Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Guardia Civil

La frontera del Tarajal

  • Escrito por Redacción

EL-TARAJAL

Hace un par de semanas desde este medio teníamos la posibilidad de hacer público los problemas que estamos viviendo desde hace más de dos años en la frontera del Tarajal.

Exponíamos de una manera moderada la necesidad de que nuestras Autoridades y las Marroquíes se hicieran eco de la gran preocupación existente en la sociedad ceutíy por supuesto en los Agentes de la Guardia Civil, que silenciosamente sufren las consecuencias de un problema que denunciamos cuya solución no es policial sino política.

Lejos de conseguir llamar la atención de nuestros políticos, que deducimos se hayan en otros menesteres más importantes, (me imagino que estarán preparando la campaña electoral), se está agravando aún más la problemática siendo la inactividad cómplice de la situación que se manifiesta cada vez más con un peligro concreto de que pueda ocurrir alguna desgracia, y como siempre nuestros políticos echarán balones fuera mientras que algún guardia civil tendrá que dar explicaciones en un Juzgado. No hace falta que recordemos lo ocurrido el 6 de Febrero de 2014.

Pero, no deben olvidar nuestros políticos, que la Guardia Civil, gracias al esfuerzo y sacrificio de muchos compañeros, gracias a muchas pérdidas de sueño por expedientes disciplinarios injustos llevados a cabo por quienes les era más fácil esgrimir el carácter militar de la institución para que esta permaneciera callada, gracias a tantos y tantos malos ratos, desde aquí podemos seguir denunciando la falta de coherencia, de inactividad, de coraje... de quienes nos gobiernan y que tienen la responsabilidad de subsanar y minimizar los problemas que se plantean en nuestra sociedad.

Como apuntaba en líneas anteriores, el problema de la frontera del Tarajal no es cosa nueva, nuestros guardias civiles llevan sufriendo una carga de trabajo y estrés de carácter extraordinario, limitados por la falta de plantilla necesaria para acometer con garantías toda la gran problemática que plantea el problema del Tarajal. Cada vez nos encontramos con más vehículos y porteadores, una masa social que se "busca la vida", con una actividad cuasi-ilegal, ya que según la Ley de Contrabando, para exportar bienes de lícito comercio es necesario un DUA de exportación, cuestión que hace ilegal toda salida de mercancía en régimen de expedición comercial hacia Marruecos.

Dicho problema social está repercutiendo en nuestra ciudad desde que cada vez más personas españolas y marroquíes se han tirado literalmente a la frontera para intentar ganarse el sustento. En los últimos años debemos apuntar el gran incremento de pasaportes de la provincia de Tetuán, que no necesitan visado y que ha traducido en un efecto llamada para otros compatriotas venidos desde otros lugares de Marruecos.

Bien, pero recuperando el hilo que nos motiva hoy, y haciendo público el gran problema de nuestros guardias civiles que se encuentran a pie del cañón desde hace más de dos años en el Tarajal, debemos exponer la descoordinación producida en muchas ocasiones por parte del Cuerpo de Policía Nacional.

Vaya desde el principio, nuestro máximo respeto a los compañeros de dicho cuerpo que comparten las mismas penurias que nuestros guardias civiles, porque sería injusto recaer en ellos la responsabilidad que corresponde a sus mandos. En días pasados el señor comisario jefe denunciaba el incumplimiento de la Guardia Civil de apoyo a la función de Seguridad Ciudadana en la rotonda del Tarajal, expresando nuestra inactividad en las actuaciones. No podemos por menos, cuando dicha información llega al guardia que se está literalmente batiéndose el cobre día y noche en la frontera, hacer público su malestar. Lo primero que tenemos que recordar al señor comisario es que no se puede ir a las reuniones con Delegación sin haber estudiado. Pero, como nuestra bondad no tiene límites, le repasamos la lección de la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Dicha Ley 2/86 hace una distribución material y territorial de competencias. La Guardia Civil desde la distribución material se hace cargo de función de Resguardo Fiscal, actuaciones a evitar el contrabando, normativa de Tráfico y Seguridad Vial en vías interurbanas, y esas son las funciones principales que el Cuerpo de la Guardia Civil está llevando a cabo en la frontera.

Tampoco podemos olvidar que en estos dos años largos ha costado muchas reuniones y guardias heridos para que el CNP se hiciera cargo de la función de Orden Público que dicho Cuerpo sí tiene asignado en la Ciudad Autónoma de Ceuta. Pues sí, al lector de este articulo hay que informarle, desde la legitimidad que da el hablar con la verdad por delante. Nuestros guardias civiles han tenido que organizar colas de "camalas", han tenido que limpiar la rotonda, muchas veces solos, y las llamadas de sala a sala incontestadas.

Desde que empezó el problema tenemos personal las 24 horas en la salida de Ceuta, anteriormente el control era esporádico. Los compañeros de CNP cuando llegan las 22.00 horas se van esté como esté la rotonda. Nos dicen muchas veces que no tienen relevo. Eso da pie a lo ocurrido el pasado jueves, después de una tarde "Toledana" se va todo el trabajo por el retrete y tenemos una avalancha de 500 porteadores.

Como también hay que ser justo, seguramente desde el Cuerpo hermano podían decir, "vale, bueno, a lo mejor me lo merezco..." (estrofa sacada de una famosa canción), "pero y ustedes señores guardias civiles, tenéis el puente internacional y hemos tenido que requerir vuestra presencia en varias ocasiones".

Sí, es cierto, algunas veces por falta de personal, pero otras porque nos encontrábamos haciendo el trabajo de CNP, en la rotonda o en la puerta norte de acceso al polígono, sí, esa que es responsabilidad de ustedes. Pero fíjense, seguimos desde nuestro colectivo de guardias civiles, con el afán constructivo, ése que debe de movernos en aras de la mejor atención a nuestros ciudadanos, a los que nos debemos. Cuando existen reuniones para coordinación hay que ir con propuestas constructivas, no para decir que la responsabilidad de lo que está ocurriendo es de uno o de otro porque eso no arregla el problema sino que lo eterniza, pues nuestros guardias y nuestros compañeros policías al final son los que se encuentran allí con el problema y sin soluciones. Además cuentan todos los compañeros, que se ve poco a sus jefes, sólo en visitas guiadas, que no están presentes para conocer la dimensión del problema. Esto debe valer para todos, una imagen vale más que mil palabras.

Ahora, nos toca el señor delegado. Cuando recibimos la noticia de su nombramiento, algunos vimos un soplo de aire fresco, todos hemos estado expectantes e ilusionados y es más algunos hemos dado el plazo de cortesía de los 100 días. Señor delegado, nuestra paciencia como buenos guardias civiles sometidos a disciplina militar es un pilar que nos guía, pero ello no obsta a exponer públicamente los problemas que hacen la razón de ser de nuestra Asociación.

Desde AEGC, nos hemos mostrado abiertos a escuchar, a ser parte de un engranaje que dé soluciones a los conflictos, estamos en una asociación seria, pero todo ello no debe confundirse con pasividad. Estamos abiertos al diálogo y desde aquí nos ofrecemos, a prestar ayuda y colaboración, a dar asesoramiento, a participar en aquellas actividades para la mejora de las condiciones socio-laborales de los guardias civiles a los que representamos democráticamente. Pero no debe olvidar que el problema de la frontera es un tema de solución política, que debe de enmendarse desde esas instancias y que no puede usted mirar para otro lado mientras sigamos con policías y guardias civiles heridos por avalanchas, porteadores pisoteados y viendo como tenemos que encomendarnos a la divinidad para que no haya ningún acontecimiento luctuoso en esa frontera. Hemos visto a niños, mujeres embarazadas y ancianos que nada tienen que ver con el porteo de mercancías en medio del problema, ya hemos avisado, ojalá no tengamos que lamentar ningún lamentable accidente.

AEGC

EL FARO DIGITAL

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones