Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Guardia Civil

La Guardia Civil engrandece de nuevo el cortejo decano de la Pasión jiennense

  • Escrito por Redacción

JESUS-PRESO-JAEN

El Señor Preso fue, este año, protagonista del viacrucis cuaresmal, es decir, la primera imagen en tocar calle cuando la ciudad comenzó a oler a incienso. Por si fuese poco, también colmó de belleza, con la firma de Francisco Carrillo, el cartel de la Pasión de 2016.

Y el Jueves Santo le tocó “abrir cartel” con esa hermosa mansedumbre que pone un detalle de patetismo singular, distinto, en la Semana Santa jiennense. Desde la basílica menor de San Ildefonso, La Veracruz se hizo presente en las jornadas grandes de la capital, por segunda vez tras la comitiva de la Oración en el Huerto, con 475 años de existencia como colectivo pasionista. Ahí es nada. Cualquier gesto suyo está avalado por los siglos que acumula desde aquel lejanísimo 1541 que lo vio nacer, hacerse procesión.

Ha llovido mucho —estos días, sin ir más lejos—, pero la congregación no ha olvidado ese título de primitiva que le adorna el guion y en cuanto cruza los dinteles de su sede canónica, Jaén se le rinde, se le entrega. Siempre ha sido cofradía predilecta.

El Señor del Trueno, que ha heredado con pasmosa naturalidad la entrañable leyenda de la imagen que lo antecedió, partió desde sus bóvedas tendido hasta salvar el primer riesgo de la tarde, las puertas de la iglesia, que si no le rozan el canasto es, además de por pericia fabricana, de puro milagro. Fuera, la ciudad se agolpó en la Plaza de San Ildefonso para no perderse los momentos iniciales de la procesión “de los civiles”. Años hubo que la presencia de la Benemérita fue más elevada que la de este, y otros con menos. Pero el charol brilló, de nuevo, en el cortejo e impresionó a pequeños y mayores. Quien tuvo, retuvo.

El paso de palio no es solo eso, no. Es un monumento, con todas las letras, y hace honor a la venerabilidad de este colectivo pasionista que tiene en su Dolorosa y en el trono que la saca a las calles uno de los emblemas marianos, por excelencia, de la Pasión. Y eso detenido, varado. Porque cuando empieza a andar se hace aun más bello, nada lo nubla. Desde el faldón a la gloria, María de los Dolores derrocha categoría. Y hay quien permanece en el sitio hasta que revira el último fleco de su manto, que merece la pena hasta cuando se difumina.

El tiempo cronológico, aliado de esta antiquísima hermandad, habló con su pariente meteorológico y le exigió un cielo claro y una tarde buena para La Veracruz. Casi quinientos años no los cumple cualquier cofradía, y en el de su conmemoración lo último hubiese sido verla huir de la lluvia por las mismas calles que recorre desde hace tanto. Felicidades dobles, por su celebración y por su procesión, a los “anfitriones” que las hicieron posibles y a los “invitados” que las vieron.

Diario Jaen

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones