Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Guardia Civil

Seis meses de suspensión de empleo a un guardia civil por ausentarse del servicio y por conducta contraria a la dignidad del Cuerpo

  • Escrito por Redacción

IMG 0119

El guardia civil sancionado tenía que vigilar, como jefe de pareja de una patrulla de seguridad ciudadana, las vías de servicio Y la autovía A-4 entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana. Pero se fue a un club de alterne de Valdemoro, Madrid.

La Sala de lo Militar del Tribunal Supremo ha confirmado, por ello, dos sanciones consecutivas de tres meses de suspensión de empleo.

Fue el dueño del club “El Cruce”, de Seseña, municipio de la provincia de Toledo, limítrofe con la Comunidad de Madrid y situado a 36 kilómetros de la capital de España, el que dio la voz de alarma.

Llamó al cuartel de Valdemoro para preguntar si era normal que en su local estuvieran dos agentes uniformados de la Benemérita, consumiendo “cuba libres” (ron con Coca Cola) y conversando con las mujeres que allí trabajaban.

Entre las obligaciones que tenía durante el servicio el guardia civil sancionado, estaban las de controlar las zonas industriales y prevenir robos en locales comerciales. Al lugar se desplazaron, de inmediato, dos patrullas que no llegaron a acceder al club.

Como consecuencia, la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo ha confirmado las dos sanciones que le habían sido impuestas al guardia civil -su pareja, al parecer, no recurrió- por el director general del Instituto Armado por dos faltas graves cometidas por conducta gravemente contraria a la dignidad de la institución, y por ausentarse del servicio.

Los magistrados destacan la intencionalidad de las faltas cometidas por el agente, quien era plenamente conocedor de la irregularidad de su comportamiento.

Según la sentencia, durante el tiempo que estuvo en el club, menoscabó sus tareas de seguridad ciudadana y vial, poniendo en peligro los cometidos esenciales de la Benemérita.

EUROPA PRESS

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones