Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Guardia Civil

El coronel jefe de la Unidad Central Operativa (UCO), ha señalado que “La moral en la Guardia Civil es alta, porque nos asisten la razón y las leyes”

  • Escrito por La Vanguardia

img dduch 20171010 142526

El coronel de la Guardia Civil y jefe de su Unidad Central Operativa (UCO), Manuel Sánchez, ha señalado en entrevista con La Vanguardia que, pese a los sucesos del 1 de octubre, “hay muchos sitios de Catalunya donde a la Guardia Civil se la quiere”. Sánchez ha presentado este martes, junto con el escritor Lorenzo Silva, el libro Sangre, sudor y paz. La Guarda Civil contra ETA, escrito a seis manos junto con Gonzalo Araluce, periodista y nieto del presidente de la Diputación al que ETA asesinó en 1976, Juan María Araluce.

El coronel Sánchez reconoce que la situación en Catalunya es “incómoda” y lo seguirá siendo hasta que se resuelva. Pero “se resolverá”, confía. “Lo peor –precisa- es la división en la sociedad. Porque el sistema político se recompondrá, ya que el margen es limitado y cada cual terminará ocupando el lugar que le corresponde. Pero la fractura social…”.

Aunque considera que a la larga y “en el conjunto de España” las imágenes del 1 de octubre no supondrán un gran desgaste para el instituto armado, e incluso pueden saldarse con un “reforzamiento” por cuanto se acabará viendo que “no hubo excesos” –dice-, matiza que “en el escenario catalán la Guardia Civil lleva siempre las de perder en la batalla de la comunicación”. Entre otras cosas porque “sacar a alguien arrastras y darle con la porra siempre genera rechazo”. Y porque esa “fractura social” va a afectar al Cuerpo, sobre todo en las localidades pequeñas, “igual que ocurrió en la época dura en el País Vasco” aunque salvando todas las distancias y sin establecer paralelismo alguno, aclara.

Con todo, la moral en el Instituto Armado “sigue alta” con respecto a la crisis catalana, asegura el oficial; sobre todo porque sus miembros saben que tienen detrás el respaldo de “las leyes y la razón”. Y unos valores “que responden a los de la propia sociedad”.

Lorenzo Silva, convertido en especialista en esta institución a raíz de su serie de novelas con los investigadores Bevilaqua y Chamorro, y ahora con este libro de revelaciones sobre la lucha contra ETA, secunda al coronel Sánchez y asegura que a la Guardia Civil incluso “se la añora” en parte de Catalunya. Claro que, a raíz del 1 de octubre, “hay una situación de incomodidad”, reitera. Y ello porque, a su juicio, “ha habido un adoctrinamiento y una manipulación previa, eficaz e interesada de cualquier imagen o evento desagradable que pudiera enardecer y enconar a la gente contra la Guardia Civil”.

Precisa Silva que “algunos cantan victoria prematura” respecto a los efectos del 1-0 y las consecuencias de “su tratamiento mediático digital y posterior viralización con el fin de menoscabar la imagen de la institución”. Agrega que ese es “un hueso más duro de roer de lo que los enemigos de la Guarda Civil se creen”. Pues “la gente tiene memoria”. Y no en vano el instituto armado “lleva allí 173 años y nada más llegar, en 1844, estaba sacando gente de una inundación entre el Besós y el Llobregat”, en lugares donde nadie más se atrevía a entrar. “Desmontar eso” y más de un siglo de actuaciones a base de “imágenes de televisión subrayadas exageradas y manipuladas en Twitter” es, a juicio del escritor, “demasiado optimista” por parte de quienes no quieren ver un tricornio ni en pintura.

La entrevista se ve interrumpida por una llamada del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, para comunicar a Sánchez y Silva que no podrá asistir por la tarde, como tenía previsto, a la presentación del libro de ambos y de Gonzalo Araluce. “Es lógico que no pueda venir; lo extraño, con lo que tenemos, sería que viniera”, dice en evidente alusión a la posible declaración de independencia de Catalunya.

El libro Sangre, sudor y paz ofrece claves del cómo y el por qué del fin de ETA, con el foco principal sobre las indagaciones, seguimientos y operaciones de infiltración que unos agentes de la Guardia Civil cada vez más especializados protagonizaron a lo largo de decenios de combate. El texto, de más de 500 páginas, se surte de documentación inédita y testimonios directos brindados desde la propia entidad: una información que aún se amplía en los dos volúmenes complementarios elaborados por Sánchez y por la cabo Manuela Simón bajo el título Historia de un desafío, de 1.370 páginas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones