Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Salud

Consejos para protegerse de los rayos que están cayendo estos días por toda la Península

  • Escrito por Redacción

RAYOS

Solo este pasado miércoles cayeron más de 6.000. Si notas cosquilleo en el cuerpo, se te eriza el cabello y los objetos metálicos cercanos brillan o echan chispas, la descarga es inminente

Ayer miércoles cayeron sobre la Península y Baleares un total de 6.649 rayos, según los datos recogidos por la Agencia Estatal de Meteorología. Y hoy también estamos viviendo una jornada con significativa presencia de tormentas con aparato eléctrico.

La situación de fuerte inestabilidad que estamos viviendo estos días se debe a las bajas temperaturas en los niveles altos de la atmósfera (12 grados bajo cero a 5.000 m), en contraste con los altos valores en superficie que se registran en la superficie (rondando los 40 grados). Este acusado contraste de temperaturas provoca unas fuertes corrientes ascendentes. El aire cálido y húmedo se enfría al ascender y el vapor de agua condensa, dando lugar a nubes y a precipitaciones. Estas corrientes de aire caliente ascendente y frío descendente (convección) son también el origen de los rayos. Las corrientes acumulan cargas negativas en la base de la nube que son atraídas por las cargas positivas de la superficie terrestre. Esto origina una corriente eléctrica muy poderosa (un enorme arco voltaico) a la que llamamos rayo. Y pueden ser muy peligrosos.

Échale un vistazo a estos consejos de Aemet, de Protección Civil y de la Asociación Profesional de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid para saber cómo actuar en caso de verte sorprendido por una tormenta eléctrica.

En casa

Lo primero, cierra las ventanas, puertos y aberturas de ventilación. Evita las corrientes de aire ya que pueden atraer un rayo globular. Después, aléjate de las ventanas y de los electrodomésticos, no toques objetos mojados, de hierro o dispositivos eléctricos ya que atraen a los rayos. Desconecta antenas exteriores y desenchufa radios, ordenadores y televisores.

Si estás en la ducha o en la bañera, sal de ellas. Incluso si tienes puesto el lavavajillas o la lavadora, páralos.

Si tienes chimenea y por algún motivo la tienes encendido (no será el caso este sofocante verano), apaga el fuego porque por el tiro asciende aire caliente cargado de iones, lo que aumenta la conductividad del aire abriendo un camino para las descargas eléctricas.

Siéntate en una silla (que no sea de metal) apoyando los pies en la mesa u otra silla. Lo mejor es tumbarse en una cama, especialmente sies de madera.

En el coche, bici o moto

El mejor sitio para refugiarse a la intemperie durante una tormenta es un vehículo cerrado. Apaga el motor (atento a no detenerte en zonas que puedan inundarse), baja la antena de la radio (si es posible), desconecta la radio y cierra las ventanillas y las entradas de aire. En caso de caída de un rayo sobre tu coche la electricidad quedará en el exterior de la carrocería y no afectará al interior, es lo que se conoce como «Jaula de Faraday». Eso sí, cuidado al salir porque en la parte exterior habrá carga eléctrica. Evita tocar las partes metálicas.

Si te ha pillado la tormenta en bici o moto, bájate inmediatamente y apártate unos 30 metros. Espera a que finalice la tormenta

En la ciudad

Evita espacios abiertos y ten en cuenta que los rayos suelen impactar en los lugares más altos de la zona. Busca refugio en una tienda o en un portal. Evita el agua; la electricidad de un rayo puede propagarse en un radio de hasta 100 m alrededor de una masa de agua.

Si estás en una piscina sal inmediatamente.

En el campo

Retírate de todo lugar alto: cumbre, cima, loma..., y refugiáte en zonas bajas no propensas a inundarse o recibir avenidas de agua. Bajo ningún concepto eches a correr durante una tormenta y menos con la ropa mojada. Se crea una turbulencia en el aire y una zona de convección que puede atraer el rayo.

Deshazte de todo material metálico (piolets, bastones, mochilas con armazón, palas, azadones, rastrillos, palos de golf, paraguas, herramientas...) y deposítalo todo a más de 30 metros de distancia. Los rayos aprovechan su buena conducción. Apaga walkie-talkies y teléfonos móviles, sus radiaciones electromagnéticas pueden atraer los rayos.

Nunca te refugies debajo de un árbol o una roca o cualquier otro elemento prominente aislado. Por su humedad y verticalidad aumentan la intensidad del campo eléctrico. En cambio un bosque puede ser un buen refugio, si eliges los árboles de menor altura.

Aléjate en general de cualquier masa de agua que pueda conducir la electricidad, de alambradas, verjas, vías del tren y otros objetos metálicos, al igual que de zonas ricas en mineral de hierro.

No te refugies en la boca de una cueva ni al abrigo de un saliente rocoso, el rayo puede echar chispas a través de estas aberturas, algunas son incluso canales naturales de drenaje para sus descargas. Solo ofrecen seguridad las cuevas profundas y anchas, mínimo un metro a cada lado.

El rayo avisa

Si notas cosquilleo en el cuerpo, se te eriza el cabello y los objetos metálicos cercanos brillan o echan chispas, adopta inmediatamente la posición de seguridad porque la descarga de un rayo es inminente. Colócate de cuclillas, lo mas agachado posible, con las manos en las rodillas, tocando el suelo sólo con el calzado. Esta posición nos aislará en buena medida al no sobresalir sobre el terreno. No te tumbes sobre el suelo. Si vas en grupo, lo mejor es dispersarse unos metros sin perder el contacto visual, sobre todo si hay niños.

Atender a un herido

La descarga eléctrica no permanece en la persona afectada por lo que puede atenderse con toda seguridad y debe hacerse inmediatamente. Si la persona está inconsciente, comprueba si hay pulso y respiración. Si tiene pulso pero no respiración, inicia la respiración boca a boca. Si no tiene pulso, comienza las maniobras de resucitación cardiopulmonar cuanto antes; las personas que sufren parada cardiorrespiratoria por un rayo tienen mayor probabilidad de salir de la misma que la que se debe a otras causas.

Las quemaduras deben buscarse especialmente en dedos de manos y pies y en zonas próximas a hebillas, joyas, medallas, etc. Lo habitual es que haya dos áreas que presenten quemadura, correspondientes a las de entrada y salida de la corriente eléctrica.

Mantén caliente a la víctima hasta la llegada de los equipos de urgencia.

Si una persona alcanzada por un rayo se muestra tan solo aturdida y no parece presentar heridas de importancia, aun así debe recibir asistencia médica para valorar el impacto real del rayo sobre su organismo.

Características de un rayo

Longitud media 2,5 km.  Algunos rayos alcanzan una longitud de 20 kilómetros

Intensidad 2.000 - 300.000 A. Una toma de corriente doméstica tiene entre 10 y 16 amperios

Voltaje 2.000 - 2.000.000.000 V. El voltaje en el sistema contactor de un tren de cercanías es de 3.000 V

Temperatura 300.000 °C. La temperatura de la corona solar oscila entre los 600.000 y los 3.000.000 de grados

Velocidad 100.000 km/s. La velocidad de la luz es de 300.000 km/s

Duración 0,001 s.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones