Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Guardia Civil

ENTREVISTA: Manuel Navarrete, Coronel de la Guardia Civil, director del Centro Europeo contra el Terrorismo

  • Escrito por Redacción

coronel-navarrete

Este coronel de la Guardia Civil, que combatió a ETA, está ahora al mando de la flamante institución que tiene su sede en La Haya

Manuel Navarrete entiende el terrorismo como pocos. Arrancó su carrera en la Guardia Civil en 1985, en San Sebastián. Combatió a ETA durante dos décadas. Ayudó a la policía sudafricana a superar los métodos del Apartheid y acumuló experiencia en la embajada de España en EEUU. Desde 1998 colabora directa o indirectamente con Europol y desde 2014 se encargaba del área de Contraterrorismo e Inteligencia financiera de la institución con sede en La Haya. Desde ayer es el director del Centro Europeo contra el Terrorismo, lanzado ayer por la Unión Europea para mejorar la coordinación en la lucha antiterrorista.

¿Qué podemos esperar del Centro Europeo contra el Terrorismo?

Éste es un centro más visible con una red específica de intercambio de información, una red restringida, específica para terrorismo. Integra nuevas posibilidades dentro de la organización, como todo lo relacionado con crimen organizado e inteligencia financiera. Permite dar un enfoque mucho más coordinado, más coherente y más sólido para dar un producto único.

¿Por qué ahora?

Mientras desarrollábamos estas línas desde Europol, en noviembre se producen los ataques en París. Vista su dimensión decidimos establecer un equipo para ayudar en el análisis criminal. La "task force" [fuerza operativa] Fraternitè la puse yo en marcha y tenemos a 30 personas trabajando en inteligencia financiera, conexiones, uso de social media y apoyando a los franceses y belgas en este campo. Ahora hemos visto que necesitamos reforzar lo que tenemos e integrar nuevas posibilidades como el intercambio de información con EEUU, Suiza o Australia y, sobre todo, en el Mediterráneo, con Túnez, Marruecos, etc.

Los ministros de Interior europeos crearon alarma ayer con la posibilidad de nuevos ataques del IS en Europa...

Hace falta contexto. La mayoría de los ataques en Europa venían de los lobos solitarios. Personas con algún contacto con organizaciones pero no con un entrenamiento profundo en terrorismo, que conseguían los medios, sentían la inspiración y, de manera individual o reivindicándose o vinculándose principalmente a Al Qaeda, ejecutaban atentados. Ésa es una amenaza difícil de detectar, porque son personas muy aisladas que se radicalizan con internet. Pero eran relativamente poco eficaces porque lo suyo era una autogestión del terrorismo, aunque algunos tuvieran vínculos y hubieran sido entrenados en zonas de conflicto, como Mohamed Merah. Pero era un fenómeno poco conectado con letalidad. Y con una carencia estructural.

No es el caso del IS.

El Estado Islámico pretende una forma más estructurada de terrorismo. Es lo que vimos en París. Hay inspiración, impulso y dirección. Todo un grupo, una jerarquización. Una información previa, una acumulación de material y finalmenteuna acción coordinada en tres escenarios por 9-10 personas, con la idea de que parte del grupo siga haciendo acciones. Y algunos de los terroristas vienen directamente de Siria para hacer la acción. Eso indica que hay estructura de mando control, una dirección. Eso les hace más peligrosos. Podemos inferir que el IS ha reforzado su capacidad de dirección y puede ejercerla. Pero lo que es terriblemente difícil de prever es cuándo, cómo y dónde. La amenaza como se perpetró en París, al estilo de Bombay, da una dimensión diferente.

¿Cuánto miedo hay que tener al terrorismo, al IS?

No hay que tener miedo al IS, sino herramientas para defendernos de esta amenaza. Inteligencia, acción coordinada, explotar los medios que tenemos para desbaratar esas redes y que los daños sean los mínimos. El miedo no nos lleva a ninguna parte.

¿Cuáles son las fortalezas de la Unión Europea en la lucha contra el terror?

Tenemos muchas fortalezas. París fue un ejemplo de la letalidad del IS, pero durante años los servicios de inteligencia llevan haciendo prevención muy eficaz. Un ataque nos conmociona y hay que hacer todo lo posible para que no se vuelva a repetir. Pero tenemos mucha fortaleza. Unos servicios de seguridad muy bien preparados, con gran experiencia. Quizás es en la mejora de la coordinación y de la información que se intercambia donde hay que trabajar. No sólo en la cantidad, sino en la calidad de lo que se intercambia para poder actuar tempranamente. Hay suficiente fortaleza para hacerlo. Hay que usar las herramientas al máximo para minimizar las situaciones.

Los ministros hablan todo el tiempo de mejorar el intercambio de información. ¿Por qué no se hace? ¿Qué da miedo?

Yo no diría que no se produce. Hay, y bastante, intercambio de información. Colaboran sobre todo de forma bilateral de forma muy eficaz. Se ve mucho intercambio profundo de información. Pero es verdad que la dimensión global necesita un intercambio mucho más bilateral. Eso lleva tiempo y una cultura para afianzarse. La información en el terrorismo es preciada y preciosa. Cuesta mucho y hay que saber qué valor le damos a compartirla. Saber que es segura. Por eso Europol, con este nuevo centro para el intercambio de información, puede jugar ese papel.

¿Cuáles son sus prioridades como director?

Mis prioridades las marca la estrategia de Europol. Que seamos un centro para todos los Estados Miembros. Que se usen al máximo las posibilidades de intercambio de información de una manera segura. Conocer todas las autoridades que hay contra el terrorismo, chequear unas con otras y usar Europol en ese circuito. La segunda es reforzar la capacidad de análisis. Integrar todos los elementos para un análisis completo sobre terrorismo, crimen organizado, inteligencia financiera, información y todo lo que pasa 'on line'. Necesitamos tener un sistema más sólido. En tercer lugar, pretendemos ser un centro de excelencia, tener los mejores especialistas y una conexión directa y diaria con todos los estados miembros. Exportar experiencia.

¿Estamos más preparados para prevenir atentados de lo que estábamos el 13 de noviembre?

Estamos trabajando en ello. Todo lo que sea reforzar el intercambio de información y hacer un análisis más completo va en la línea de la prevención. El impulso político que se dio ayer va en ese sentido. En Ámsterdam hemos hablado de eso con los servicios de inteligencia ,en el Consejo de Ministros de Interior. Se ha mencionado claramente la necesidad de cooperar con los servicios policiales.

¿Tienen los recursos suficientes?

Lo importante son los objetivos. Ningún viento es favorable para el que no sabe dónde va. Además de recursos deben estar claros los objetivos, que no los marca Europol, sino los Estados Miembros. Nosotros trabajamos para ello. Si los marcamos bien evaluaremos después los medios suficientes. Confío en tener más medios porque lo necesitamos. Es una amenaza muy difusa y complicada de predecir. No es cuestión de tener 200 personas en Europol, sino de trabajar ensanchando la capacidad.

¿Cómo ven en Europol que hayan llegado terroristas aprovechando el flujo de refugiados y que se pueda llegar a trazar un vínculo entre ambas cosas?

El terrorismo es un parásito. Parasita todo lo posible, todo lo que encuentra, para obtener ventajas de cualquier situación de debilidad. El tráfico de personas o de armas son campos abonados para que el terrorismo pueda tener rédito. La crisis humanitaria, de refugiados, es oportunista para los terroristas. Para hacer captaciones, desgraciadamente así como para usar esas vías para infiltrar terroristas. Sería injusto vincular una cosa con la otra pero el terrorismo parasita cualquier debilidad para beneficio propio, incluso la crisis de refugiados.

EL MUNDO

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones