Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Guardia Civil

Interior ya no considera merito que guardias civiles trabajen en el Pais Vasco o Navarra

  • Escrito por Redacción

25-11-eta-detenciones

  El Ministerio del Interior está adaptando los recursos humanos de la Guardia Civil al cese definitivo de la violencia decretado por ETA, a pesar de que la banda terrorista aún no ha entregado las armas ni tampoco se ha disuelto.

La Dirección General del Instituto Armado ha decidido eliminar uno de los mayores incentivos que tenían los guardias civiles para cubrir vacantes en País Vasco y Navarra, la llamada preferente del norte, una prerrogativa que concedía a los funcionarios que pasaban por esas comunidades acceso prioritario a plazas de otros puntos de España.

La modificación ha provocado un revuelo en la Guardia Civil no sólo porque altera el sistema de adjudicación de plazas que ha estado funcionando durante décadas, sino porque la orden ministerial de Interior que anunció en junio este cambio ha suprimido ese privilegio con efectos retroactivos. Hasta el momento de su publicación, la cúpula del Instituto Armado había mantenido en secreto esta alteración en el método de puntuación de los candidatos.

Incentivo para ir a País Vasco y Navarra

La orden deja casi inutilizada la preferente del norte, una prerrogativa implantada en su día para tratar de incentivar la llegada de guardias civiles a País Vasco y Navarra. El otro gran incentivo es el complemento de peligrosidad que cobran los funcionarios destacados en estos territorios, unos 600 euros más de media en sus nóminas todos los meses. Pero el elevado coste de la vida en ambas comunidades limita el efecto de esta paga extraordinaria.

La gran mayoría de los que decidían acudir a esos destinos lo hacían a cambio de conseguir un atajo en sus carreras profesionales. Hasta la derogación de la preferente del norte, los efectivos que pasaban al menos cuatro años en la comunidad navarra y en Álava, o tres en Guipúzcoa y Vizcaya, tenían luego prioridad con respecto a otros agentes para pedir una plaza en otras regiones de España, con independencia de su antigüedad en el cuerpo. “Era el único motivo por el que muchos agentes que no son de esas dos comunidades aceptaban esos destinos. Tras pasar un tiempo allí, podían solicitar una plaza para volver a su tierra, pero eso ha desaparecido y sin avisar, sólo unos días antes de las vacaciones de verano”, explica Antonio Suárez-Valdés, letrado especialista de la Guardia Civil, que representa a varios agentes perjudicados y ha impugnado la orden del Ministerio del Interior ante la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional.

Válida sólo para seguridad ciudadana y el servicio fiscal

La Dirección General de la Guardia Civil sólo mantiene la validez de la preferente del norte para los funcionarios con este derecho que pidan el traslado a las unidades de seguridad ciudadana o al servicio fiscal. Pero esos dos cuerpos son precisamente los menos demandados, sobre todo, por su baja remuneración. También son los que más vacantes generan. Premiar la estancia en el Norte con esos empleos carece de sentido. 

“La gente que se iba al País Vasco y Navarra jugándose la vida lo hacía con la esperanza de regresar a la provincia de la que son originarios con una plaza en algunas especialidad. Para acabar en un puesto rural no es necesario tirarse cuatro años lejos de casa”, añade Suárez-Valdés. “Además, este cambio se ha hecho con efectos retroactivos. Los agentes que aceptaron ir a esos destinos se han enterado por el BOE de que les han quitado un derecho que en muchos casos ya tenían completamente consolidado. Sólo estaban esperando que salieran las vacantes para volver a sus casas”, apunta el abogado. “No tenemos ninguna duda de que se ha vulnerado el principio de confianza legítimo”.

En efecto, la preferente del norte ya no podrá ser utilizada para ingresar en especialidades -Agrupación de Tráfico, el Seprona, Información, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas o el Grupo de Reserva y Seguridad, por ejemplo-, las plazas más demandadas por tratarse de empleos con mayor prestigio y desarrollo profesional y, también, por implicar un salario más elevado.

¿Un paso para el repliegue?

Fuentes de la Dirección General de la Guardia Civil matizan que la práctica eliminación de este incentivo sólo busca reducir al mínimo la selección de candidatos por el criterio de antigüedad, el tipo de concurso en el que imponían su prioridad los agentes con la preferente del norte. “La orden de junio convierte esas vacantes que antes que se cubrían por antigüedad en plazas a cubrir por un concurso de méritos, que es un método mucho más justo. No hay otros motivos”, explica un portavoz oficial del Instituto Armado.

No piensan lo mismo los perjudicados por esta medida, que sostienen que el fin de este incentivo es un paso más para la salida de la Guardia Civil del País Vasco y Navarra. Le pone voz a esa impresión el letrado Suárez-Valdés: “Sin la preferente del norte ya no hay motivos para que guardias civiles quieran ir voluntariamente a dos comunidades tan conflictivas. Lo que se va a producir es un repliegue por el fin del terrorismo, pesar de que la situación que sigue viviendo los agentes es igual de complicada. Las competencias de tráfico y seguridad ciudadana ya están transferidas a las policías autonómicas. Lo próximo será quitar el plus de peligrosidad”.

La Dirección General de la Guardia Civil rechaza esa interpretación. “Ni vamos a salir de País Vasco y Navarra ni vamos a eliminar ese complemento en los sueldos”, afirma su portavoz. La misma fuente admite que la orden ministerial reducirá el interés por cubrir vacantes en esos territorios pero creen que la demanda existente será suficiente para cubrir la plazas que salgan. También reconoce el perjuicio que ha provocado la retroactividad de esta decisión. “En la Dirección General estamos analizando y mirando los diferentes casos para buscar soluciones que puedan paliar los problemas que han surgido”, asegura. Si no hay acuerdo, será la Audiencia Nacional la que resuelva.

EL CONFIDENCIAL

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones