Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

SOBRE RECLUTAMIENTO DE OFICIALIDAD EN LA GUARDIA CIVIL (13 de julio de 1950)

  • Escrito por Redacción

webaranjuez

Jefatura del Estado. Ley sobre reclutamiento de oficialidad para el Cuerpo de la Guardia Civil.

La Ley de 25 de noviembre de mil novecientos cuarenta y cuatro, por la que se dictaron normas para cubrir vacantes de oficiales en el Cuerpo de la Guardia Civil, no ha logrado satisfacer numéricamente sus imprescindibles necesidades de oficiales procedentes del Ejército. Para el Cuerpo de la Guardia Civil es de absoluta precisión la oficialidad procedente de las Academias Especiales del Ejército, o formada en unión de esta, ya que es necesario encuadrar su tropa por oficialidad competente, con cultura militar adecuada. Para incrementar el reclutamiento de esta oficialidad, reclutamiento que se ha visto considerablemente reducido por diversas causas, procede crear el ingreso directo en la Guardia Civil, nombrando a los ingresados caballeros cadetes de la Academia General Militar, de cuyas promociones formarán parte integrante hasta su promoción a alféreces cadetes, pasando entonces al Centro de Instrucción de la Guardia Civil para su especialización, y siendo promovidos a tenientes del Cuerpo en la Academia General y al mismo tiempo que sus respectivas promociones. En su virtud, y de conformidad con la propuesta elaborada por las Cortes Españolas, dispongo:

  1. Artículo primero. La escala de subalternos de la Guardia Civil se nutrirá con los oficiales procedentes de la escala de suboficiales del Cuerpo: por los que perteneciendo a las armas de Infantería y Caballería y procediendo de sus respectivas Academias deseen voluntariamente pasar a aquél, y por los tenientes de la Guardia Civil promovidos a dicho empleo en la Academia General Militar.
  2. Artículo segundo. Estos últimos oficiales se formarán con sujeción a las siguientes bases: a) Ingreso directo en la Guardia Civil por oposición, a petición propia, expresa y voluntaria con sujeción a los mismos programas, en la Academia General Militar. b) Los ingresados cursaran en la Academia General Militar, formando parte integrante de la respectiva promoción, los dos cursos necesarios para su promoción a alféreces cadetes. c) A continuación, en el Centro de Instrucción de la Guardia Civil cursaran dos años las materias especiales del Cuerpo. d) Se reintegraran a la Academia General Militar con su promoción, para las prácticas de conjunto de fin de carrera y para su promoción a tenientes del Cuerpo.
  3. Artículo tercero. Por el Ministerio del Ejército se señalará el número de los que han de constituir cada convocatoria, teniendo en cuenta la ponderación que debe existir entre esta oficialidad y la procedente de suboficiales del Cuerpo, y serán adoptadas las medidas procedentes en cuanto a planes de estudios, escalafonamiento de oficiales de la Guardia Civil de las distintas procedencias y cuantas otras sean necesarias para el cumplimiento de lo dispuesto en los artículos precedentes.
  4. Artículo cuarto. Los capitanes procedentes del Cuerpo de suboficiales de la Guardia Civil, además de cumplir las condiciones comunes y verificadas a todos los oficiales del Ejército, de asistir y terminar con aprovechamiento un curso de aptitud celebrado en el Centro de Instrucción del Cuerpo, curso que podrá ser repetido por una sola vez, perdiendo el derecho a ascender a comandante en el caso de resultar desaprobado en el segundo curso.
  5. Artículo quinto. Para que los jefes y capitanes de la Guardia Civil procedentes de las Armas generales del Ejército o de la Academia General Militar puedan ascender a los distintos empleos, será necesario, además de cumplir las condiciones comunes exigidas a todos los jefes y oficiales del Ejército, que asistan a los cursos de aptitud para el ascenso que se celebren en el Arma de Infantería.
  6. Artículo sexto. Para los efectos de práctica y convivencia con sus compañeros del Ejército, los capitanes de la Guardia Civil se agregaran, durante un período de tres meses consecutivos, a una unidad de Infantería correspondiente a su empleo. En los empleos de comandante y teniente coronel, estas agrupaciones tendrán lugar durante tres meses por cada período de cinco años de servicio, contados ininterrumpidamente entre ambos empleos, siendo condición indispensable permanecer agregado por lo menos tres meses en cada uno de aquellos. El ministro del Ejército, a propuesta de la Dirección General de la Guardia Civil, determinara las épocas más convenientes para la realización de estas prácticas en cada caso, por orden de antigüedad dentro de cada empleo y en forma conveniente de las corridas normales de escalas.
  7. Artículo séptimo. Los jefes y capitanes de los tercios y comandancias de fronteras serán de Infantería. Por tanto, el mando de tales empleos tendrá carácter de servicio. Artículo octavo. Quedan derogados la Ley de 25 de noviembre de mil novecientos cuarenta y cuatro y demás preceptos en cuanto se opongan a lo que ahora se dispone. Artículo noveno. Por el ministro del Ejército serán dictadas las medidas necesarias para el cumplimiento de esta ley. Dado en El Pardo. Francisco Franco.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones