Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 05 de...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Guardia Civil

Andrés Velarde: «La media de respuesta de la Guardia Civil a las incidencias está en 12 minutos»

  • Escrito por Redacción

43219 1

El Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Soria apunta que el 70% de las infracciones que se producen en la provincia son contra el patrimonio

Pregunta.- La semana pasada se detuvo a un hombre por un presunto delito de agresión sexual y hubo tres denunciados que supuestamente cazaban de manera furtiva. No es frecuente que en una misma semana ocurran dos hechos como estos.

Respuesta.- Soria es una provincia segura. Los índices de delincuencia que tenemos, analizándolos homogéneamente, es decir, por cada 1.000 habitantes, nos sitúan en los niveles más bajos de la Comunidad Autónoma. Somos la primera o segunda provincia con niveles más bajos. En relación con España estamos prácticamente en la mitad, y España es un país seguro dentro de la UE: está entre los cuatro o cinco más seguros.

De manera genérica, podemos decir que una persona física podría sufrir una infracción penal en toda su vida o cada 50 años. Y la seguridad es esencial para que se desarrolle todo lo demás: las empresas, el ejercicio de todos los derechos que tienen los ciudadanos,... Hay que seguir trabajando, pero podemos estar satisfechos.

Puntualmente, como en todos los sitios, se producen hechos significativos. La provincia tiene una peculiaridad: es esencialmente rural y forestal, sobre en el norte, y el tema de la caza mayor es importante. Viene gente a cazar, muchos legalmente, pero otros no. Este año hemos tenido varias actuaciones significativas en la operación Bareto encaminada a evitar el furtivismo. En los últimos tres meses hemos tenido por lo menos otras dos actuaciones en las que se han recuperado piezas de animales y denunciado a los infractores.

El otro tema, la agresión sexual, no es normal en Soria. Es una cosa muy atípica. En este caso, las personas que sufrieron la agresión y la cometieron no son habituales en la provincia.

P.- ¿El menor número de delitos y faltas se debe a que también hay menor población?

R.- Soria es una provincia como cualquier otra, pequeñita, donde pasan pocas cosas, pero pasa de todo. Donde hay poca población los ratios son menores porque también posiblemente hay un índice de delincuencia menor en cuanto a que los propios pobladores son menos delincuentes.

Aquí la mayor cantidad de hechos o infracciones son contra el patrimonio. Esencialmente son robos, estafas,... Las infracciones contra el patrimonio suponen un 65 o 70% [del total]. Depende por meses. Y la inmensa mayoría están cometidos por gente que viene de fuera. Eso es significativo: si vienen de fuera no están donde estamos nosotros y por tanto tienen que desplazarse, lo que implica que haya estacionalidad. En época invernal normalmente hay menos. Y en verano, que hay más desplazamientos, hay un incremento.

P.- La despoblación provoca mayor inseguridad ciudadana y esto empieza a ser handicap para los pueblos y para poder vivir en ellos.

R.- Hay gente que quiere vivir en pueblos grandes, otros en pequeños... Es una actitud personal. La provincia es muy grande –tiene más de 10.000 metros cuadrados–, con pueblos poco poblados y una población mayor. Eso implica que tengamos que tener desplazamientos significativos para atender las incidencias que se producen.

La media de respuesta que tenemos a las incidencias que se producen está en 12 minutos. Si alguien nos llama, hay ocasiones que tardaremos más o menos, pero la media de actuación es ésa.

Depende de cada caso y de la gravedad. Si el hecho es grave no sólo se intenta acelerar los tiempos de respuesta, sino que se lleva mayor número de miembros para poder actuar lo más rápido. Pero para el 99% de los casos el tiempo de respuesta es más que suficiente.

El conocimiento que tenemos de las incidencias que se producen se debe a que los ciudadanos nos lo dicen. Las formas de comunicarse con la Guardia Civil son muchas. Ahora estamos intentando que haya más integración de la sociedad en la seguridad. La seguridad pública es cosa de la Guardia Civil y la Policía Nacional –cada uno en su demarcación–, pero a todos los ciudadanos nos gusta tener cierta seguridad. Parte la garantizamos nosotros y los ciudadanos tienen que facilitarla también.

Hacemos esa integración de dos maneras. Una es sensibilizándoles sobre la necesidad de cumplir las normas básicas de convivencia. Tenemos el Plan Director, que se dan charlas en los centros escolares, y el Plan Mayor, donde explicamos a los mayores qué hacer en determinados casos como si alguien les va a dar un abrazo y les acaba arrancando la cadena que tiene en el cuello. También hacemos sensibilización con asociaciones para ver qué necesidades tienen. Y por otro lado está la activación-reacción ante las incidencias. Es lo que decíamos antes: nos tienen que llamar. Lo normal es que llamen a través del 062, que está 24 horas de servicio. Pero hay otras opciones, como la aplicación móvil ‘AlertCops’, que ha puesto en marcha Interior.

P.- La cifra de delitos y faltas ha bajado durante el primer semestre, pero han crecido los robos con violencia e intimidación y los robos con fuerza en domicilio. ¿Es la crisis o hay otro motivo?

R.- En Soria los datos son prácticamente los mismos que el año pasado. Sí que es cierto que se producen ocasionalmente hechos puntuales que incrementan la inseguridad o la falta de seguridad subjetiva en ciertas poblaciones. Si en un pueblo pequeño donde hay 20 habitantes se cometen en un día tres o cuarto entradas en domicilios se genera cierta inseguridad en esa zona, porque se tiene constancia directa de que ha pasado algo.

Estar a una hora y media o dos horas de Madrid –algunos puntos deSoria están a menos– hace que la delincuencia organizada próxima a Madrid se desplace, no solamente por Soria, también a Palencia, Burgos, Valladolid,... Cometen hechos delictivos y se vuelven a marchar. Eso en ocasiones sí puede suponer un pequeño repunte sobre la actividad habitual. Nuestra labor es evitarlo. Entre el año pasado y éste se han abierto unas 20 operaciones sobre grupos criminales y se han intervenido 11.

P.- ¿Los efectivos con los que cuenta la Comandancia de la provincia son suficientes?

R.- Estamos por encima de los 400 efectivos en plantilla. Lo he dicho siempre que me lo preguntan, y las estadísticas lo dicen: es un privilegio los datos de seguridad que tenemos. Con esos datos, podemos decir que la unidad está bien dimensionada en el sentido de que está preparada para lo que tiene que hacer.

P.- ¿La organización que hay en la provincia con cuarteles es la idónea o hay que reestructurarla?

R.- La Guardia Civil, que tiene 171 años de historia, llegó a tener hasta 80 cuarteles en la provincia. En la actualidad tenemos 19. A día de hoy el número cubre las necesidades porque cubre toda la provincia: por un lado las zonas más alejadas, que necesitan también un tipo de atención específica por el problema de la dispersión, y por otro lado las poblaciones más habitadas. Está dimensionada a las necesidades de la provincia. Por otro lado, es la que es: nosotros tampoco tenemos mucho que decir.

P.- ¿En qué estado están las instalaciones que tienen?

R.- Algunas son modernas –en Ólvega o El Burgo de Osma los cuarteles son prácticamente nuevos y son una maravilla–, y otras tienen una cierta antigüedad: parte de esta comandancia [Soria capital] es de 1964 o 1965. Los antiguos adolecen de necesidades de reforma y mejora.

A día de hoy, salvo dos o tres cuarteles, la mayoría reúne unas condiciones muy buenas para su ocupación. Bien es cierto que estamos intentando mejorarlos, pero tenemos el presupuesto que tenemos: por un lado el de la Guardia Civil y por otro intentamos alcanzar acuerdos con las instituciones, como el que hicimos con la Diputación para arreglar dos acuartelamientos: Vinuesa y San Pedro Manrique. Cuando los cuarteles están bien, los guardias y sus familias se quedan. Eso fija población. En una población pequeña puedes llegar a tener hasta 40 habitantes más.Para un pueblo pequeño es importante.

DIARIO DE SORIA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones