Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Guardia Civil

Obsesionado por controlar todas las operaciones de narcotráfico en Granada

  • Escrito por Redacción

fgs--490x578

'Padre' era el señuelo de los narcos para nombrar a F. G. S., actual coronel apartado del servicio y excomandante de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Granada hasta 2007. El sumario judicial dispone de documentos donde aparece a la cabeza del organigrama de una organización de 'narcos' con las funciones de dar seguridad a la entrada de hachís por el litoral granadino.

Las operaciones demostradas, donde supuestamente participó y cobró por su colaboración son tres, que se suceden entre el 1 y 8 de mayo de 2006. La Guardia Civil no descarta que hubiera podido participar en otras más. Por cada una de ellas cobró 120.000 euros y además, supuestamente, según consta en el sumario, se endilgó otros 120.000 euros más procedentes de la venta de fardos de hachís incautados por la Benemérita en el litoral granadino.

Eran sus dos formas de ganar dinero: una haciendo la vista gorda de alijos que entraban por la Costa, dándole la pertinente seguridad a estos, y otra vendiendo fardos de hachís de incautaciones efectuadas en otras operaciones antidroga. Este coronel de la Guardia Civil fue el primero de su promoción, lo cual siempre ha sido una tarjeta de presentación que le ha abierto muchas puertas, quizá demasiadas, para llegar sin hacer ruido a casi ser nombrado general e incluso logró ser condecorado cuando ya se sabía que estaba imputado por esta causa.

Cuando ejerció de comandante de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Granada hace ya una década se obsesionó demasiado con el control del EDOA, la unidad destinada a combatir la lucha contra el narcotráfico. Su obstinación por el control de este servicio le llevó a transmitir a un oficial que estaba al mando que la dirección del EDOA era algo demasiado sensible y que el control lo llevaría directamente él. Prescindió de toda la cadena de mandos, según recoge el sumario, para controlar la lucha contra el narcotráfico en la demarcación de la Guardia Civil.

A los oficiales, suboficiales y propios agentes de la unidad les sorprendía bastante el interés mostrado por el coronel imputado en «conocer» y tratar directamente con los «colaboradores» ajenos a la Comandancia de la Guardia Civil en todo lo relacionado con el narcotráfico. Más aún; en cada una de las operaciones antidroga desarrolladas en su etapa de comandante en Granada siempre participaba 'in situ' «desplazándose» a la playa o al lugar donde se desarrollaba, según han confesado testigos en sus declaraciones.

Como anécdota, en una ocasión se citó con uno de los 'narcos' en una rambla de Polopos, durante la noche-madrugada de un día de finales de abril de 2006. Durante ese encuentro apareció por la zona un coche patrulla del instituto armado que procedió a dar el alto a las dos personas; pocos segundos después los agentes de esa patrulla se dieron cuenta de que uno de los dos individuos era el entonces comandante y hoy coronel F. G. S.

ACCEDER A LA FUENTE

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones