Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Guardia Civil

Un oficial de la Guardia Civil denuncia por acusaciones falsas a un policía local ya en prisión

  • Escrito por Redacción

ceuta-juzgados

El teniente llegó a estar imputado tras una operación de la UDYCO y ahora lucha porque se esclarezca la verdad, porque se sepan los motivos que llevaron a ensuciar su nombre. AEGC lo respalda y denuncia este tipo de perjuicios.

"No recuerdo nada porque fue todo muy rápido. Empezaron a darme nombres, mostrarme fotografías, que si los conocía, que si no... Estaba en estado de shock cuando me detuvieron...

Me dijeron cosas, pero no recuerdo nada, me pusieron una serie de nombres, me enseñaron un montón de fotografías... No recuerdo haber dado el nombre de nadie, no sé ni siquiera quién es ese señor, no le conozco, ¡no puedo dar su nombre porque no sé ni quién es! Yo no di nombre de nadie, señoría, no recuerdo haber dado nombre de nadie... Yo solo dije que el hachís no era mío".

Este es solo un extracto de la declaración ofrecida, a través de videoconferencia, por el agente de la Policía Local A.C.L., actualmente en prisión por un delito contra la salud pública y suspendido de empleo. Detenido en octubre de 2014 en un operativo de la UDYCO-Antidroga de la Policía Nacional con 50 kilos de hachís en su coche, se enfrenta a la denuncia interpuesta contra su persona por un teniente de la Compañía Fiscal de la Guardia Civil, por haber incurrido en un presunto delito de acusación y denuncia falsa. Todo ello porque el día en el que fue arrestado, y en pleno furor de los interrogatorios policiales, habría dado el nombre de este oficial intentando salpicarle en una trama de tráfico de hachís. Que por qué lo hizo, nadie es capaz de aclararlo. Que por qué varió en 18 horas su declaración respecto al oficial, vinculándole primero con unos delincuentes, luego con otros, hasta finalmente decir que no sabía si era guardia civil o policía... tampoco nadie lo aclara.

El municipal condenado dice ahora que nada recuerda, pero el hecho es que el teniente del Instituto Armado terminó injustamente imputado y ahora busca saber la verdad de todo este entuerto. La Asociación Española de la Guardia Civil, AEGC, lo respalda y advierte, además, de que este tipo de situaciones perjudica enormemente a los guardias civiles, como, de hecho, pudo haberlo hecho con este oficial.

El teniente fue víctima de acusaciones inciertas que ahora el policía local ni recuerda haberlas dicho, llegando a ser señalado policialmente en el atestado de la UDYCO-Antidroga como implicado en esta trama, lo que le llevó a estar imputado durante un tiempo hasta que se aclaró que todo era falso. Una hilera de circunstancias que le causaron perjuicios profesionales y personales ya irreparables y de las que, ahora, parece que nadie quiere hacerse responsable. Perjuicios motivados por unas manifestaciones que llegaron a ser matizadas a las pocas horas hasta el punto de que, solo un año después, el policía local, entre rejas, ya ni tan siquiera las recuerda, atrapado en una amnesia que impide aclarar todo este asunto.

"No recuerdo si dije su nombre", manifestó en sede judicial en relación al teniente. "Es que no sé ni quién es, no puedo dar su nombre porque no sé quién es. Cuando me detuvieron me dijeron cosas, ya no recuerdo nada porque sufrí un estado de shock", puntualizó ante su señoría.

El juzgado de instrucción número 4 ha acordado el sobreseimiento provisional de las actuaciones, al no aparecer debidamente justificada la perpetración del delito, al considerar que el artículo 520 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal otorga al detenido el derecho a no declarar contra sí mismo, por lo que no estaría obligado a decir la verdad. Dicho auto ha sido ya recurrido a la Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta, que será la que tendrá que posicionarse en torno a este asunto.

Los hasta más de una docena de 'no recuerdo' que llegan a 'adornar' la declaración del policía local constituyen un muro que evita dar respuestas a múltiples incógnitas que todavía nadie aclara. ¿Cómo apareció el nombre de este teniente en una investigación si el policía condenado en cuestión reitera que ni le conoce, que ni sabe su nombre? ¿En base a qué criterios se promovió una actuación policial contra este oficial de la Guardia Civil que le acarreó una imputación sin existencia de prueba alguna más allá de una manifestación que a las pocas horas de producirse ya era matizada? ¿Puede llegar a imputarse a un profesional que nunca antes ha tenido conductas anómalas por las manifestaciones de un detenido que llegó a contradecirse?

El hecho es que esta situación tan rocambolesca llegó a producirse, generándose importantes daños colaterales que tanto el afectado como la propia AEGC quieren que se esclarezcan, al objeto de aclarar algo tan importante como saber quién o quiénes movieron las fichas para mancillar la imagen de un oficial.

EL FARO DIGITAL.es

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones