y temible por su brutal energía y resolución, quedó muerto en el acto de buscar en la fuga la impunidad de sus crímenes.

• El 2 de febrero de este año desertó del presidio de Cabrillas el criminal José Givet, que cumplía condena por ladrón y asesino; el Capitán D. Antonio Gómez, Comandante del Destacamento del Puesto de Gandía, a las 8 y media de la noche del día 11 lo detuvo en aquel pueblo, realizando con ello un buen servicio, pues el fugado era hombre temible, que tenía alarmados a los vecinos de la comarca.

• También el Guardia de 1.ª clase Dionisio de Juan, de las fuerzas a sus órdenes, en la noche del 8 por confidencias particulares que tuvo, detuvo en sus domicilios a dos malhechores y con las referencias que adquirió, salió enseguida en persecución del resto de la cuadrilla a que ambos pertenecían, logrando después de dos días con dos noches, de incesante batida por la sierra, capturar a los seis restantes que con los anteriores, puso a disposición de la autoridad judicial.

• El 9 de febrero el Sargento 2.º, Antonio Sancho, capturó al famoso criminal extremeño Francisco “El Legrato”, que era el terror de la demarcación de Extremadura por donde hacía sus correrías y cometía sus delictivas hazañas.

• El 17 de este mes el Cabo del Cuerpo en Huelva, 1º Francisco Matías, con cuatro Guardias a sus órdenes, capturaron a los famosos ladrones sentenciados a presidio Gabriel Correa y Manuel Zordeño, poniéndolos a disposición de la autoridad.

• El Comandante de la Brigada de Albentosa en Teruel, Sargento 2.º Francisco Balaguer, enterado en febrero de este año, de la existencia de una gavilla de ladrones en la provincia, compuesta de seis, capitaneado por Matías Martín, llamado “El Segundo”, y que sus armas las custodiaba el Alcalde de Pina, que también era de la gavilla; se dirigió a Pina presentándose al Alcalde como para pedirle auxilio, notó en él gran sorpresa; preguntándole qué armas tenía en la casa, contestó que sólo dos fusiles y dos escopetas con autorización, para la defensa del pueblo; el Sargento le preguntó por algunos trabucos, los que le fueron negados por el Alcalde, y en su vista procedió a registrar la casa, encontrando tres recién cargados y cebados, declarando desde luego preso al Alcalde, quien después de mil preguntas e instancias declaró quienes eran los demás de la gavilla, de la que el cabecilla y tres más eran del pueblo de Montalbán, y otros dos del de Cirat, y dirigiéndose seguidamente al primero con nieve hasta la rodilla, en medio de un gran temporal, antes de las doce llegó y antes del amanecer logró capturar al cabecilla Martín y a otro llamado Vicente Gil, no pudiendo verificar la detención de un hermano y otro compañero por no estar en el pueblo.
Al conducir a los detenidos a Albentosa para llevarlos a la capital, suplicó Matías Martín que le permitiesen apartarse del camino para hacer en el campo una necesidad, y habiendo accedido el Sargento, el preso intentó fugarse corriendo con gran celeridad no atendiendo las voces de alto que se le dieron, teniendo por ello la fuerza que hacerle fuego, de cuyos disparos resultó muerto el fugitivo, quedando los demás entregados a la autoridad.

• Según parte del Jefe Político de Jaén, el Teniente de la Guardia Civil D. José Morales, capturó en la tarde del 10 del actual (mayo 1845), en un olivar del término de la villa de Alcaudete, a los facciosos Antonio Ordóñez natural de Tojar en la provincia de Córdoba y a Agustín Posada, que lo es de Montefrío en la de Granada, ambos pertenecientes a la partida de ladrones que capitanea Caparrota, cogiéndoles los caballos con sus aparejos, una escopeta, un retaco y un cuchillo. El Jefe Político al dar parte de este suceso recomienda eficazmente la bizarría, actividad e inteligencia del Teniente Morales, cuyas dotes, dice, tiene acreditadas en las diferentes comisiones que le han sido conferidas desde que fue destinado a aquella provincia.

• El 30 de julio daba cuenta de oficio la Inspección General del Cuerpo al Ministerio de la Guerra, que el Comandante de la Guardia Civil participaba que existiendo en la provincia de Álava una compañía de ladrones que en las inmediaciones de La Guardia había cometido una porción de robos, el activo Sargento del Cuerpo Felipe Aguirre había logrado dar muerte a su jefe que lo era el individuo Felipe Gil , conocido por “Judas”, habiendo logrado también descubrir la guarida de la gavilla en la que recogía las armas que usaban y 1.411 reales producto de sus robos, aprehendiendo a todos los cómplices en número de siete y que un hermano del jefe de ellos nombrado Nicolás Gil, se había presentado aterrado de la persecución continua y eficaz que se les hacía.

• Ministerio de la Guerra. Excmo. Sr. La Reina (Q.D.G.) se ha enterado con satisfacción del escrito de V.E. de 12 del actual en el que participa la muerte del famoso ladrón Manuel Martínez Mourillón, verificada por la fuerza de la Guardia Civil de la provincia de Lugo, quedando en poder de esta las armas y municiones, yeguas y más efectos que manifiesta la copia de la relación que incluye. De Real orden lo digo a V.E. para su conocimiento y a fin de que haga saber a los individuos del Cuerpo de su mando, el beneplácito con que ve S.M. el comportamiento que en todas partes observan. Dios guarde a V.E. muchos años. Madrid 18 de agosto de 1845. Narváez. Señor Inspector de la Guardia Civil.

ARCHIVOS DE LA GUARDIA CIVIL

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones