Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Guardia Civil

PRIMER ENCUENTRO CON BANDOLEROS POR EL PRIMER TERCIO - (13 de noviembre de 1844).

  • Escrito por Redacción

ESCENA-GUARDIA-CIVIL-BANDOLEROS

EL PRIMER ENCUENTRO CON LOS BANDOLEROS DEL PRIMER TERCIO - (13 de noviembre de 1844).

Quizás el primer servicio contra el bandolerismo del que se tiene conocimiento, en el primer año de andadura de la recién creada Guardia Civil, cuando por así decirlo aún no habían acabado de colocarse el correaje aquellos primeros guardias, es el encuentro entre guardias civiles y bandoleros, a principios de noviembre de 1844, y que se recoge en el parte que el Jefe del Primer Tercio, el Coronel don Ramón Purgolt, con fecha 13 de noviembre de 1844, le comunicaba al Inspector General del Cuerpo:

“Excmo. Sr.

El Sub-Ayudante de este Tercio D. Fernando Delgado, con fecha de ayer, me dice lo que copio:

En cumplimiento de las órdenes que tenía de V.S me constituí en este pueblo con la caballería que saqué acompañado del Celador D. Demetrio López. Llegamos a este pueblo (Móstoles) a las doce, en donde reunidos al destacamento del mismo, a las órdenes del Teniente D. Matías del Campo, y del de Carabanchel, tomamos las medidas oportunas para la captura de una partida de forajidos que se hallaban robando en el camino, desde el canto de la legua a la salida de este pueblo, hasta el puente de Navalcarnero. En efecto, a las cinco de esta misma tarde, al dar vista a dicho puente por todos los costados, se logró capturar cuatro de dichos bandidos, de los cuales quedó uno muerto en el campo, por haber hecho resistencia; habiendo logrado fugarse otros cuatro por lo escabroso del terreno y estar la noche encima.

Dichos sujetos capturados son: Antonio García, de veinticuatro años, natural de Lancara, y vecino de Madrid, en la calle del Águila, nº 25, Juan Pérez, de veintitrés años, natural de Fuentes, sin domicilio; José Chacón, de veintinueve años, natural de Valdepeñas, vecino de Madrid, calle de Mira el Rio baja, nº 9; y el muerto que no se sabe mas, que se apellidaba Blanco.

Dicha partida tenía detenidas unas veinte personas a quienes habían robado las caballerías, dinero y efectos; todo lo que les fue devuelto a la entrada de este pueblo. Las personas robadas han sido arrieros pobres de Navalcarnero y pueblos inmediatos, contándose entre ellos como más notables, D. Francisco Mesa, D. José Blanco, D. Francisco Arribas y D. Antonio Corral, personas de arraigo en dicho pueblo de Navalcarnero.

Los culpables se hallan presos en esta cárcel, que con el muerto, tres trabucos y municiones, serán trasladados a esa Corte, haciendo nuestra salida de este pueblo a las ocho de la mañana del 13 no verificándolo esta misma noche por estar la caballería muy cansada y sin comer.

Todos los individuos se han portado bien en la referida ocurrencia; recomendándole muy particularmente al Teniente D. Matías del Campo, Jefe de este destacamento, que estuvo muy pronto a ocupar el puesto que le designé, habiéndolo hecho del D. Demetrio al Excmo. Sr. Jefe superior político.

Lo que tengo el honor de participar a V.E. para su superior conocimiento”

Lástima que este sea el único parte de servicio que se ha podido encontrar, gracias a que se publicó en el periódico “Guía del Guardia Civil” en su primer número, aparecido en octubre de 1850. En este periódico, que era mitad boletín oficial y mitad publicación particular, se prometía dar noticias de los servicios más destacados que se fuesen produciendo y de los realizados desde la fundación del Cuerpo. Cosa que a la postre no se pudo llevar a efecto, por falta de espacio en dicho periódico, ante la multitud de servicios de actualidad e importantes, tanto humanitarios como en la lucha contra el bandolerismo, que desde su fundación la Guardia Civil protagonizó casi a diario.

Otro servicio destacado y protagonizado por la misma fuerza, perteneciente al puesto de Móstoles, que nos llega de ese mismo año, igualmente en forma de parte oficial es el siguiente:

El mismo Jefe en 8 de diciembre del expresado año (1844) participó al Excmo. Señor Inspección, el arte que le dio el referido Teniente D. Matías del Campo, comandante del destacamento de Móstoles, de la acción que había tenido con una falange de ladrones, tan desalmados, que fue necesario todo su valor para que en el sitio de Arroyo Molinos no se desgraciaran algunos paisanos que iban en su persecución. Pero la llegada de este Teniente y la del Capitán D. Francisco de Paula Michelena, después de una reñida acción, los criminales mordieron la tierra en número de seis; cadáveres ya, el país se vio libre de unos hombres que seguramente habrían causado incalculables desgracias. En este hecho brillante se halla la apreciable coincidencia, de que lo mismo el Capitán Michelena que el Teniente Campo, buscaban y perseguían con acierto a los referidos criminales, y que no descansaron hasta exterminarlos”.

 

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones