Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
GILA CALATA AGITA EL MISTI POR CULPA DEL ALCALDE

GILA CALATA AGITA EL MISTI POR CUL…

Anécdota policial ...

EXCLUSIVA: ENTREVISTA AL GENERAL FÉLIX SANZ ROLDÁN, DIRECTOR DEL CNI

EXCLUSIVA: ENTREVISTA AL GENERAL F…

El General de Ejér...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 18 de...

De velos, libertades y complejos

De velos, libertades y complejos

Un juzgado de Palm...

CUMPLIMOS CINCO AÑOS

CUMPLIMOS CINCO AÑOS

Cumplimos cinco añ...

LA HIPOCRESIA DEL POLITICO FRENTE A LA DIGNIDAD DEL GUARDIA CIVIL

LA HIPOCRESIA DEL POLITICO FRENTE …

Hipocresía es el d...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 12 ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Salud

Mezclar alcohol con bebidas energéticas tiene efectos similares a los de la cocaína

  • Escrito por ABC

alcohol-energeticas-cocaina-k0AI--620x349abc

Es una práctica habitual entre muchos jóvenes y no tan jóvenes. Combinar licores con bebidas energéticas forma parte del paisaje discotequero de cualquier fin de semana, pero no es nada recomendable. Según el profesor Richard Van Rijn, de la Universidad de Purdue (Indiana), mezclar estas dos bebidas sería tan perjudicial como consumir cocaína.

El profesor puso a prueba su teoría con ratones adolescentes y, tras analizar su actividad celebral tras el consumo de alcohol y bebidas energéticas, observó una similitud preocupante: su cerebro se comportaba como el de alguien que ha consumido estupefacientes de tipo A, entre los que se incluyen la cocaína.

«Parece que estas dos sustancias los empujan sobre un límite que provoca cambios en su comportamiento y modifica la neuroquímica de su cerebro», explicó van Rijn, añadiendo que las bebidas son mucho menos perjudiciales si se consumen por separado. «Estos efectos solo se observan cuando las bebidas se combinan, no cuando se ingieren alternativamente».
«Borrachos de ojos abiertos»

Otra de las conclusiones de la investigación es que la personas que mezclan alcohol y bebidas energéticas (o con mucha cafeína) tienen más posibilidades de consumir cocaína en el futuro. Esta conclusión, polémica, se extrae también de la reacción observada en los ratones: «Los que fueron expuestos al alcohol y la cafeína se mostraron algo insensibles a los efectos gratificantes de la cocaína. Estas es la razón por la que un consumidor habitual tiene tantas dificultades para dejarlo: porque se han producido cambios duraderos en su cerebro».

El riesgo de mezclar alcohol y bebidas estimulantes ha sido un debate recurrente. En los últimos meses, se ha puesto como ejemplo el caso de Pete Nicholson, un británico de 29 años que falleció en Tailandia tras una noche de excesos. Al parecer, según el informe toxicológico, el joven mezcló varios litros de cerveza con cuatro copas de vodka y Red Bull. También es verdad que Tailandia tiene una legislación más laxa con respecto a estas bebidas. El Red Bull tailandés, por así decirlo, es más «potente» que el que podemos encontrar en España.

En aquellos días, el toxicólogo Julie Evans lanzó una severa advertencia: «Al incluir estas bebidas energéticas, las personas consumen más alcohol sin darse cuenta. Se les llama "borrachos de ojos abiertos", y existe existe el riesgo de enmascarar el efecto del alcohol en el cuerpo».

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones