Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

LUIS ROLDÁN IBAÑEZ, PRIMER CIVIL EN LA DIRECCION GENERAL DE LA GUARDIA CIVIL (31-10-1986 a 03-12-1993)

  • Escrito por Redacción

luis roldan

LUIS ROLDÁN IBAÑEZ, PRIMER CIVIL EN LA DIRECCION GENERAL DE LA GUARDIA CIVIL (31-10-1986 a 03-12-1993)

Nacido en Zaragoza en 1943, su carrera política empieza en 1979, como teniente de alcalde de Zaragoza. Pero ya aquí engaña a todos sobre su formación académica: nunca acabó la universidad, aunque él siempre dijo que era ingeniero, licenciado y máster. Luis Roldán se creó a sí mismo a base de mentiras.

Roldán contrarresta su falta de estudios con algo que le hará ascender muy rápido: su fama de duro contra ETA.Así el 29 de diciembre de 1982 fue nombrado delegado general del Gobierno en la comunidad autónoma de Navarra. En el desempeño de este cargo obtuvo notables éxitos, principalmente en la lucha contra el terrorismo de ETA.

El 31 de octubre de 1986 fue nombrado por el Consejo de Ministros director general de la Guardia Civil, siendo la primera vez en la historia de esta institución que este cargo recaía en un civil.

Durante el tiempo que permaneció en la Dirección General de la Guardia Civil, destaca el éxito obtenido en marzo de 1992, cuando fue desarticulada en Bidart (Francia) la 'cúpula' de ETA, encabezada por el buscado Francisco Múgica Garmendia, 'Artapalo', aparte de otros comandos.

Pero no sólo ETA determinó su trabajo. Cuando en 1988 Corcuera llegó a Interior se propuso modernizar todas las Fuerzas de Seguridad del Estado y en este programa, lógicamente, se vio imbuida la propia Guardia Civil. La antigua imagen de la pareja de agentes con tricornio, vigilando caminos a pie, fue sustituida por la de jóvenes guardias que patrullan en modernos todo terreno.

En noviembre de 1993, cuando Corcuera anunciaba su dimisión y él solicitaba su cese, se destapó un supuesto escándalo por el "desmesurado" incremento de su patrimonio durante su mandato.

Adquisiciones con sueldo público

Según los datos, con su sueldo público, Roldán había acumulado un patrimonio integrado por un chalet en Cizur Menor (Navarra), otro en Aravaca (Madrid), un piso de 332 metros cuadrados en la Castellana madrileña, otro terreno en Cambrils y una excelente finca de árboles frutales en Mequinenza, en La Rioja, además de otras propiedades .

El 3 de diciembre de 1993 cesó al frente de la Dirección General de la Guardia Civil y fue sustituido por el entonces gobernador civil de Barcelona, Ferrán Cardenal de Alemany.

El 17 de febrero, el pleno del Congreso aprobó por unanimidad la creación de la comisión de investigación de la gestión de Roldán durante su etapa de director general de la Guardia Civil. Poco después, el 1 de marzo, quedaba constituida dicha comisión, la cual comenzó oficialmente sus trabajos el 10 de marzo para un período de tres meses.

El 21 de abril, el PSOE suspendió cautelarmente de militancia a Roldán hasta la resolución del caso y Jorge Esparza, su "testaferro", compareció ante la comisión.

Los cada vez más numerosos datos en contra de Roldán provocaron que, el 27 de abril, la Fiscalía solicitase a la jueza Ana María Ferrer, que instruía el sumario, la retirada del pasaporte del ex director de la Guardia Civil para impedir su salida del país.

Citado y desaparecido

Dos días después, Roldán no compareció ante el juzgado de instrucción número 16 de Madrid que lo había citado y su titular dictó orden de detención contra él. Para sorpresa general, las Fuerzas de Seguridad del Estado no dieron con su paradero y el 30 de abril, el ministro del Interior, Antoni Asunción, presentaba su dimisión al presidente del Gobierno asumiendo sus responsabilidades "políticas y técnicas" por su huida.

El 27 de febrero de 1995, Luis Roldan fue detenido por la policía española en el área de tránsito del aeropuerto de Bangkok, presumiblemente entregado por las autoridades laosianas. Un día más tarde, después de viajar a Madrid vía Roma, fue puesto a disposición de la juez Ana Ferrer quien decretó su ingreso en prisión.

El 26 de febrero de 1998, cuatro años después del comienzo del escándalo, Roldán fue sentenciado a 28 años de cárcel por los delitos de malversación, estafa, cohecho y cinco delitos contra la hacienda pública.

Además, la Audiencia Provincial de Madrid le impuso una multa de 1.600 millones de pesetas y le condenó al pago de dos indemnizaciones al Estado por valor de 578 y 957 millones de pesetas.

El 21 de diciembre 1999, el Tribunal Supremo aumentó de 28 a 31 años de cárcel la pena que la Audiencia de Madrid le impuso el año anterior. Roldán ingresó en la prisión de Brieva (Ávila) el 28 de febrero de 1995.

El primer director general civil de la Guardia Civil, resultó todo un fiasco para la Institución. Roldán representó su papel de hombre de hierro a la perfección. Era el primer civil al mando de la Benemérita y se convirtió en el hombre que escoltaba los ataúdes de las víctimas de ETA. Él mismo era objetivo de la banda, pero detrás de esa imagen de incorruptible, Roldán le estaba robando a la Guardia Civil el dinero con el que tenía que protegerles.

Es entonces cuando entra en acción el Roldán oculto, el de los fraudes que le acabaron costando 31 años de condena. Su primera gran obra fue el timo de los cuarteles. Los cuarteles de la guardia civil eran un objetivo constante de ETA. Por eso, Roldán prometió mejorarlos y construir algunos nuevos. De paso, eligió a dedo a las constructoras que hacían las obras y así se llevaba una comisión.

Nadie iba a poner en duda cualquier cosa que se hiciera. Llegó a sacar dinero incluso de la construcción de la polémica Autovía de Leizarán. ETA boicoteó la construcción de la autovía que hoy une Pamplona con San Sebastián. Cometió 160 atentados y murieron tres personas. Roldán, que no tenía escrúpulos, supo sacarle beneficio. Pidió a las empresas un plus de 85 millones de pesetas para hacer un refuerzo de la vigilancia. Se quedó con el dinero y de la vigilancia extra nunca se supo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones