Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Guardia Civil

El trabajo clandestino de la Guardia Civil en Mauritania

  • Escrito por Redacción

sacerdote-oficiando-misa-en-mauritania-12-oct

Bajo la cobertura financiera de programas de la UE de control de la inmigración irregular, un centenar de agentes de la Guardia Civil patrullan Mauritania en un despliegue permanente del que nadie habla. Comenzaron en sus costas en 2006, este 2014 han dado el salto a tierra con patrullas incluso en solitario. Aviones C-235 vigilan desde el aire. La coordinación con Defensa, desconocida

La Guardia Civil patrulla en estos momentos por tierra, mar y aire, incluso a pie y hasta en solitario, las fronteras de Mauritania. Su labor es continuada desde hace ocho años, creciente, discreta y habitual, como lo muestra las imágenes que ilustran este artículo: el sacerdote local que ofició una misa el pasado 12 de octubre, día de la Patrona, en Nuadibú se puso el tricornio como homenaje a los asistentes a la ceremonia, en su mayoría agentes de la Benemérita, también del CNI y del Cuerpo Nacional de Policía.

Más allá de la anécdota, los despliegues permanentes de tropas españolas en operaciones internacionales se conocen porque la Ley de Defensa de 2005 obliga al Gobierno a informar al Parlamento. Del trabajo permanente de la Guardia Civil en Mauritania (también en Senegal), con medios marítimos, aéreos y terrestres, poco se conoce. Su actividad es seguida en tiempo real desde el centro subterráneo de mando que la Guardia Civil ha construido en su sede madrileña de Guzmán el Bueno, una inversión de 20 millones de euros financiados en su mayor parte por Frontex, la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores.

A la sala de operaciones llega la señal del SIVE -Sistema Integrado de Vigilancia Exterior-, nacido en 2002 para el Estrecho y que hoy cubre con 74 estaciones toda la costa desde Cataluña hasta Galicia, más las islas; información también de agencias europeas, de otros servicios nacionales y de Eurosur, Sistema Europeo de Vigilancia de Fronteras; imágenes e información directa de todos los destinos donde opera el Cuerpo.

En los últimos años la Guardia Civil ha ido completando capacidades navales y aéreas desconocidas en su historia, actuando incluso a miles de kilómetros de territorio nacional en escenarios habitualmente competencia del Ejército del Aire o la Armada.

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, trasladaba este 5 de diciembre en Bruselas a otros socios comunitarios y a la UE el interés de España en el reforzamiento de las capacidades de control de fronteras y de gestión migratoria en los países de origen y tránsito.

Los programas y financiación comunitaria amparan la actividad de la Guardia Civil en África occidental con iniciativas como las siguientes:

West Sahel II, el proyecto más reciente, con un coronel de la Guardia Civil al frente, contempla el desarrollo en los próximos años de actividades de formación con la Gendarmería mauritana, cesión de material y medios para el control de sus fronteras terrestres. Prevé la creación de un Centro de Cooperación Policial Internacional con sede en este país, un destacamento fluvial en el río Senegal y tiene un coste de 620.000 euros, 500.000 a cargo de la UE y 120.000 por España a través de la Guardia Civil. Contempla patrullas conjuntas con las gendarmerías de Mauritania, también Senegal y Malí. Este proyecto es la continuación del West Sahel desarrollado en años anteriores.

Red Seahorse, que ha establecido a partir de 2006 la conexión de centros de coordinación con Mauritania, Senegal, Malí, Guinea Bissau, Gambia, Níger, Cabo Verde, Portugal y Marruecos para el intercambio permanente de información. Una iniciativa similar a ésta se ha implantado en 2013 en el Mediterráneo.

La llegada de inmigrantes a las costas españolas es hoy la décima parte que en 2006

La evolución de la llegada de inmigrantes a las costas españolas avalan el trabajo. Según datos del Ministerio del Interior, 39.180 inmigrantes alcanzaron las costas españolas en 2006 (31.678 a Canarias), frente a 3.237 en 2013 (196 a Canarias).

En los últimos años, los flujos se han trasladado por vías terrestres hasta Marruecos y las vallas de Ceuta y Melilla, en cualquier caso con cifras muy inferiores a otros lugares. Naciones Unidas (ACNUR) informaba este miércoles que más de 200.000 personas han intentado cruzar el Mediterráneo este 2014, en su mayor parte con Libia como origen e Italia como destino; 3.500, al menos, han fallecido en el intento.

Por tierra, mar y aire

Medios marítimos: dos patrulleras de altura de la Guardia Civil -30 metros de eslora-, más un buque oceánico incorporado este 2014, están destacadas de forma permanente en Mauritania desde 2006, con tripulaciones mixtas con la Gendarmería local, para patrullar sus aguas y controlar la salida de cayucos que ese año disparó su número hacia Canarias. En origen, con un coste de 180.000 euros, este despliegue fue financiado al 60% por la Comisión Europea en el marco del programa Atlantis.

Medios terrestres: el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, firmó el pasado mes de marzo un acuerdo con las autoridades mauritanas  sobre cooperación en el control de la inmigración irregular y "actividades ilícitas" que ha permitido la creación de patrullas conjuntas terrestres, y también en solitario.

Medios aéreos: el Servicio Aéreo de la Guardia Civil -SAER- se ha dotado recientemente de dos aviones de patrulla marítima C-235, estacionados habitualmente en Canarias aunque este noviembre uno de los aparatos se ha trasladado a Mauritania, donde opera en los aeropuertos de Nuakchot y Nuadibú. En esta última ciudad, en el límite norte del país, tiene como base un helicóptero Bo-105 de la Guardia Civil desde 2006.

Programas y medios persiguen un objetivo complicado. Mauritania, con menos de cuatro millones de habitantes y una superficie que duplica la española, tiene más de 750 kilómetros de fachada atlántica, y comparte fronteras terrestres con los vecinos Senegal (800 kilómetros), Malí (2.200), Argelia (460) y el antiguo Sáhara Occidental (1.500 kilómetros). El país se sitúa en el puesto 161 del índice de desarrollo humano de Naciones Unidas.

La labor de la Guardia Civil en Mauritania va más allá del control de la inmigración

El trabajo conjunto de España y Mauritania va más allá del control de la inmigración y de la cooperación policial. Por una parte, las redes de flujo de inmigrantes o la porosidad de las fronteras se utilizan al tiempo para el tráfico de drogas, armas y la delincuencia más o menos organizada presente en el Sáhara y en el Sahel suelen tocar todos los palos.

Las relaciones en materia de Defensa son cada vez más estrechas. El ministro Pedro Morenés viajó este mes de noviembre a Mauritania, visita de la que el Ministerio informó sobre la puesta en marcha de programas de enseñanza del español a las Fuerzas Armadas mauritanas, alguna alusión al trabajo conjunto en la lucha contra el terrorismo yihadista -sin concretar- y ni una palabra sobre el despliegue permanente de la Guardia Civil en el país.

Como ejemplo de los avances en Defensa, el Servicio de Búsqueda y Salvamento del Ejército del Aire ha impartido este octubre formación a su contraparte mauritana; militares de ese país han hecho maniobras en Fuerteventura y españoles en su país en 2013 y 2014; o Africom, el mando militar norteamericano para el continente, que tiene en Rota y Morón su base de proyección, no oculta su interés por el territorio mauritano.

Misiones militares de la Guardia Civil

La Ley Orgánica de la Defensa Nacional de 2005 establece en su articulado la necesidad de definir las misiones militares de la Guardia Civil, que las sitúa bajo la autoridad del ministro de Defensa. En concreto, el artículo 23 de la Ley Orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional, establece que la Guardia Civil es un Instituto armado de naturaleza militar, dependiente del ministro del Interior en el desempeño de las funciones que se le atribuyen por la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y del ministro de Defensa en el cumplimiento de las misiones de carácter militar que se le encomienden.

Defensa e Interior estrechan relaciones con Mauritania sin coordinación aparente

La determinación de las misiones de carácter militar y la consecuente dependencia del ministro de Defensa de los miembros de la Guardia Civil que las desarrollen están regulada en un Real Decreto de noviembre de 2010, que no aclara gran cosa en el apartado internacional.

Integrado con las Fuerzas Armadas se sitúa el destacamento de 25 guardias civiles hoy desplegados en la República Centroafricana, del que sí informa el ministro de Defensa cuando acude al Congreso.

En el campo de la seguridad cada vez es más complicado delimitar las amenazas y respuesta en el apartado de seguridad interior o exterior. Sobre el terreno, los contingentes militares de las Fuerzas Armadas muchas veces desarrollan tareas policiales en un escenario conflictivo, mientras que cuerpos policiales como la Guardia Civil van tomando competencias en seguridad dura.

La Guardia Civil, creada en 1844, actuó tres años más tarde en el norte de Portugal invitada por el país vecino. A lo largo de su historia ha estado presente en Cuba, tuvo un tercio africano en el Protectorado español en Marruecos, inspiró directamente la formación de cuerpos similares en muchos países latinoamericanos, agentes del Cuerpo participaron con la División Azul en Rusia.

En mayor o menor medida, agentes de la Guardia Civil están destinados en este momento en escenarios como Líbano, Afganistán, Timor Leste, Guatemala, Haití, Níger, Israel, Kosovo, Gambia, Senegal, Mauritania, Cabo Verde o Guinea Bissau.

El buen trabajo de Comunicación que se percibe en los informativos de televisión de fin de semana se podría trasladar también a difundir la labor que realizan en medio mundo. Y, sobre todo, fijar por Ley la comparecencia obligatoria del ministro del Interior en el Parlamento para informar de forma regular sobre la actividad de la Guardia Civil fuera de nuestras fronteras.

ESTRELLA DIGITAL

Imagenes de Religion en Libertad

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones