Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Guardia Civil

Un sargento de la Guardia Civil a juicio por acoso sexual a una subalterna

  • Escrito por El Confidencial

IMG 4921

Un juzgado militar lo sentará en el banquillo acusado de violar, dejar embarazada y obligar a abortar a una agente. El acusado aseguró ante la juez que las relaciones fueron «esporádicas y mutuamente consentidas»

Un sargento de la Guardia Civil de Murcia se sentará en el banquillo en los próximos meses acusado de acosar sexualmente a una subalterna, según publicó ayer el diario digital ‘El Confidencial’.

El Juzgado Militar Territorial número 14, con sede en Cartagena, ha procesado a este alto cargo, que desarrollaba su labor en Molina de Segura como jefe del área de Atención al Ciudadano, por un presunto delito de abuso de autoridad en su modalidad de trato degradante o inhumano en concurrencia con otro contra la libertad e indemnidad sexual, en concurso con lesiones psíquicas graves y maltrato. Según informó el diario, la titular del órgano dejó en libertad con cargos al sargento O.M.G., que niega los hechos y asegura que las relaciones sexuales con su subalterna fueron consentidas. Pero le ha retirado el pasaporte.

El sargento del Instituto Armado y su subordinada comenzaron una relación sentimental extramatrimonial -porque él estaba casado- a finales de 2010. Según explica el auto judicial, tras varios meses de encuentros esporádicos, el cargo decidió poner fin a la relación alegando que su mujer se había quedado embarazada y se sentía en la obligación de acabar con la infidelidad. Siete meses después, en el verano de 2011, el sargento trató, al parecer, de retomar los encuentros, pero la mujer se negó. Y ahí comenzó, según consta en el auto judicial, un «acoso» constante e «insistente» sobre la víctima.

La Comandancia pide a la dirección general que lo suspenda

La Guardia Civil de Murcia evitó ayer hacer declaraciones sobre este asunto, aunque sí avanzó que desde la Comandancia ya se ha cursado una petición ante la Dirección General de la Guardia Civil para que suspenda al sargento -hasta ayer en activo-.

El Juzgado Militar Territorial número 14 dictó un auto de procesamiento del sargento el pasado 24 de junio. Según consta en la resolución judicial, en el verano de 2011, el sargento reclamaba insistentemente a su subalterna «que mantuviera relaciones sexuales con él». La mujer recibía, al parecer, constantes proposiciones por correo electrónico que rechazaba «de manera explícita y clara». Ante esa negativa, explica la titular del juzgado, las misivas comenzaron a tornarse «insultantes, groseras y humillantes». Durante varios meses, el hoy acusado intercaló presuntamente periodos en los que realizaba propuestas sexuales a su examante con otros en los que «lanzaba insultos, groserías e improperios». Una situación que, recoge el auto, provocó en la víctima «trastornos alimentarios» por los que ingresó, incluso, en los servicios de Urgencias del hospital La Vega.

A principios de 2012, cuando el sargento regresó de su permiso de paternidad, volvió presuntamente a acosar sexualmente a la víctima, guardia de base. El auto judicial narra varios episodios concretos, como uno en el que el mando entró en el despacho, se colocó detrás de la mujer y le tocó los pechos, pidiéndole ella que no la tocara y comenzando él a besarle el cuello. La titular del juzgado recalca, en su resolución, que estas escenas «se repetían prácticamente a diario». En otra ocasión, recoge el auto, la siguió hasta su domicilio, la abordó en el portal y le exigió «en tono amenazante» que abriese la puerta, agrediéndola sexualmente en el interior del domicilio.

En julio de 2012, según explica la resolución, la víctima se enteró de que estaba embarazada, una noticia que comunicó al sargento. Este la amenazó presuntamente para que abortase, llegando incluso a golpearla en una ocasión en el vientre. «Saca eso de ahí, lo quiero fuera. Tú no me vas a joder la vida. Entérate bien» son solo algunas de las frases que, según aseguró la víctima, salieron de la boca del procesado.

Este, según explica el auto, negó que existiera acoso sexual y defendió ante la juez que las relaciones fueron «esporádicas y mutuamente consentidas». La magistrada sostiene, no obstante, que «las vivencias de terror y la reiteración de ofensas han llevado a la guardia a un trastorno psicológico complejo y grave» y procesa al sargento.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones