Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

LA PRIMERA ESPECIALIDAD: LA CABALLERIA DE LA GUARDIA CIVIL DE ISABEL II ( 1.844 – 1.868 )

  • Escrito por Redacción

caballeria-gala

LA PRIMERA ESPECIALIDAD: LA CABALLERIA DE LA GUARDIA CIVIL DE ISABEL II ( 1.844 – 1.868 )

Artículo publicado por la Revista oficial Guardia Civil número 799 de noviembre 2010

Se puede considerar como la primera especialidad de la Guardia Civil, ya que sus miembros debían conocer el arte ecuestre ( servicio de cuadra, estribos y herraduras, monturas, etc. ) y que supuso la primera división del cuerpo en Infantería y Caballería.    

DEPLIEGE ORGANICO

En un principio debían ser 9 los escuadrones de caballería y para el 13 de junio de 1.844 ya habían 415 Guardias Civiles de Caballería en los depósitos de Vicalvaro y Leganes quedando la primera plantilla del Cuerpo en l.846 con 58 oficiales y l.579 Guardias Civiles de Caballería.

El primer Tercio con cabecera en Madrid contaba con 2 escuadrones divididos en un escuadrón para Madrid y una sección para Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo respectivamente. La provincia de Segovia pasó a este Tercio en 1.846 y fue incrementada con una sección de caballería del escuadrón de Madrid.

El 2 Tercio ( Cataluña ) un escuadrón dividido en 2 secciones en Barcelona y Lerida y Tarragona con una. Para noviembre de 1.845 contaba con 30 caballos.

El tercer Tercio con 1 escuadrón dividido en 2 secciones para Córdoba y Cádiz y Sevilla con una. A finales de febrero de 1.846 se dispuso que de la compañía de Caballería se segregase la fuerza destinada a la provincia de Córdoba, formándose medio escuadrón independiente, con cuya disposición el tercer Tercio vino a componerse de cuatro compañías y dos escuadrones.

El cuarto Tercio medio escuadrón y una sección para Valencia y Albacete. Un suelto de la época decía que “ dos brigadas de caballería han de recorrer las carreteras de Barcelona y de Madrid desde los confines de la provincia por la parte de Murviedro ( Sagunto) hasta la Venta del Rey, visitando pueblos de derecha e izquierda del camino “ .

El quinto en Galicia con medio escuadrón dividido en una sección para Orense y Pontevedra.

El sexto de Aragón con un escuadrón dividido en 2 secciones para Zaragoza y una en Huesca y Teruel.

El séptimo Tercio medio escuadrón dividido en una sección para Jaén y Málaga respectivamente.

El Octavo en Castilla y León y Asturias con un escuadrón dividido en 2 secciones para Valladolid y una para Salamanca y Zamora.

El noveno en Extremadura medio escuadrón con una sección en Badajoz y Cáceres.

El décimo en Navarra con una sola sección.

El Undécimo con medio escuadrón con una sección en Burgos y Logroño.

El duodécimo en las provincias vascongadas con una sección en Alava. Al comenzar el año 1.845 la fuerza presente de este Tercio era sólo de una jefe, 29 guardias y clases y 4 caballos.

Por Reales Ordenes de 26 de diciembre de 1.856 y 5 de enero de 1.857 el número de caballos en la Guardia Civil era de 1.300 distribuidos en los Tercios así: 260 para Madrid, 70 Barcelona, 193 Sevilla, 120 Valencia, 30 La Coruña, 115 Zaragoza, 152 Granada, 150 Valladolid, 70 Badajoz, 35 Pamplona, 85 Burgos y 20 Vitoria. El 13 Tercio en Palma de Mallorca no disponía de Caballería.

A primero de enero de 1862 un nuevo despliegue ajustó la Caballería de la Guardia Civil de la siguiente forma, aunque ya había variado la composición de los Tercios en cuanto a comandancias y provincias se refiere: El primer Tercio ( Madrid), un escuadrón.; 2º ( Ciudad Real ), un escuadrón; 3º( Barcelona), medio escuadrón ( dos secciones ); 4º(Sevilla), dos escuadrones, 5º(Valencia), un escuadrón¸6º(La Coruña), una sección; 7º(Zaragoza), un escuadrón; 8º(Granada), dos escuadrones, 9º(Valladolid), un escuadrón, 10º ( León, Asturias y Palencia ) un escuadrón, 11º ( Extremadura ), medio escuadrón; 12º ( Burgos, Logroño, Santander y Soria ), un escuadrón y 13 º ( Navarra y Vascongadas ), medio escuadrón.

UNIFORMIDAD.-

Por Real Decreto de 3 de Junio de 1.844 el armamento, uniforme, equipo y montura era el siguiente:

Sombrero de tres picos con galón de hilo blanco, casaca azul con cuello, vueltas y solapa encarnada abrochado, con forro azul para el uso diario, hombreras de cordón encarnado y blanco que servirá de presilla para el correaje. Pantalón blanco de paño ajustado.Bota de montar para el servicio a caballo. Levita azul con vivo encarnado. Pantalón azul con borceguí para el servicio a pie. Capote azul del que está admitido en general para montar. Cabos y botones blancos. Guante amarillo para montar y el uso diario, y para gala de algodón o estambre blanco. Carabina con bayoneta. Dos pistolas de arzón. Espada de línea. Cartuchera con correa de ante de su color y gancho para la carabina. Cinturón del propio color que la correa de la cartuchera. Silla igual a la que usa la Caballería del Ejercito con pistoleras. Correaje negro con hebillas de metal amarillo. Mantilla de paño azul, redonda con galón de hilo blanco en los costados y vivo encarnado.

Tras el primer relevo del Duque de Ahumada en 1.854,el 5 de octubre el general Infante remitía nueva uniformidad y las fuerzas de Caballería añadirían al pantalón una sobrebota de cuero negro y tendrían una cartuchera pequeña sujeta por una correa ancha de ante. Que desde el hombro izquierdo pase por debajo del derecho, eliminándose la bandolera de la fornitura.

El menaje consistía en una cartera de cuero negro pendiente de una correa de ante y era obligación del Guardia Civil llevarle siempre que iba de servicio provista de papel y tintero. Una mochila de hule negro con correas de ante amarillo y un morral de lona para cuando entre en campaña y, en el Puesto de su residencia, un cofre forrado de baqueta para guardar su ropa.

El equipo del caballo se componía de silla dragona, pistoleras y correaje negro con hebillas de metal amarillo.

Maletín de paño azul turquí con vivos encarnados, ribeteado de galón de hilo blanco.

Caparazón de piel blanca de carnero.

Rendaje compuesto de brida y falsa brida de cuero negro, con hebilla dorada sin escamilla para guarnecer la cabeza del caballo.

Rastrillo, bruza y peine para limpiarlo; cada Sección tendría adjudicada una herradura provisional para mano y otra para pie, por si en despoblado o incidente imprevisto se quedaba algún caballo desherrado.

El 31 de octubre de 1.856 el Duque de Ahumada ordena para las prendas de Caballería la bota de montar de suela sin pliegues y boca-botin de lienzo blanco entre otras cosas y en l.858 que las monturas de los jefes y oficiales de Caballería se coloque en la parte anterior de la cañonera derecha, una pequeña cartuchera en la que pudieran llevarse cuatro cartuchos perfectamente resguardados y el numero de cápsulas necesarias.

El Director General Quesada ordena en circular de 13 de marzo de 1.864 a los oficiales de nuevo ingreso que “ Desde luego se cortarán las colas de los caballos, sin excepción, a la altura de los espejuelos, sin estresacarlas, suprimiéndose, por consiguiente el uso de atacolas, que se utilizaran en la perilla de la silla para preservar el capote del roce de las riendas. Para todo servicio interior en las capitales se pondrán las cuatro riendas en el bocado, exceptuando algún caballo que por resabio o su estado de doma necesite el cabezón, que continuará usándose en el exterior y en todos los demás casos y circunstancias. “.

El Director General Serrano Bedoya en 1.866 en su Instrucción General de Uniformidad fijó las piezas de montura y equipo: La silla, de cuero de color avellana de las llamadas dragona, estaba compuesta por armadura de aya, témpanos y bastones de lienzo y badana de primera clase, relleno de pelote y cerdas; filete delantero con una anilla de hierro para sujetar el carcás y portacarabina; cinchas de cáñamo, reforzadas de cuero de color de la silla; orcales en su parte superior y la maestra en la interior. El pretal, de color negro como el resto del correaje, de pechera y dos brazos, llevando un escudo ovalado con las Armas Reales y el escudo del Cuerpo, tres correas de grupa e igual número de ellas para atar la capa, con idéntico color. En el lado de montar se colocaba una cañonera y, en el opuesto, una bolsa de herraje.

Los estribos eran de hierro bruñido, con el ondon recto y abierto en el centro, y de sus extremos partía el aro de anilla fija.

La brida era de cuero negro con hechura española, hebillas dobles y pasador de metal. En la frontalera y muserola, por su parte anterior, lleva un escudo de metal amarillo con las armas e iniciales G.C.; el bocado era de cama recta y en el remate de la embocadura tenia un pequeño escudo dorado, abarcado por unos arquitos para colocar en ellos las falsas riendas. Debajo de estos arcos iban el alacrán abierto y el cerrado. La cadenilla de barbada era de mallas lisas y dobles, y las riendas, de 1,50 metros de largo.

El cabezón, de hierro bruñido, formaba media caña, rayada verticalmente en su parte interior, y adheridas a esta serrata llevaba dos planchuelas de bisagra, cuyos extremos se unían dos correas, una con hebilla. En la parte anterior llevaba dos pilarcitos, rematados con anillas en las falsas riendas, que eran de color negro, con una longitud de 1.36 metros.

La cabezada de pesebre, también de cuero negro, llevaba una hebilla de coscoja, cuadradillos, argolla y calabacilla charoladas con ronzal de su color.

Las mantas de jerga, que se adquirían en la ciudad de Getafe, eran a cuadraditos blancos y negros, de 1.86 metros de largo por 1.34 de ancho. Por uno de los lados iba cosida con objeto de que el cogujón abrigase el cuarto posterior del caballo, llevando al mismo tiempo un témpano circular de suela abierto en su centro; en sus puntas opuestas se observaban dos correas cosidas sobre un triángulo de suela, que, introducidas por el agujero del témpano, permitían conducir el pienso.

El cinchuelo consistía en una cinta fuerte de 1,55 metros de largo por ocho centímetros de ancho, al que iba unida la almohadilla; en uno de sus extremos figuraba una hebilla de cascoja y, en el opuesto, un latiguillo de correa.

El saco de la cebada, construido de lona aplomada, media por su parte central 21 centímetros de ancho y en sus extremos 36 centímetros. Por su lado anterior lleva dos carteras cosidas y debajo del extremo izquierdo iba la boca. Por la parte inferior tenía dos frontezuelas de la misma tela para asegurar los extremos de la manta.

La bruza era fabricada de pelo de cerdo blanco, con 15 carreras fijas en una tabla de tellera con tapa de nogal blanco una correa de cuero negro para pasar la mano.

De chapa de hierro negro, sin manga era la almohaza, dos puertas a los costados para fijar la correa por donde pasa la mano.

El morral del pienso estaba confeccionado de lona rayada, con una correa de látigo al lado derecho y otra más corta con hebilla al izquierdo. La maleta, de cuero negro; la funda de la maleta, de paño azul con témpanos galoneados de blanco. El cubrecapote, de paño azul tina, con franja de galón blanco en la parte inferior del galón y a la altura de la correa de sujeción de la capa tenía una abertura, a fin de que saliese por ella una correa para abrazar el capote.

La funda del capote era de lona rayada, abrochada con botones de hueso blanco.

La mantilla, de paño azul tina, estaba galoneada de blanco con las iniciales G.C. bordadas en las puntas.

Cambiaba algo el color de las pendas de montar de los trompetas y Jefes de ambas Armas y Oficiales de Caballería.

Una circular de 27 de octubre de 1.860 se refería al denominado Poncho de Abrigo que usaban los guardias de Caballería que era una especie de gabán holgado con solapas cruzadas y dos hileras de 4 botones con tapabocas y forro de abrigo con capucha suelta adherida a una esclavina de 40 centímetros.

FONDO DE REMONTA Y MONTURA.-

Tres eran las condiciones que debían reunir los caballos del Cuerpo.

1ª- No debían ser blancos

2ª-Tener una alzada superior a la normal, de siete cuartos para arriba, tanto para que causaran un gran efecto a quienes los viesen, como para que fuesen resistentes y fuertes.

3ª - Estar comprendidos entre los seis y los diez años.

Las adquisiciones para los primeros caballos fueron llevadas a cabo por los Mariscales Veterinarios del Ejército. Hasta que se consiguió por Circular de 30 de octubre de 1.851 crear una Comisión de Oficiales en cada Tercio que, según informes de los comandantes de Puestos de cada demarcación, pudieran hacerse con caballos en buenas condiciones y garantías y que tuvieran las circunstancias establecidas, y así evitar intermediarios y adquirir animales sin condiciones o caros.

Se creó por parte del Duque de Ahumada una Asociación, a la que se unieron la totalidad de la Guardia Civil de Caballería, al objeto de los guardias dueños del caballo sufrían un descuento fijado hasta alcanzar la cantidad en que se adjudicó su cabalgadura, que consistía mediante descuentos de la tercera parte del haber mensual. Los caballos muertos en función del servicio o sus resultas no se pagarían por la Asociación, ya que habían un fondo del Estado con una asignación mensual de 1.000 reales y por Circular de 29 de junio de 1.847 se fija el modo de reclamar el importe de los caballos muertos de enfermedad natural para la reclamación a la Hacienda Militar de las terceras partes que les corresponden.

Con todo, y a pesar de que la tropa de caballería cobraba 1 real diario más de haber que por reglamento de organización les estaba señalado, se les hizo un descuento mensual de 45 reales para la creación del Fondo de Remonta y Montura gracias a la Real Orden de 20 de marzo de 1.848 que manda abonar a la Guardia Civil, por la Intendencia General Militar, el presupuesto completo desde 1 de enero y los 200.000 reales para la compra de caballos. El 16 de enero de 1.858 se funda el Fondo de Remonta para Oficiales que se integraría al común en 1.861.

Los Guardias de Caballería después de cumplidos siete años en el Cuerpo recibían 400 reales, 600 a los ocho años, 900 a los nueve años, 1.200 a los diez y a los once, la anterior cantidad o el caballo.

El maltrato a los animales, desidia, muerte o inutilización para el servicio del caballo recibían su justo castigo. Al Fondo pertenecían el valor de las pieles, crines y herrajes de los caballos muertos y correspondía a los adjudicatarios el valor del fiemo y será cuenta de los mismos la provisión de escobas, cubetas y cribas que se necesiten.

CUADRAS Y FORRAJES.

La Circular de 15 de marzo de 1.848 ordena que “ las caballerizas sean proporcionadas al número de caballos que las ocupan; que tengan ventilación, ordenada policía, buenos pesebres y buen piso; que se percaten de la alimentación que los animales reciben, que la paja este en una pajera o en otro lugar apropiado para su buena conservación y que, junto a la cebada, sea “ de buena calidad y medida “ ; que comprueben asimismo si los caballos retrasados en alimentación reciben los cuidados que necesitan y se benefician según permiten los medios del país, y finalmente, si los animales están adecuadamente herrados. Las caballerizas debían estar empedradas.

Otras disposiciones tratan que en el suelo habrá cantidad suficiente de garanzones y paja con la que el ganado se pueda hacer la camada y los pesebres estén colocados a la altura idónea.

Se les debe dar forrajeo hierba fresca durante unos días en abril, cuando la primavera empieza a hacer su aparición, con cortos paseos y donde puedan bañarse de rodillas para abajo y mientras estén en forraje y hasta cuatro días después de terminar de tomarlo,no harán ningún servicio.

FONDO DE PIENSO

Dos nuevas ventajas económicas se consiguen en 1.864; una gratificación anual de 30 reales y la creación de un fondo para el utensilio del ganado con el importe de las ventas del estiércol y con las existencias de este fondo se atenderán la compra y reposición del utensilio para el ganado que los Puestos han de poseer y que es la siguiente:

- Una medida hecha de madera con capacidad de medio celemín por una parte y de un cuartillo por otra.

- Una saca para paja por cada ocho caballos con cuatro arrobas de capacidad.

- Una criba de cuero para paja

- Un cribo de cebada con dos celemines de capacidad

- Una cubeta de madera por cada cuatro caballos

- Una saca de jerga cuya capacidad sea de dos fanegas de cebada.

- Faroles de pared en número necesario para iluminar debidamente la caballeriza

- Un farol de mano

- Una pala para recoger el estiércol

- Unas parihuelas de madera

- Una espuerta de esparto para repartir la paja a los animales.

- Una valla cilíndrica de madera para cada caballo

- Un caballete por montura

- Una hoz para segar el forraje o la paja si fuere necesario

- Un peine con el que limpiar el forraje

- Una lavativa

- Un enjuagatorio para el ganado

- Una pierna de madera en que moldear las botas de montar

OTRAS DISPOSICIONES

Se asignó la concesión de raciones de pienso a la Guardia Civil por Real Orden de 30 de agosto de 1.844 y el pago en metálico de las raciones en 1.866 que englobaba las raciones de cebada y de paja, con un total de 98 reales y que vario en el tiempo su composición, siendo 14 libras de paja y 8 ½ de cebada en ración ordinaria y 11 de extraordinaria y el 1 de agosto de 1.866 un total de 4 kilos de cebada.

En 1.864 se innovó y reformo la silla de montar y debiendo marcándose el interior del faldón izquierdo, en su parte inferior delantera, el numero y fecha de construcción.

Para atender al ganado de la Guardia Civil Veterana se destinó un profesor veterinario en 1.861 al que se le añadió un asistente en agosto de 1.867.

Manuel Simón Martínez

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones