Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 11 ...

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Guardia Civil

«Vencí a la muerte y vosotros sois mis ángeles de la guarda»

  • Escrito por Redacción

img561eba5cd8427

Cuando Victoria del Pilar crezca sus padres le contarán una historia increíble, la de su primer viaje. De su Coruña natal a Madrid para visitar a los «ángeles de la guarda» que arrancaron a su progenitor de las garras de la muerte dieciséis meses antes de que ella naciera.

La imagen es insólita: una bebé (no ha cumplido aún cinco meses) en los despachos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y en el cuartel general de la Unidad Especial de Intervención (UEI), la élite de los hombres de verde. «Está en el mundo gracias a vosotros», les dijo el padre a los agentes con esa rotundidad de quien ha visto tan de cerca el final de la vida.

El empresario Abel Diéguez, secuestrado en una cuadra inmunda de Lalín durante seis días en enero de 2014, y su esposa quisieron que su hija conociera a los agentes que lo liberaron, héroes naturales para esa familia que intenta recomponerse. El pasado 3 de octubre la niña fue bautizada y a la ceremonia asistió, de uniforme, el capitán Álvaro Montero, jefe de la Sección de Homicidios, Secuestros y Extorsiones de la UCO, y tres miembros de la Policía Judicial de la Comandancia coruñesa. Victoria del Pilar fue el nombre elegido. El primero, por haber sobrevivido y vencido a una muerte segura que estuvo rondando a Abel esos días de terror y oscuridad; el segundo, como agradecimiento a la Guardia Civil y a su Patrona. «La Virgen del Pilar os ayudó a que me encontrarais y pudierais sacarme de ahí», les dijo el empresario a los agentes como explicación que no admite réplica. «El nacimiento de mi hija ha sido un regalo inesperado» (tienen otro niño de cuatro años).

Las imágenes de esa liberación y del cautivo por el que una banda de desalmados pedía 70.000 euros muestran la peor calaña humana; el miedo de un hombre; la calma de los libertadores; un sello y una forma de vida y trabajo. «Abel me llamó al poco de quedarse Pili embarazada para contármelo. Me dijo que habían pensado en ese nombre para la pequeña. Nada más nacer me mandó un mensaje y una foto. Nos hizo una ilusión tremenda», rememora el capitán Montero. Le preguntamos si es normal este tipo de relación tan estrecha con las víctimas. «No es habitual en absoluto. Después de un secuestro tanto el rehén como la familia se muestran muy agradecidos pero ahí suele quedar. Ellos son muy especiales, unas buenas personas. Fue tan penoso lo mal que lo pasaron y las secuelas que aún quedan».

La bebé de la fotografía con su nombre impregnado de símbolo y gratitud está rodeada de pronósticos felices, casi como una evocación de esas palabras recogidas en la cartilla del Guardia Civil del Duque de Ahumada. «Procurará ser siempre un pronóstico feliz para el afligido y que a su presentación el que se creía cercado de asesinos, se vea libre de ellos; el que tenía su casa presa de las llamas, considere el incendio apagado; el que veía a su hijo arrastrado por la corriente de las aguas, lo crea salvado (...)». La intención de sus padres era bautizarla el lunes, Día del Pilar, pero entendieron que es una jornada especial para sus invitados de honor y decidieron adelantarla unos días.

La Virgen del Pilar

La Patrona de los hombres de verde, venerada en cada cuartel, fue la otra protagonista de esa ceremonia. «Esta niña ha nacido gracias a la Virgen del Pilar», insiste la familia oriunda de Muxía. La pareja se casó en el Santuario de la Virgen de la Barca, una iglesia emblemática destruida por un incendio el día de Navidad de 2013. En marzo de este año se reabrió al culto y ahí recibió la criatura las aguas bautismales con un símbolo más añadido al Sacramento. Abel y su esposa donaron una talla del Pilar con el manto de la Guardia Civil idéntica a la que preside las dependencias del Cuerpo en toda España.

En el convite posterior los cuatro guardias civiles compartieron mesa y cariño con los más allegados. «A la madre de Abel no le salían las palabras. Intentaba hablar pero lloraba», cuenta el oficial Montero. Él y sus hombres no se separaron de la familia en esos seis días en los que el maderero oía cómo los secuestradores hablaban sobre su muerte bajo un tejado de uralitas rotas, temblando de frío (le quitaron hasta la manta), rodeado de olores nauseabundos y atado de pies y manos. Seis de los ocho detenidos están en prisión. Victoria del Pilar es el triunfo sobre el mal.

ABC

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones