Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

hospimedicalpatrocinador

Noticias Guardia Civil

Un guardia civil que siempre hizo lo correcto

  • Escrito por Redacción

guardia-civil-correcto

Con una trayectoria intachable, llena de condecoraciones y reconocimientos, se enorgullece de haber ayudado a mucha gente en su carrera - Le marcó especialmente el secuestro de Melodi Nackachian cuando era comandante del puesto de Benahavís y ha salvado varias vidas

­Benemérita al Día (13/04/2015)

El cabo de la Guardia Civil Vicente José Vera Guerrero tiene 58 años y, tras más de cuatro décadas de servicio, pasa a la reserva después de dedicar su vida y energías a ayudar a los demás, a sostener a los más débiles y perseguir el delito. Ahora, se dedicará a la vida familiar junto a su mujer, sus dos hijos y su nieta de tres años, con la que desfiló el pasado Miércoles Santo junto al Cristo de la Expiración y a la que pretende transmitirle todos los valores del Instituto Armado. Siempre hizo lo correcto.

Sus amigos y la gente que lo quiere le dio un cálido homenaje el pasado viernes en una comida, pero los reconocimientos y distinciones han sido continuos durante su carrera: posee dos medallas al Mérito Militar, una al Mérito de la Guardia Civil, otra de Donante de Sangre del Ejército de Tierra, tres Cruces de la Constancia y, en cuanto a los distintivos, disfruta de los de Seguridad y Protección, Rural o del de Estadística e Informática. La lista es interminable.

Ingresó con 16 años en el Ejército, como su padre y sus tres hermanos varones, y en septiembre del 76 entró en la Guardia Civil. Ha pasado por Úbeda, Madrid, Barcelona, Santander y Málaga en el 82. En Benahavís llegó a ser comandante del puesto y, en el 87, llegó a la Comandancia de Málaga, siendo cabo primero y cabo mayor.

De Benahavís recuerda sobre todo el rapto de Melodi Nakachian, aunque en Málaga mandó la actuación de la Guardia Civil durante el famoso bloqueo del Puerto por 20 pesqueros en marzo del 90. Ha salvado varias vidas, entre ellas la de un compañero o la de su padre gracias a los conocimientos de las técnicas de primeros auxilios. «De lo que más orgulloso me siento es de cuando he ayudado a los demás a cambio de nada».

LA OPINON DE MALAGA

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones