Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Salud

Cómo adelgazar para siempre acelerando tu metabolismo

  • Escrito por Redacción

peso--620x349

Con la llegada de la primavera y los primeros rayos de sol, un alto porcentaje de la población se plantea perder peso de cara al verano. Desde luego, «conviene hacerlo con tiempo porque no es bueno para nuestra salud perder mucho peso en un corto periodo de tiempo», advierte la doctora María Amaro, especialista en adelgazamiento mediante aceleración de metabolismo basal.

Para esta médico, al comenzar una dieta es imprescindible conocer el metabolismo basal del que se parte. «Aumentarlo debe ser uno de los objetivos de todo régimen y solo se consigue a través de una dieta personalizada y ejercicio».

Pero, ¿a qué se refiere cuando habla del metabolismo basal? «Esto es el gasto energético que el cuerpo hace para sobrevivir. Es diferente en cada persona y varía según la edad, el sexo y hábitos de vida. A partir de los treinta años, este metabolismo se estabiliza y comienza a disminuir progresivamente. Este es uno de los factores principales a influir cuando estamos a dieta y no adelgazamos, y el que hace que unas personas engorden con mayor facilidad que otras o que, por poco que se coma, no se logre adelgazar», explica Amaro.

¿Dónde cometemos el error? Tal y como corrobora el doctor Miguel Ángel Peraita, especialista en Medicina Biológica y Envejecimiento, «la mayor parte de la gente que hace dietas se somete a bajas calorías y el organismo se adapta a vivir en ese rango de bajo consumo, bajando su nivel de metabolismo, haciéndose más ahorrador. Generaciones de dietas nos han demostrado que no funciona». «Es más —prosigue Peraita— ahora lo hacemos peor aún, porque creemos que estando a dieta y entrenando los resultados serán más rápidos y, al contrario, a lo que conduce es a paralizar aún más nuestro gasto haciéndonos sumamente ahorradores».

Recomendación: saltarse la dieta

Todo esto hace, prosiguen, que el 95% de tratamientos de peso no funcionen. De ahí que ambos expertos aboguen por aprender a comer bien, saltarse de vez en cuando la dieta y hacer ejercicio físico, en aras de conseguir la aceleración de ese metabolismo dormido. Además, prosigue Amaro: «es imposible estar a dieta de por vida sin probrar la bollería, un chocolate con churros o unos pasteles. Mis pacientes pueden comer de todo y así se lo muestro, lo que ocurre es que tras ese pastel o exceso tendremos que hacer más ejercicio o limitar la ingesta de calorías en el resto de las comidas. Nunca no comer o ayunar, porque el resultado será peor. Siempre deben hacerse cinco comidas al día», advierte.

Romper, como dice la doctora, «ayuda a combatir la ansiedad y permite a los pacientes continuar con su vida social». Porque prohibiendo determinados alimentos, concluye, «lo único que conseguimos es que cuando el paciente tenga oportunidad de ingerirlos sienta la necesidad de darse un atracón. No se trata de prohibir, sino de educar. O lo ponemos fácil, o es un fracaso seguro».

Metabolismo y deporte

El truco para acelerar el metabolismo está, explica este doctor, en hacer ejercicio «comiendo». Es decir, limitando los hidratos a las cuatro horas posteriores al ejercicio. «El ejercicio intenso, con intervalos de alta intensidad, como recomendamos a nuestros pacientes, genera mucho cortisol, la hormona del estrés. Si no consumo carbohidratos después de entrenar el músculo no se recupera, y el cortisol no permite que se active el metabolismo, inhibiendo la generación de la hormona tiroidea T3, que es la responsable del consumo de grasa».

En esta línea el doctor Peraita propone entrenar con cambios de ritmo y consumo de hidratos en las siguientes 4 horas (arroz blanco, tortas de arroz, patata, batata, ..) junto con proteinas (pollo, pescado, huevo, ternera, jamón, pavo, queso fresco...). Antes de entrenar, añade, también se pueden añadir hidratos en las tres horas previas, pero solo si nos encontramos con baja energía: «así un helado, por ejemplo, me ayuda a entrenar más fuerte y quemar más calorías, adelgazándome en vez de engordándome, pues de otro modo es preferible tirar de nuestras reservas para hacer más eficaces las enzimas para utilizar los combustibles».

Este médico considera que la grasa es un tejido «prácticamente muerto energéticamente, de almacén», por lo que, a su juicio, «si quieres que tu grasa esté viva, tienes que poner algo en tu vida de forma habitual que haga necesario utilizar la grasa para defenderte de ello. Y esa cosa "mala" es el ejercicio, la forma más eficaz de hacer que tu organismo se haga eficaz usando la grasa como combustible». Es verdad, concluye, que para eso no vale cualquier tipo de ejercicio, sino que «hay que realizar actividades con cambios de ritmo intensos y apenas quince minutos de ejecución».

ABC

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones